El Sevilla le facilitó la victoria al Valladolid con un desastroso arranque de partido (1-2)

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

El Sevilla FC dejó pasar una ocasión de oro para acercarse a los puestos europeos. El equipo de Michel, con regalos defensivos de una desastrosa defensa, le facilitó la victoria a un Valladolid que hizo valer la renta conseguida en los primeros 12 minutos de partido.


Sevilla Fútbol Club: Diego López; Cicinho (Rabello, min. 27), Cala, Botía, Fernando Navarro; Medel, Maduro (Kondogbia, min. 50); Jesús Navas, Reyes, Perotti (Álex Rubio, min. 78); y Babá.
Real Valladolid: Dani Hernández; Rukavina, Marc Valiente, Jesús Rueda (Peña, min. 81) Balenziaga; Álvaro Rubio (Sastre, min. 74), Víctor Pérez; Ebert, Óscar, Omar (Bueno, min. 83); y Manucho.
Goles: 0-1: Min. 1, Ebert. 0-2: min. 12, Óscar. 1-2: Min. 48, Manucho, en propia puerta.
Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (C. Cántabro) amonestó a Fernando Navarro, Cala y Medel por el Sevilla FC; y a Rukavina, Ebert, Dani Hernández, Peña y Bueno, por el Valladolid. Expulsó a Medel por doble amarilla en el minuto 63, al cortar un contragolpe del Valladolid.
Incidencias: Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de Liga en Primera división, Liga BBVA. Unos 25.000 espectadores en una noche fría. Terreno de juego en perfectas condiciones.
El Number 1 del Sevilla FC fue José Antonio Reyes.

El Sevilla FC arrancó el partido como no debería hacerlo jamás un equipo que es consciente que la jornada era propicia para acercarse a Europa después de los tropiezos de Málaga, Valencia y Levante.
Pero los de Michel se empeñaron en salir con una caraja del diez en defensa que le puso de cara un partido al Valladolid que se pellizcaba la cara porque no se creía las facilidades de la zaga sevillista.

En el primer minuto de juego, una contra de Óscar acabó con el balón en la derecha, por donde entraba Ebert como «Pedro por su casa», y quebró a Fernando Navarro (el partido del lateral izquierdo del Sevilla FC también es digno de estudio), para posteriormente ponerle el balón imposible a Diego López.
Pero ahí no quedó la cosa pues los de Michel se empeñarían en seguir regalando lo que un equipo de Primera no puede regalar. Y fruto de ese despropósito, un disparo de Omar se encuentra con un rebote que se convierte en un pase perfecto para Óscar y este puso el 0-2 en el marcador a los 12 minutos de juego.
Si la noche ya estaba fría, la defensa del Sevilla FC estaba empeñada en dejar helados a los casi 25.000 espectadores que acudieron a Nervión.
Y la cosa incluso pudo ser peor si Diego López no salva un mano a mano a Manucho que pudo suponer el 0-3 antes del minuto 20 de partido.


La cosa pintaba muy mal y Míchel retiró a Cicinho y dio entrada al chileno Bryan Rabello. A partir de ahí el Sevilla FC entró en el partido e incluso disfrutó de algunas oportunidades para acortar distancias en el marcador.
Babá cabeceó una falta lanzada por José Antonio Reyes pero su remate se le marchó fuera por muy poco.
Más tarde llegó la mejor ocasión del Sevilla FC, Rabello arrancó desde el centro del campo y se sacó un magnífico disparo que terminó con el balón en el poste izquierdo de la portería defendida por Dani Hernández.
Los de Michel pudieron anotar alguna de sus ocasiones, pero con el 0-2 se llegó al descanso.

El Sevilla FC arrancó el segundo tiempo con otra cara y en un córner botado a la izquierda de la portería visitante lo introdujo en su propia portería el angoleño Manucho.
1-2 y nuevo partido con un Sevilla empujando a un Valladolid que se ponía nervioso por momentos y que ya no controlaba la pelota con tanta comodidad.

Pero en el minuto 63, Gary Medel ve la segunda tarjeta amarilla tras parar una contra del Valladolid y el Sevilla FC se queda con 10 jugadores. Esto le dio oxígeno al Valladolid y apagó el empuje sevillista.

Aún así, el Sevilla lo siguió intentando y Babá desperdició una buena ocasión tras un servicio desde la derecha de Jesús Navas.

Pero Valladolid también tuvo las suyas a la contra, y ni Ebert ni Manucho aprovecharon los huecos que ofrecía un Sevilla que se iba arriba en busca del empate con un jugador menos.

El equipo de Michel sigue empeñado en demostrar una irregularidad alarmante. Y esto es mal asunto para un equipo que quiere meter su cabeza en Europa.
18 puntos en 14 partidos, esa es la realidad.
Y con esa «realidad» es imposible una clasificación europea.

Twitter: @NachoMateos
Foto: Quico Pérez Ventana