Pepe Mel: «De peores hemos salido los béticos, pero no ganar el jueves sería un pequeño drama»

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , ,

IMG_3061.JPG.464x270_q85_crop-center

Pepe Mel ha querido dar la cara después de la mala imagen dada por el equipo ante el Atlético de Madrid y mandar así un mensaje de calma.

La pésima imagen dada ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón merecía una explicación a un beticismo muy molesto por lo vivido en el estadio madrileño. El mal arranque liguero ha dejado al Betis en puestos de descenso, lo que ocurre por primera vez desde que Mel se hiciera cargo del equipo verdiblanco.

Pese a que se trata de una situación nueva para el técnico bético, el mismo deja claro que «de peores ha salido el Betis. No estoy aquí por una pose, lo hago porque creo que lo tengo que hacer, porque no ganar el jueves sería un pequeño drama». Y así lo confirmó en la improvisada rueda de prensa que el entrenador decidió dar.

Ha sido un regreso a casa muy duro. «La noche de este domingo, el viaje de vuelta, fue bastante dura para mí, no por el resultado, sino por el encadenamiento de causas, pero estoy en un club en el que me costó mucho llegar para estar aquí, hemos tenido que salvar muchos baches y piedras, tengo ganas de seguir trabajando, seguir haciéndolo bien y recompensar a la gente, no me puedo tirar de este barco, sería un cobarde, mal profesional y mal bético».

Y manda un mensaje de optimismo a los béticos tirando de historia. «Es el momento de decirle a los béticos que de peores hemos salido. Era peor la situación de 2010, un punto en diez partidos; peor cuando perdimos cinco partidos en Segunda y teníamos que ascender sí o sí. Yo hago el papel que creo que tengo que hacer. No soy responsable de lo que hagan los demás. Quiero que la gente el jueves grite Betis en vez de Pepe Mel».

Con respecto a los motivos que han llevado al Betis a esta situación comenta: «Las causas me corresponde encontrarlas a mí. La culpa es mía. Dije que el trabajo de un entrenador es conseguir que el equipo genere ocasiones de gol. Eso lo hemos ido perdiendo paulatinamente. Por lo tanto algo he hecho mal. Ante el Atlético tiramos a portería una o dos veces. Ante el Elche casi sigual. Eso me corresponde arreglarlo a mí. Puede ser que me haya equivocado por querer tener implicado a todos los jugadores, puede ser. Tenemos que dar con la tecla para ser el mismo equipo alegre que éramos, tenemos que perder el miedo a perder».

Sería ventajoso hablar ahora de la planificación y Mel evita hacerlo ya que «el Betis está estructurado así y no nos ha ido tan mal. La dirección deportiva del Betis hace una plantilla que yo tomo mía desde el momento en el que están aquí. Y son ellos los que nos tienen que sacar de esta solución. El mercado de invierno va a venir y la clasificación es la que es. Los errores que hayamos cometido en verano hay que subsanarlos, pero hasta entonces quedan muchos partidos».

El mal momento es algo colectivo y no personalizado en ningún nombre propio. «Con Rubén en el Calderón habría pasado lo mismo. El problema es colectivo. Rubén nos la habría solucionado en el Bernabéu, o ante el Celta, pero a partir de ahí no, porque hemos perdido clarividencia en la parcela ofensiva, y también defensiva, porque hemos ido defendiendo peor».

Las palabras de Miguel Guillén sobre los objetivos es una forma de ilusionar pero que no debe tomarse como una presión añadida. «Me los tomo como querer meter ilusión a la gente, pero nuestra realidad es el día a día y el partido a partido. Nuestra prioridad es el entrenamiento próximo y el partido del jueves, que va a ser duro, y no miro más allá».

Para solucionar el problema no hay otra que trabajar. «Es trabajar mucho más, explicarle a los futbolistas en qué tenemos que mejorar. El entrenador es el máximo responsable. Tenemos que mejorar nuestras prestaciones en el campo. La única tirita que nos ponemos en el Calderón es que todo lo trabajado se perdió a los 13 segundos».

Y sobre el futuro más inmediato apunta que «no ganar el jueves es un pequeño drama, y luego tenemos un calendario complicado. Luego tenemos al Barcelona. Y luego el partido siguiente. Es el momento de aunar fuerzas y hacernos fuertes. El futuro tenemos que pintarlo nosotros del color que queramos. Podemos hacerlo bien. El Betis no es ni mío ni de Bosch ni de nadie. Tenemos que disfrutar de estar aquí. No me cabe en la cabeza que jugar en Europa sea un martirio. Es triste ganar al Vitoria y que yo tenga que romperme la cabeza para poner un equipo el domingo saber que podía pasar esto, es triste».

De la misma forma hace una petición a la afición: «Lo único que le pido a la afición del Betis es que el jueves apoyen a los futbolistas desde el inicio hasta el final y que al terminar luego se pronuncien como deseen. No quería dejar pasar los días, había que estar hoy aquí, agradecer el esfuerzo de la gente que viaja a Madrid. La gente que fue viajó el domingo hoy está trabajando, y el viaje fue duro. Los entendí, pero ellos también me entendieron a mí. Había que estar aquí hoy, había que hacerlo».

Sobre el hecho de dar la rueda de prensa solo destaca que no es que se sienta así. «Que no haya nadie del club aquí es porque confían en mí, me lo quiero tomar así. Creo de verdad que la gente debe gritar Betis y no Mel. Los dirigentes venían ayer en el AVE conmigo y vivieron una noche dura como yo».

La plantilla está mal porque el viaje tras la goleada se hizo duro y muy largó. «El equipo está mal. Quiero quitarle presión a los futbolistas, para que trabajen, para que no le tiemblen las piernas y que miren con otro ánimo al frente. Hay 14 nuevos en la plantilla».

Y ahora toca el Levante de Joaquín Caparrós. «El entrenador del Levante tiene aquí más amigos que yo. Iba a ser a puerta cerrada pero va a ser a puerta abierta. El año pasado, con un resultado similar, el entrenamiento fue muy duro, pero nos vino muy bien. Necesitamos a gente que quiera la pelota».

La relación con el ex técnico del Sevilla es de máximo respeto como reconoce el propio Mel. «Tengo un gran respeto por él, me parece un entrenador muy, muy bien. Pero tenemos que ganar sea quien sea el que venga. Como si viene el Vaticano FC. Da igual quien venga».

Twitter: @tara11ara