David Ruiz

Al alcance de su mano

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

DN131_1601 Sevilla-Celta QPV feb16

Y llegó la hora. Celta y Sevilla se vuelven a ver las caras por tercera vez consecutiva en 10 días. En esta ocasión se dirime un puesto por la final de Copa del Rey del 21 de mayo. Un puesto que tienen prácticamente en sus manos los de Emery con el 4-0 de la ida. Balaídos sueña con una remontada de máxima dificultad.

Parecía difícil volver a repetir una gesta tan sublime como la de aquel Sevilla de Juande Ramos. Una entelequia que muchos pensaron que jamás se volvería a repetir. Pero este Sevilla no entiende de utopías, tampoco de imposibles. Otro año más, otra temporada más, vuelve a estar a las puertas de una final de Copa. Un hito épico convertido en costumbre desde 2006.

Y es que el Sevilla, esta vez con Emery como capitán del barco, lo ha vuelto a hacer. Desde la llegada del vasco en en 2013 los blanquirrojos han disputado cuatro finales, todas europeas, y dos de ellas con consecución del título. Hoy tiene una nueva oportunidad en la Copa doméstica para poder entrar en la gloria. La quinta final le espera a Unai, y va a por ella.

Enfrente tendrá un rival herido que sólo puede acogerse a una heroicidad para conseguir la remontada. El 4-0 de la ida parece una losa imposible de levantar, pero los gallegos no entienden la rendición. Pelearán por su orgullo, por su escudo y por toda la afición viguesa que se dará cita en Balaídos. Todo sea por entrar en la cuarta final de la historia del club gallego.

En lo deportivo, ambos equipos llegan tras conocerse y estudiarse al máximo en los duelos recientes. Solo Krychowiak por parte sevillista y Nolito por parte celtiña serán bajas. Es el partido de la temporada, por lo que se pondrá toda la carne en el asador. Emery no quiere confianzas y buscará que su equipo sea igual de sólido que en el pasado choque liguero.

Los blanquirrojos saben que un gol finiquita la eliminatoria. No parece lo más apropiado dejar la intensidad en casa y más conociendo que el Celta apretará desde el inicio. Los de Berizzo saben que el encuentro tendrá poca historia si no dominan practicando su fútbol habitual desde el primer hasta el último minuto. Llegar al descanso con más de un gol de ventaja y sin encajar es el objetivo celeste.

Sevilla amanece con la ilusión del primer día. La historia y la estadística le sonríe. Nunca ha estado tan cerca de una final como ahora, pero solo el esfuerzo les dará su recompensa. La recompensa al trabajo de varias temporadas de buena gestión y crecimiento. La recompensa de una afición acostumbrada a soñar despierta. Y de un sueño, que tiene al alcance de su mano.

Twitter: DAVID RUIZ (@davidrm19)

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA (@perezventana)