David Ruiz

El remedio peor que la enfermedad

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

DN127_0104 Krychowiak Sevilla-Celta QPV ene15

El Sevilla dejó varias dudas en su debut liguero. La principal la dejó en la parcela defensiva. Se vio un equipo frágil y fácilmente dañable en transición, un equipo que se parte sin su principal engranaje en el centro del campo.

Emery destaca por ser un gran solucionador de problemas. Conoce a su plantilla mejor que nadie y es capaz de mover piezas sin desquebrajar el sistema principal que sustenta al equipo. Sin embargo, hay una pieza cuyo movimiento ha afectado al esquema y lastra el juego del equipo de Nervión. Una pieza que tiene sustitutos, pero ninguno rinde al mismo nivel.

Se trata de Krychowiak. El polaco es el sustento básico del centro del campo del Sevilla. Emery lo sabe, pero confía tanto en las cualidades de su jugador que, ante las bajas defensivas de Carriço y Kolo, opta por situarle de central. Sus características son aptas para adaptarse a esta nueva posición, pero lo cierto es que el Sevilla pierde más que gana.

En primer lugar porque deja su centro del campo sin su engranaje principal: Krychowiak es fundamental en el robo, en el achique lateral, la ayuda defensiva y el desgaste físico en dicha zona. No tiene un sustituto similar, pues N´Zonzi, Krhon Dehli, Iborra o Banega destacan por otras virtudes, pero no por la capacidad de sacrificio defensivo del internacional polaco.

En segundo lugar porque la zaga sufre. Al no tener un líder como Carríço o Pareja (Rami poco a poco gana galones, pero aún es un recién llegado) la línea repliega en exceso, duda en los achiques y tarda en cerrar a su marcador. Es algo que se pudo ver en Málaga y que se puede volver a repetir si el rival llega con facilidad a las inmediaciones sevillistas.

La consecuencia de este cambio de piezas es que el Sevilla queda muy partido. Los centrocampistas pierden su espalda y el rival rompe líneas de presión con facilidad. Esto no resta mordiente ofensiva, pues el equipo cuando ataca sigue mostrando verticalidad, pero llega mucho menos porque recupera muchos menos balones en zonas importantes.

Unai ya trabaja en nuevas alternativas y estudia a los rivales para poder sacar el rendimiento más óptimo en el próximo partido. Lo cierto es que el «parche Krychowiak» ha sido un remedio peor que la enfermedad de las bajas en defensa, pero si algo ha demostrado el entrenador de Fuenterrabía es tener capacidad para aprender de sus errores. Ya ha tomado nota y seguro que no tropezará con la misma piedra.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA