El Sevilla FC sigue sumando sin jugar a nada

Escrito por Number 1 Sport. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

DN127_0115 Sevilla-Celta QPV ene15

Todo sigue igual en el Sevilla FC a pesar de la llegada del nuevo año. El equipo de Emery cuenta ya con 33 puntos en su casillero, pero el fútbol sigue brillando por su ausencia.

Sevilla Fútbol Club: Beto; Aleix Vidal, Pareja, Carriço, Fernando Navarro; Mbia (Tremoulinas, m. 22), Krychowiak; Reyes, Denis (Banega, m. 54), Vitolo; y Bacca (Gameiro, m. 69). No utilizados: Rico; Diogo, Deulofeu y Aspas.
Real Club Celta: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Fontàs, Planas; Radoja, Pablo Hernández, Krohn-Dehli (Mandinda, m. 86); Orellana, Charles (Jonny, m. 28) y Santi Mina (Borja Iglesias, m. 79). No utilizados: Rubén; Costas, Sergi Gómez y Álex López.
Gol: 1-0. M. 32. Pareja, de falta directa.
Árbitro: Velasco Carballo. Mal. Expulsó con roja directa a Planas (m. 21). Amonestó a Vitolo, Cabral, Hugo Mallo, Reyes, Carriço, Krychowiak, Santi Mina, Krohn-Dehli y Orellana.
Incidencias: Partido correspondiente a la 17ª jornada de Liga disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 38.000 espectadores.
El Number 1 del partido fue José Antonio Reyes.

Emery tendrá que inventarse nuevas excusas para justificar que su equipo no juega un pimiento una vez sí y otra también, porque la bronca con la que el graderío de Nervión despidió al Sevilla FC fue merecedora de el pésimo juego de su equipo. Y eso que en frente tenía a un Celta que desperdició un buen número de ocasiones y jugó 70 minutos con un jugador menos, además de llegar al Ramón Sánchez Pizjuan sin sus dos mejores futbolistas: Larrivey y Nolito.

El horroroso partido con el que el equipo de Unai Emery obsequió a su afición no se justifica ni con la injusta victoria, ni con el inmerecido bagaje de puntos con los que cuenta el Sevilla FC en la clasificación a estas alturas de la temporada, porque el fútbol que ofrecen los de Emery distan mucho de esta renta de puntos.

Los gallegos llevaron la iniciativa con un fútbol fluido pero sin remate, aunque todo cambió a los 21 minutos al quedarse con diez por expulsión de Carles Planas, tras una fuerte entrada al excéltico Denis Suárez en una contra, lo que mermó mucho al Celta y obligó a ‘Toto’ Berizzo a meter al lateral Jonny Castro por el punta Charles.

A mediados de el primer tiempo, los sevillistas también tuvieron que recomponerse al lesionarse el camerunés Stéphane Mbia y entrar por él el francés Tremoulinas, para que Navarro pasara al eje de la zaga y el luso Carriço al medio campo, y pronto los de Emery aprovecharon su superioridad numérica y sacaron petróleo a su rácano juego.
En su única ocasión, el Sevilla hizo el 1-0 con un gol de falta directa del argentino Nico Pareja, en el que Sergio Álvarez pudo hacer algo más. Abusivo premio para los andaluces, tras una pésima primera parte, e injusto castigo para un Celta que jugó más y mejor.



En la reanudación, pese al lastre de jugar con uno menos y ante el naufragio sevillista, sin rumbo ni juego ni presión arriba, los vigueses ni mucho menos le perdieron la cara al choque, siguieron con el mismo planteamiento ambicioso y sin renunciar al ataque, con el chileno Fabián Orellana y el canterano Santi Mina muy incisivos.
Acariciaron el empate a los 6 minutos del segundo tiempo en un derechazo dentro del área del incordiante Santi Mina, a pase del «pulmón» danés Michael Krohn-Delhi, que se estrelló en el larguero. También lo intentó de falta Krohn-Delhi, pero despejó bien Beto.

En plena deriva de un pésimo Sevilla FC sin ideas y con su público pitándole ante sus continuos desaciertos y escasas ganas, Emery buscó un revulsivo sacando al argentino Éver Banega por Denis Suárez, muy desafortunado ante el equipo en el que se crió, y luego al francés Kevin Gameiro por el colombiano Carlos Bacca, que se marchó inédito.



Los sevillistas parecieron animarse y pudieron ampliar su renta a 20 del final, en su segunda ocasión de peligro, pero Reyes, el mejor del Sevilla FC, remató al larguero después de una pared con Gameiro.
Tras una leve mejoría, también lo intentaron por medio de Banega, en un par de buenas incursiones de Tremoulinas y varias contras.

Año nuevo pero todo sigue igual en un Sevilla FC que continúa rompiendo la lógica del fútbol: seguir llenando su casillero de puntos sin jugar nada al fútbol.

Twitter: @Number1Sport