David Ruiz

Dinamo de Zagreb 0 – 1 Sevilla FC – Octavos en el bolsillo

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

sfc-cro-dinamo-cham

El Sevilla FC no falló en su cita en Croacia y ganó cómodamente a un Dinamo de Zagreb muy inferior en la noche de hoy. Un gol de Nasri fue suficiente para volver a ganar fuera de casa y encarrilar un grupo de Champions que lidera junto a la Juventus. La próxima jornada es en el Sánchez Pizjuán ante el propio Dinamo. 

DINAMO DE ZAGREB: Livaković; Stojanovič, Sigali, Schildenfeld, Sosa; Kneževič (Henríquez, m.87), Benković, Pavičić (Jonas, m.51), Antolić (Fiolić, m.15); Hilal Soudani y Fernandes.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Pareja, Rami, Mercado; Mariano, N’Zonzi, Escudero; Vitolo, Nasri, Franco Vázquez (Iborra, m.88); y Vietto (Ben Yedder, m.65).

GOLES:.0-1 min 37. Nasri

ÁRBITRO: Michael Oliver (inglés). Amonestó con amarilla a Stojanovič, Jonas, Vitolo y Pareja.

INCIDENCIAS: Stadion Maksimir de Zagreb ante unos 14.000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Nasri

Partido cómodo y clave el que ha resuelto el Sevilla en la noche de hoy. Era superior sobre el papel, debía ganar para encarrilar la Champions, y lo hizo. El conjunto croata apenas fue rival para los nervionenses, que dominaron la mayor parte del encuentro protagonizando las mejores oportunidades. Nasri volvió a liderar a un equipo que sigue dando golpes de calidad para resolver encuentros.

El Dinamo era el rival más flojo del grupo y con su primera parte demostró el por qué. Petev planteó un partido claramente defensivo, con mucha acumulación de hombres para evitar espacios al Sevilla defendiendo en campo propio. Los de Sampaoli, que adivinaron la apuesta croata y dibujaron un esquema con tres centrales y carrileros largos, tomaron las riendas desde el minuto uno.

El Sevilla dominaba y lo hacía con ritmo lento. Liderado por Nasri, pausado por Franco Vázquez, apoyado por N´Zonzi y agitado por Vitolo. Sobre estos hombres giró el juego sevillista en la primera mitad. Tenía paciencia el conjunto blanquirrojo, consciente de que el gol no tardaría en llegar, y lo hizo. De nuevo Nasri, que ha caído de pie en Sevilla, anotaba para su equipo por segunda jornada consecutiva.

La jugada colectiva que precedió al gol fue maravillosa. Iniciada por el «Mudo», continuada por Nasri, que abría a Vietto y éste a Mariano en banda derecha, y finalizada por el propio francés tras una carrera desde segunda línea que le permitió aprovechar el pase raso del brasileño y batir al portero croata. El Sevilla conseguía lo que había estado madurando. Su calidad dejaba huella.

Apenas hubo reacción del Dinamo, que se marchó al descanso sin probar a Rico. Es más, sin generar llegadas a área rival con claridad. Esta comodidad relajó al Sevilla, que comenzó la segunda mitad manteniendo el control del balón y pausando el ritmo del partido cuando ganaba en revoluciones. Se jugaba en campo contrario, no pasaba apuros, pero no terminaba de matar el encuentro.

Quizá ese sea uno de los principales males actuales de este equipo: le falta capacidad para cerrar partidos. Vietto disfrutó de una ocasión muy clara para hacer el segundo, pero su estado mental de cara a gol no es el mejor. El Sevilla se fue conformando con el control y la pasividad de un Dinamo que empezó a probar a su rival soltándose en ataque. Y comprobó que era dañable.

Sampaoli introdujo cambios para serenar el tramo final del partido, pero lo cierto es que los croatas disfrutaron de oportunidades que no habían conseguido en los minutos anteriores. Sufría el Sevilla, que sin imaginarlo, hacía aguas tras los contragolpes de su rival. Por suerte para los de Nervión, el nivel ofensivo del Dinamo fue bastante bajo, y su atrevimiento se quedó únicamente en intención.

La victoria deja al Sevilla líder de grupo, empatado a puntos con la Juventus, que consiguió vencer en Lyon. La próxima jornada lo enfrenta de nuevo al Dinamo de Zagreb, pero esta vez en Nervión. No debería tener problemas para superar a un equipo que se mostró muy inferior ante una versión del Sevilla muy mejorable. Su camino en Champions es impoluto, los octavos están en el bolsillo.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: MARCA