Vadillo: La rebelión del marginado

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , , , ,

36 tarjeta vadillo

La vida da muchas vueltas y el tiempo pone a cada uno en su sitio. Y ese juez inexpugnable llamado tiempo y paciencia, dejan a Álvaro Vadillo en el sitio que merece; no ahora sino también el pasado verano como ya escribí en un artículo de opinión en Number 1 Sport cuando fue relegado a dejar de entrenar de forma injusta con el plantel verdiblanco.

Pudo hablar, salir en los medios de comunicación, patalear, rajar de su entrenador, de la entidad, o empresa que le impedía las mismas condiciones laborales que el resto de sus compañeros, pero no lo hizo, no, a pesar de que fue apartado, de que se le buscó salida, de tener su pase al Rayo Vallecano, (viaje en Ave incluido) casi cerrado…

Pero no lo hizo, calló, se mordió la lengua con lo que eso cuesta, no sólo él, sino también su padre, Jesús, impotente al ver a su hijo sufriendo, recibiendo unas condiciones poco acordes a las de un profesional del fútbol. Sí, medida que otros clubes han mostrado en diversas ocasiones pero injustas para quien cuanto menos ha defendido con orgullo y mejor o peor suerte la camiseta del Real Betis.

Hay mejores formas de hacer las cosas y así lo criticamos en su momento. Por ello es de alabar como ha sido capaz Álvaro Vadillo de revertir la situación, de darle la vuelta, de estar de marginado y apartado por el técnico y entrenando a parte, a ganarse nuevamente el derecho a jugar al fútbol, a ser ese futbolista capaz de aportar mucho en un terreno de juego.

Vadillo vuelve a sentirse futbolista tras convertirse en el fichaje de invierno del Real Betis, todo ello después de pasar mucho no, muchísimo. Supo tragar saliva cuando las circunstancias eran adversas, cuando apenas nadie le llamaba para ver que tal estaba. Habían desaparecido aquellos que siempre están ahí para pedir una entrada o una camiseta…

Su presencia en la Copa ante el Sporting de Gijón fue el primer paso, y su inclusión en la convocatoria del importante partido ante el Celta la confirmación de que la situación es muy distinta a la vivida el pasado verano en la pretemporada. En la Copa hubo minutos para algunos descartados, y lo que en parte es bueno para ver como se encuentran también puede llegar a ser un arma de doble filo como en el caso Vadillo.

Futbolistas que se puso el pasado verano en el mercado y que ha sabido reivindicarse demostrando que no estaba tan muerto como nos contaban. Y es que Álvaro Vadillo ha tapado bocas, la de aquellos que ayer le criticaban y hoy le aplauden en esa clara hipocresía de este bendito deporte llamado fútbol, donde pasas del cielo al infierno en cuestión de segundos, los que tarda la pelotita en traspasar la línea de gol.

¿Y ahora qué? Esa es la cuestión. ¿Tendrán las mismas opciones jugadores que como el de Puerto Real se le impidió trabajar junto al resto de sus compañeros? Tiempo al tiempo. De momento la presencia de Vadillo ante el Celta en Liga es un claro ejemplo de que a Pepe Mel no le tiembla el pulso para dar marcha atrás y rectificar si esto supone buscar lo mejor para el Real Betis.

Un paso más que importante primero para recuperar a un futbolista con mucho fútbol que aportar y para que el Betis haya reforzado su plantilla antes incluso de que llegue el cada vez más próximo mercado invernal. La rebelión de los marginados brilla con fuerza con el feliz regreso de Álvaro Vadillo.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez