David Ruiz

Real Betis 4 – 0 Zaragoza; con Rubén Castro y Jorge Molina, todo es más fácil

Escrito por David Ruiz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , ,

Rubén Castro y Jorgew Molina

Ya es Feria en el Villamarín. La delantera de oro bética, o lo que es lo mismo, Jorge Molina y Rubén Castro, le da tres nuevos puntos al Betis y lo hace aún más líder. Con esta pegada los de Mel tienen pie y medio en Primera División, la afición lo sabe y celebró la victoria con más ilusión que nunca.

REAL BETIS: Adán; Molinero, Bruno, Jordi, Casado (Cejudo 73’); Lolo Reyes, Dani Ceballos (Vadillo 78’), Kadir (N’Diaye 66’), Portillo; Jorge Molina y Rubén Castro.

ZARAGOZA: Bono, Vallejo, Rubén (Rico 66’), Mario, Cabrera, Jaime, Dorca, Basha, Natxo Insa (Javi Álamo 46’), Pedro (William José 71’) y Borja Bastón.

GOLES: 1-0 Jorge Molina (28’). 2-0 Rubén Castro (52’). 3-0 Jorge Molina (64’). 4-0 Rubén Castro (89’).

ÁRBITRO: Trujillo Suárez (Tenerife). Amarilla al visitante Mario.

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Jorge Molina

Pocos equipos pueden presumir en Segunda de tener una delantera como la que tiene este Betis. Con Jorge Molina y Rubén Castro todo es más fácil.  Ambos se repartieron los goles en una mañana plácida en la que los de Mel fueron muy superiores a su rival. El Zaragoza, perjudicado por dos goles mal anulados, no consiguió dar respuesta a un Betis superior y cómodo en el encuentro.

Y lo fue desde el inicio del partido. El Zaragoza decidió esperar atrás y encomendarse al 4-1-4-1 para conseguir dañar la transición defensiva bética. Lo cierto es que lo consiguió. Tras un buen inicio verdiblanco con un disparo de Lolo que se cantó gol en parte de la grada, el conjunto de Popovic comenzó a gestar peligro. El balón era bético, pero era una posesión poco dañina. El Zaragoza esperaba para contragolpear y hacer daño a una espalda de Portillo y Ceballos que sufrieron sin balón.

El Betis era dueño de la posesión y tenía peligro con cada llegada, pero no trasmitía seguridad en su zaga. Tuvo que ser Jorge Molina, el de siempre, el mejor jugador de esta Segunda vuelta en el Betis, quien adelantara a su equipo en el marcador. Ceballos ponía un pase magistral que el delantero bajaba y mandaba al fondo de la red con una rosca sutil. El 1-0 no sentó bien a los maños que veían como su rival se adelantaba cuando más asentados se encontraban en el partido.

Con el marcador a favor los de Mel empezaron a dañar con la posesión. Encontró a Portillo en tres cuartos y por la derecha tanto Kadir como Molinero profundizaron en varias ocasiones. La primera parte acabaría con un remate de Rubén Castro de cabeza que pararía Bono en una gran estirada. Era el primer aviso del canario.

El Zaragoza terminó la primera parte impotente, no solo por su juego, sino por ver cómo le anulaban un gol legal. Así comenzaría la Segunda mitad. Tras un inicio muy intenso de los maños el linier dio fuera de juego en un mano a mano que Borja culminó, sin embargo, tampoco subiría al marcador.

Pero el Betis es pura pegada y, a pesar del buen inicio rival, conseguiría anotar el segundo tanto, el de la tranquilidad. Un gran centro de Molinero por la derecha era cabezeado a gol, esta vez sí, por Rubén. El canario perdona una, pero no dos. Con el 2-0 el Zaragoza bajó los brazos y, aunque con ocasiones aisladas conseguía llegar a la portería de Adán, no supondrían grave peligro.

En el 64 se acabaría el encuentro. Llegaba el tercero, de nuevo Molina. Un doble error de la zaga maña lo aprovechaba el más listo de la clase, Rubén, para dejarle un pase a placer a su compañero. El 3-0 llevó el júbilo a la grada, que comenzó a celebrar la “Pre-Feria”. Los cánticos se sucedieron, se hizo la Ola y los saludos entre los Goles y Preferencia le daban colorido a una preciosa mañana de Fútbol. El Villamarín disfrutaba de la fiesta y se veía en Primera.

La última media hora fue un mero trámite. Dominio verdiblanco en el que Portillo dejó muestras de la enorme calidad que atesora. También daría tiempo para un cuarto gol de Rubén Castro. Otro más. Un 4-0 quizá abultado porque el Zaragoza debió marcar, pero para nada inmerecido.

Restan 24 puntos para que el Betis consiga el ascenso. Pepe Mel llama a la cautela y solo piensa en el siguiente partido, pero lo cierto es que este Betis huele a Primera. Con una pegada enorme y una delantera inigualable en la categoría, no se puede escapar. El aficionado bético acudirá con una sonrisa a su caseta.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez