Real Betis -2- Rayo Vallecano -2- Tanto trabajar, para dejarlo escapar en tres minutos

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , ,

Dani Ceballos Betis-Rayo foto JEG

No fue un mal partido del Betis, y por eso precisamente da más rabia el empate final, inesperado tras unos primeros cuarenta y cinco minutos en los verdiblancos trabajaron muy bien, marcó dos goles y fue superior al Rayo Vallecano

REAL BETIS: Adán; Molinero (Fabián, minuto 82), Pezzella, Bruno, Vargas; Joaquín (Álvaro Cejudo, minuto 62), Dani Ceballos, Petros, Musonda; Rubén Castro y Jorge Molina (Leandro Damiao, minuto 56).

RAYO VALLECANO: Juan Carlos; Tito, Zé Castro (Jonathan Montiel, minuto 46), Llorente, Quini; Iturra, Trashorras; Piti, Embarba (Amaya, minuto 73), Bebé y Miku (Manucho, minuto 46).

GOLES: 1-0, minuto 13: Rubén Castro. 2-0, minuto 28: Rubén Castro. 2-1, minuto 47: Manucho. 2-2, minuto 50: Manucho.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz, valenciano. Amarillas para Trashorras, Dani Ceballos, Llorente, Quini y Petros.

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Rubén Castro.

Real Betis, dos, Rayo Vallecano, dos. O lo que es lo mismo, empate a dos entre Rubén Castro y Manucho, ambos bigoleadores, y reparto de puntos en un partido que tenía totalmente encarrilado el equipo de Juan Merino pero que dejó escapar en apenas tres minutos, los que van del 47 al 50, con Manucho batiendo récords al marcar dos goles en apenas cinco minutos en el terreno de juego, ya que salió en el descanso en lugar de Miku.

lo que parecía que era un contratiempo por las molestias de Miku, fue al final, el mejor bálsamo para los madrileños ya que Manucho cambiaba el choque con sus dos goles. Y es que todo cambiaba después de un primer tiempo muy bien trabajado del Real Betis, con intensidad y ocasiones más que suficientes para irse al descanso con mayor renta que los dos goles de Rubén Castro, que le dejaba con el trabajo prácticamente hecho.

Pero fue entonces cuando emergió Manucho, cuando un cómodo 2-0 se convirtió en un empate a dos, cuando las ideas se nublaron, la grada se preocupó y el Rayo se estiró en busca de terminar de rematar una faena que había pasado del negro inicial a un verde esperanza. El Betis pasaba algunos apuros víctima más del cambio imprevisto del guión, que de la exquisitez del equipo rayista.

Los de Paco Jémez volvían a repetir la machada de la pasada jornada ante el Sevilla, con idéntico papel protagonista. De ir perdiendo por dos goles de diferencia a empatar a dos y volver a meterse en el partido de lleno. Menos mal que la cosa se quedó ahí y no fue a mayores porque de lo contrario…

Aún así, el Betis volvió a tener el partido de su lado en el último instante, pero el disparo de Dani Ceballos tras perfecta asistencia de Rubén Castro, se estrellaba en la cruceta de la meta de Juan Carlos, quedándose el 3-2 que ya se cantaba en la grada, en un ¡uy! de la grada con el quede despedía un partido bonito, igualado, intenso y con una atractiva incertidumbre por el resultado final.

Buenas sensaciones del Real Betis en la primera mitad, que dejó escapar en los primeros cinco minutos de la segunda parte, excesivo castigo si tenemos en cuenta el brillante papel de los de Juan Merino en esos 45 minutos que le dejaron a puertas de la gloria. Segundo empate consecutivo en casa, pero que así vez tiene otro lado positivo, una nueva jornada sin perder…

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11ara

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez