Afición de 10 para un equipo que se empeña en ser del montón

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

La afición del Sevilla FC demostró ante el FC Barcelona que es de 10, muy superior a un equipo que esta temporada no pasa de ser uno más del montón, y como el algodón no engaña… por eso está situado decimotercero en la clasificación.


Sevilla Fútbol Club: Palop; Luna, Spahic (Cala, m. 67), Escudé, Fernando Navarro; Medel, Rakitic (Trochowski, m. 58); Jesús Navas, Kanouté, Reyes (Perotti, m. 63); y Manu del Moral.
FC Barcelona: Víctor Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Adriano (Puyol, m. 84); Busquets, Xavi (Alexis, m. 81), Iniesta; Messi, Cesc (Keita, m. 68) y Pedro.
Goles: 0-1, m. 18: Xavi, de falta directa en tiro con rosca. 0-2, m. 25: Messi se la pica a Palop tras apoyarse en Iniesta y hacer un caño a Spahic.
Árbitro: González González (Comité Castellano-leonés). El partido no le deparó dificultades. Mostró 6 cartulinas amarillas, 3 para cada equipo. Spahic, Escudé y Medel por parte sevillista, y Piqué, Adriano y Pedro por parte blaugrana.
Incidencias: 43.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán que presentó un magnífico tifo en las gradas.
El NUMBER 1 del partido fue Andrés Palop.

El partido ante el FC Barcelona, a priori, no era el más propicio para que el Sevilla FC sumase una victoria que no supo sumar ante rivales mucho más asequibles, pero al equipo de Nervión se le acaba el tiempo y las excusas para calificar al del Barça casi imposible, al del Sporting muy difícil porque se le iba la vida a los sportinguistas… etc, etc.
El Sevilla FC no salió a morder desde el inicio, y como consecuencia de ello el FC Barcelona ganó en el Ramón Sánchez Pizjuán sin despeinarse porque no tuvo oponente en el primer tiempo. ¿Que el Sevilla dispuso de ocasiones que no materializó?, pues sí, pero no es menos cierto que el mejor jugador del equipo de Michel fue Andrés Palop que evitó que el resultado se hubiera convertido en goleada.
Este Sevilla tiene jugadores que siempre dan la cara: Jesús Navas, Medel, Kanouté… y otros que están empezando a hartar a una afición que está a años luz del rendimiento de Reyes, Rakitic, Spahic y compañía.

El partido arrancó y era todo un monólogo por parte blaugrana. A la media hora eran dos goles, y pudieron ser más. El 0-2 hacía pensar que se iba a vivir en Nervión una noche muy parecida a la que se vivió cuando pasó el Real Madrid.
Pedro en el minuto 11 tuvo la primera, pero apareció la mano primera mano de Palop que nada pudo hacer cuando Xavi ejecutó una falta de Spahic a Adriano que el campeón del mundo puso de rosca por encima de la barrera sevillista. Más tarde perdonaría Iniesta, que falló ante Palop, y a renglón seguido de nuevo el guardameta sevillista detuvo un disparo de Xavi, pero Messi hizo que ni Palop ni nadie pudiese detenerle un auténtico golazo tras un no menos genial caño a Spahic.
Todavía antes de llegar al descanso, Palop tuvo que intervenir en otras dos intervenciones, una en disparo cruzado de Pedro y la última en un remate de Cesc.


El Sevilla FC en la primera parte sólo dispuso de una ocasión clara en un remate de cabeza de Manu que se fue al palo, y una internada de Kanouté en la que Valdés salvó por centímetros.
Por increíble que pareciese, los primeros cuarenta y cinco minutos se agotaron con sólo un 0-2 en el marcador.

Una vez más, la segunda parte fue otra historia, y esta parece ser la tónica general del Sevilla de Michel. Así pasó en Gijón, en casa ante el Atlético de Madrid, en Valencia…
En este caso no sabemos si fue porque el FC Barcelona se limitó a hacer fútbol-control, o porque a los jugadores del Sevilla FC les quedaba algo de orgullo o vergüenza torera ante los casi 43.000 seguidores que estaban en las gradas.

Pero lo cierto es que el Sevilla de la segunda mitad volvió a ser otro. Pronto Kanouté centró desde la derecha y Valdés salvó ante el intento de remate de Manu. Acto seguido se reclama un penalti de Mascherano a Reyes, pero González González decide dejar al FC Barcelona sin ninguna pena máxima en contra en las primeras 27 jornadas de Liga.
El Sevilla FC era otro con más mordiente, con más orgullo, con más iniciativa y tiene más posición de balón. Claro está que el FC Barcelona dispone también de sus ocasiones porque a Messi y compañía le basta con muy poco para encender una mecha que nunca se apaga.

La afición sevillista, de largo lo mejor del partido, agradece la vergüenza torera de los suyos en forma de presión, de lucha, de entrega… lástima que esta llegase tarde y con un 0-2 en contra.
Un buen centro de Jesús Navas lo remató Manu de manera muy forzada. El Sevilla FC parece que necesita un mundo para hacer un gol y así la cosa se hace más que imposible.

En el minuto 74 Messi deja solo a Iniesta y el Barça no logra el tercero de puro milagro. También Alexis pudo conseguirlo pero de nuevo Palop estuvo providencial para el Sevilla FC. Manu tuvo el 1-2 en sus botas para meter a los de Nervión en el partido en el tramo final, pero Daniel Alves estuvo encima y el remate del jienense se quedó en nada.

No hay que llamarse a engaño, el partido ante el FC Barcelona era muy difícil para el Sevilla FC, pero con la primera parte que realizaron los de Michel… Messi, Xavi, Iniesta y compañía no tuvieron ni que despeinarse.
Una pena no saber nunca lo que hubiera pasado si los jugadores sevillistas se hubieran decidido a encarar el partido de la misma manera que lo hizo su afición. Esa que es de 10 ante un equipo que sigue empeñado esta temporada en ser del montón.

Twitter: @NachoMateos
Foto: Quico Pérez Ventana