Real Betis 0 RCD Espanyol 1 Con razón no sale Poyet del banquillo…

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , ,

ALEX ALEGRÍA Y ADAN FOTO IGNACIO PASCUAL

No arranca este Betis, que no termina de cuajar y lo peor de todo, de hacerse. Nueva derrota en el Benito Villamarín, nuevos pitos para Gustavo Poyet y mucho trabajo que hacer y que mejorar…

REAL BETIS: Adán; Rafa Navarro (Álex Alegría, minuto 80), Pezzella, Mandi, Álex Martínez; Petros, Jonas (Álvaro Cejudo, minuto 63), Joaquín (Nahuel, minuto 63), Felipe Gutiérrez; Rubén Castro y Sanabria.

RCD ESPANYOL: Diego López; Víctor Sánchez, David López, Diego Reyes, Aarón; Hernán Pérez (Demichelis, minuto 82), Marc Roca, Javi Fuego, Pablo Piatti (Pape Diop, minuto 75); Leo Baptistao (José Antonio Reyes, minuto 69) y Gerard Moreno.

GOL: 0-1, minuto 62: Diego Reyes.

ÁRBITRO: De Bengoetxea Burgos, vasco. Cartulinas amarillas para Pezzela, Jonas, Hernán Pérez, Pablo Piatti, Felipe Gutiérrez y Víctor Sánchez.

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Desierto.

Decía mi amigo Domingo Chamorro, bético de cuna, que al Betis le sobraron noventa minutos, y no le faltaba razón, ya que en los cinco minutos añadidos por el colegiado fue cuando más inquietó y cuando dispuso de la mejor ocasión para marcar, con ese paradón de Diego López gracias a una mano salvadora que sirve para que el Espanyol sume tres puntos con muy poco invertido, aunque eso sí, más que su rival que dejó mucho que desear.

El Betis no estuvo ni bien ni mal, simplemente no estuvo. Impreciso en el pase y sin un patrón claro de juego. Decía tras el partido Poyet que se quedó en el banquillo para que el equipo jugara más tranquilo. Pero visto lo visto… ni por esas. El técnico optó por resguardarse en el banco para supuestamente aliviar de presión a la plantilla y dicho sea de paso evitar la humillación de ser pitado. Porque la afición bética se ha cansado de callar y ahora quiere que se le escuche.

Del bando verdiblanco se dejaban ver Felipe Gutiérrez, Sanabria, que dispuso de una ocasión clarísima que se fue por poco, y el de siempre, Joaquín, que era el único que oxigenaba el juego bético buscando los cambios de orientación cuando el equipo de Quique Sánchez Flores asfixiaba en exceso a un Betis sin argumentos.

El Espanyol no hizo nada más que lo justo para ganar, tocar cuando tenía que hacerlo pese a que tuvo mucho menos que los verdiblancos la posesión, pero sin apenas crear ocasiones ganó. Y lo hizo otra vez por una jugada de estrategia, donde Manda se deja ir en la marca de Diego Reyes, arrollando a Felipe Gutiérrez para que el jugador periquito rematara de fuerte testarazo ante el que nada pudo hacer Adán.

Quedaban muchos minutos por delante, se apagaban las escasas opciones béticas, y la calma del aficionado se acababa viendo impotente una ornada más como el equipo sigue sin mostrar motivos para creer en él. Con un sentimiento, con una pasión, y con una paciencia que va tocando a su fin de ver como partido a partido hay poco fútbol, poca base, y muchísimo que mejorar. La esperanza llegó en los cinco minutos añadidos donde incluso Adán subió a rematar un córner, lo que dice mucho de la desesperación verdiblanca. Pezzella la tuvo pero como comentamos al inicio de la crónica cuando se cantaba el gol, Diego López frustró el inmerecido premio de los de Poyet que siguen sin brillar.

JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: IGNACIO PASCUAL

mandi-y-ruben-castro-betis-espanyol-foto-ignacio-pascual