La ruptura en Sevillistas de Nervión es una realidad

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Del Nido Carrasco y Pepe Castro Foto Marca

No hay acuerdo y sí ruptura en Sevillistas de Nervión con dos bandos claros, uno encabezado por Castro, que busca la continuidad, y otro comandado por Del Nido Carrasco, en busca de cambios.

Guerra, ruptura… lo pueden llamar como quieran, pero lo cierto es que lo que antes se tapaba ahora se esclarece, y la verdad en un mal momento. Igual que en ocasiones se ha obviado hablar de temas candentes porque la ocasión así lo requería, en esta caso se podría haber tirado de la misma forma y evitar hablar de este divorcio claro entre Pepe Castro y José María del Nido Carrasco.

El Sevilla, sí señor Castro ese Sevilla del que usted habla que necesita estabilidad y unión, se juega mañana su continuidad en la Champions League. De hecho, del resultado que se logre habrá esperanza o simplemente se habrá dicho adiós a cualquier opción de seguir en Europa. El actual presidente sevillista podría haber manejado la situación y no entrar en valoraciones para atacar a Del Nido Carrasco, dejando claro que podría ‘cortarle la cabeza’ en el actual consejo nervionense, por no entrar en aquello del «Sí Güana, lo que usted diga presidente».

Sevillistas de Nervión antes era un grupo de amigos, y eso es evidente que ya no lo es. Cuando la amistad está por medio todo es más fácil pero esto ya no existe y por tanto priman los intereses de cada uno para lograr su objetivo. Los Del Nido, con el gran José María del Nido a la cabeza cambió la historia de este club, haciéndolo campeón y lo más importante… ganador.

Fue Del Nido quien cambió todo esto, quien le dio carácter al club y quien alzó la voz en cada momento que hizo falta para lograr lo que demandaba desde que llegó a la presidencia: ¡Respeto a su Sevilla FC! Así le fue genial al Sevilla y basta con echar un vistazo a la historia con Del Nido en la presidencia para ver donde estaba el Sevilla y donde lo dejó, haciendo un equipo respetado en lo deportivo y en los institucional, con la figura del gran hombre en la sombra, José María Cruz.

Ahora la cosa cambió. Sin la presencia de Del Nido por motivos obvios, Pepe Castro se hacía fuerte en Sevillistas de Nervión consiguiendo su gran sueño: ser presidente del Sevilla FC, sueño que ojo esto es una opinión muy personal, le ha nublado algo; le ha hecho perder esa humildad de la que siempre hizo gala desde que le conozco, y ojo que hablo de principios de 1996. Por tanto creo que hablo con conocimiento de causa.

Ha perdido su ADN, su esencia, esa que le hizo ganarse el cariño de todos, prensa incluida. Ahora la guerra es para el poder y ya se sabe, el poder muchas veces nubla si uno no sabe tener los pies en el suelo. Lo que antes se tachó de Del Nido, y de esa prepotencia del presidente más laureado de la historia nervionense, se vive ahora pero con otro apellido y ya nadie habla de ello.

Pues señores prefiero esa prepotencia que unos llamaban desde la barrera sin conocer la verdadera realidad de ese hombre líder  llamado José María del Nido, Un presidente que sabía delegar, sí, controlando la sociedad, pero dejando que cada uno de los que formamos parte de ella fuéramos líderes en cada una de nuestras secciones; en mi caso, como director de la revista y el periódico oficial.

Porque muchos conocen el Del Nido del escaparate, pero pocos al de dentro de llas bambalinas. Un Del Nido que confiaba en su gente y hacía que su gente confiara en él. Echo de menos eso en el actual Sevilla FC. Echo  de menos ese presidente que ponga puntos sobre las ‘ies para llamar a las cosas por su nombre y sabiendo cuando hay que hablar para no perjudicar lo deportivo, porque si algo hay intocable ese es «el escudo, la bandera y la afición».

Ahora, en vísperas de un viaje importante se habla de ruptura, de guerras en Sevillistas de Nervión de las que podrían, o no, salir salpicado el Sevilla FC. Estamos en una democracia donde uno puede hablar u opinar, mostrar sus diferencias y eso es lo que ha hecho Del Nido Carrasco. Si algo no gusta se dice. Por eso llama la atención  que Pepe Castro diga: «En Sevillistas de Nervión unos tenemos una idea y otros otra. Sin estabilidad no habría habido triunfos. Seguiré trabajando por la estabilidad, haya demandas o no. Desde noviembre he tenido varias demandas por mantener la estabilidad del club, cuando en mis 57 años nunca las había tenido. Está claro que la situación no es agradable, no es buena para la entidad».

A veces esa disparidad de criterios te acerca más a la perfección que el conformismo de mirar hacia otra parte cuando no se está de acuerdo en algo. Castro amenaza con acciones: «Tomaré todas las medidas que tenga que tomar para que haya estabilidad. Ya llegará la junta y veremos. Soy hombre de consenso, no de guerra. De cualquier opinión pero no a cualquier precio». Si esto es cierto, el decir tomaré las medidas que tenga que tomar no es directamente proporcional al consenso entre un grupo, Sevillistas de Nervión, clave en los éxitos de la última década.

Y todo esto está muy bien, pero lo dicho, entiendo que no era el momento ideal para hablar de ello, teniendo en cuenta lo que se juega el Sevilla FC que al fin y al cabo es por lo que se mira desde todas las partes. José María del Nido reinventó el club, colocando unos pilares básicos en todos los sentidos para el crecimiento que ha tenido el club por dentro y por fuera. Esa debe ser la base sobre la que se siga sustentando en el presente y el futuro. Y Del Nido Carrasco, es el alumno más aventajado de su padre.

Y si Sevillistas de Nervión no es lo que era, si hay miembros de Sevillistas de Nervión que han perdido la confianza en otros miembros de un grupo, antes de amigos y ahora de accionistas, no pasa nada. Se puede ir adelante sin necesidad de ir de la mano, ¿cuantos matrimonios que se han divorciado han logrado ser felices cada uno por su lado? ¡Vamos Sevilla!

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto; Marca