Real Betis -2- Leganés -0- Oxígeno con la magia de Ceballos

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , ,

No podía fallar y no lo hizo el Real Betis con un triunfo de vital importancia para los verdiblancos que de esta forma toman aire y de paso respira un poco para afrontar con menos presión el futuro.

REAL BETIS: Adán; Rafa Navarro (Piccini, minuto 70), Bruno, Pezzella, José Carlos, Durmisi; Jonas Martin, Petros (Brasanac, minuto 66), Dani Ceballos; Sanabria (Álex Alegría, minuto 36) y Rubén Castro.

CD LEGANÉS: Champagne; Víctor Díaz (Gabriel, minuto 58), Mantovani, Insúa, Bustinza, Marín; Unai López (Rubén Pérez, minuto 77), David Timor, Alberto (Omar Ramos, minuto 52), Machís y Guerrero.

GOLES: 1-0, minuto 51: Rubén Castro. 2-0, minuto 85: Piccini.

ÁRBITRO: Estrada Fernández, catalán. Cartulinas amarillas para Mantovani, Petros, Alberto, Bruno, Unai López, Omar Ramos, Bustinza y Rubén Pérez.

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Dani Ceballos.

Sabía el Real Betis lo que se jugaba y estuvo a la altura de los acontecimientos, no era para menos teniendo ene cuenta lo que tenía entre manos en una tarde soleada, de agradable temperatura y con tres puntos soñados para alejarse, aunque sea mínimamente de la zona peligrosa. Las circunstancias mandaban de ahí que el Betis saliera desde el principio con la idea clara de ganar.

Sin un fútbol de ensueño, sino que, sin un dominio aplastante pero jugando con cabeza, algo que se echaba de menos en tiempos duros como los que vive el beticismo. Y con todos estos ingredientes, uno por encima de todos, Dani Ceballos, sin duda el mejor futbolista con diferencia de cuantos estuvieron sobres buen cuidado tapete del Benito Villamarín.

Pero vayamos por el comienzo. El Betis salió con las ideas claras para dejar el partido sellado cuanto antes y de esa forma evitar las prisas y los nervios de tantas y tantas tardes de fútbol en suelo heliopolitano. Lo intentaba pero sin esa dominio tan necesario que te hace un privilegiado cuando tienes el balón en tu poder.

Para colmo, el Leganés se mostraba como un equipo, sin nombres de relumbrón pero sí bien plantado sobre el terreno de juego, sabiendo cómo hacer daño a su rival y mostrándose fluido en sus acciones cuando tenía la posesión del balón.

Con todo esto, se llegaba al descanso con el empate a cero inicial sin que ni uno ni otro equipo hubieran mostrado ocasiones sobradas para estar por delante en el marcador.

La grada comenzaba a impacientarse por momentos, con pitos leves expresando así su malestar, pero fiel siempre a los suyos. Así, a los seis minutos de comenzar la segunda mitad llegaba el tanto determinante obra del de siempre, es decir, Rubén Castro, que aprovechaba un servicio perfecto de Dani Ceballos, marca de la casa como botón de muestra a esa enorme calidad que atesora.

Sin duda un partido diez del canterano que se dejó ver, se ofreció, puso trabajo, entrega, ganas, sacrificio y toda la calidad y magia que tiene para convertirse en el MVP del partido y en ese futbolista que tanto demandaba la afición verdiblanca, ansiosa de ver a ese artista que había desaparecido de un tiempo a esta parte y que vuelve a emerger cuando más lo necesitan los suyos.

El Leganés inquietaba tímidamente la meta de Adán pero sin que las ocasiones hicieran temer por la igualada, salvo una salida en falso del meta bético que no tuvo consecuencias. Como en tantas y tantas tardes el Betis vencía pero sufría, ya que lo apretado del marcador y los capítulos anteriores no invitaban al optimismo y la relajación. Fue entonces cuando llegó el segundo gol de la tarde y el de la tranquilidad bética.

Error defensivo de la defensa pepinar que llega a los pies de Alex Alegría, partidazo también el suyo, aguanta la pelota, ve el desmarque de Piccini y asiste generosamente al lateral que de fuerte chut pone el júbilo en la grada de una afición que por fin disfrutaba de una tarde alegre, algo que hacía tiempo se demandaba en la Avenida de La Palmera.

De ahí al final poco más, victoria de esas que valen más de tres puntos y que permiten al Real Betis respirar aunque sea un poco, teniendo en cuenta que la próxima jornada visita el Vicente Calderón y que posteriormente tocan Sporting de Gijón y FC Barcelona, casi nada. Tarde de alegría para un Betis que toma oxígeno para afrontar el futuro con ilusión, tras estrenar 2017 con una victoria.

JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Fotos: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez by @Number1Sport