David Ruiz

No existe mejor cura

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC afronta su primer duelo de la fase de Grupos de Europa League en horas bajas. El equipo de Machín no termina de arrancar como debería, pero tiene hoy en su competición favorita una oportunidad de volver a recuperar sensaciones y confianza. El soriano deberá tocar piezas en busca de soluciones a corto plazo.

Llega la Europa League para el Sevilla y eso siempre es sinónimo de buenas noticias. Ser pentacampeón y lucirlo con orgullo bajo el hombro es algo de lo que solo puede presumir el equipo blanquirrojo, pero deberá aprovechar todo este contexto que le otorga su competición favorita para salir a flote. Necesita cambios, reajustes, mejoras individuales y resultados positivos. Especialmente esto último.

Recibe al Standard de Lieja en el primer duelo, un equipo belga que ya ha visitado nervión en otras ocasiones y que no pone nunca las cosas fáciles. Pero el Sevilla, que a priori es uno de los favoritos para tocar plata en mayo, deberá imponer su carácter de campeón, dejar atrás las dudas ligueras que rezuma y centrarse en una mejoría que debe llegar desde hoy.

Machín prepara cambios en su once, más por necesidad de rotación que por convicción propia en los cambios, pero los habrá. Carriço volverá al eje de la zaga, también Arana al carrilero zurdo y Franco Vázquez a la mediapunta. Amadou también será de la partida en el mediocentro junto a un Banega que debe encontrar un rol que le favorezca. Y arriba, Ben Yedder, un jugador que no debe salir del once titular.

Aún es septiembre y tiene un margen de mejora entendible a estas alturas de campeonato, pero el Sevilla debe cambiar. Solo las victorias podrá reforzar esas mejoras, por lo que hoy debe poner la primera piedra. El Sevilla necesita enganchar de forma definitiva a una afición cansada de tantos altibajos, de tantas dudas y de una falta de futuro que se dibuja en un turbio presente. Toca curarse en la Europa League.

Twitter: DAVID RUIZ (@David_RuizM)

Fotos: Quico Pérez Ventana