David Ruiz

Sevilla FC 1 – 0 Girona FC – Salvado bajo los palos

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC volvió a vencer en el Sánchez Pizjuán gracias a una actuación vital de Sergio Rico bajo palos. El guardameta sevilista atajó un penalti y estuvo decisivo en varias acciones para dejar los tres puntos en Nervión. El Girona compitió bien y destapó las lagunas de un Sevilla que empieza a notar el desgaste físico. Vuelve a la senda de la victoria.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Pizarro; Sarabia (Layún, m. 77), Vázquez (Geis, m. 84), Correa; Muriel.

GIRONA FC: Bono; Aday, Ramalho, Bernardo, Juanpe, Mojica (Planas, m. 78); Pere Pons (Aleix García, m. 44), Portu, Granell, Borja García y Olunga (Lozano, m. 69).

GOLES: 1-0 Sarabia min. 46

ÁRBITRO: Jaime Latre. Mostró amarilla a Aday, Pizarro, Sarabia, Muriel, Borja

INCIDENCIAS: Estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante  33.120 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Rico

Llegaba a Nervión un Girona que se caracterizaba por no ponerle las cosas fáciles a su rival y lo cierto es que conseguirían su objetivo en la primera mitad. Se jugaba poco por dentro porque los de Machín presionaban bien un centro del campo que, sin Banega, sufre para mantener la posesión. De hecho, fueron los catalanes quienes más peligro generaron con buenos robos y centros laterales.

El paso de los minutos daba lugar a un encuentro trabado y rocoso donde los visitantes se iban a sentir bastante cómodos. Las ocasiones, que apenas tuvieron lugar en los primeros minutos, se reservaron para un ecuador de la primera mitad donde se sucederían varias de ellas. Los locales avisaron con tres acciones, especialmente una de Muriel, que se cantaron gol en la grada.

Pero sería el Girona, bien plantado para robar y salir, quien tendría en su mano abrir la lata de forma clara. La tuvieron los de Machín de todos los colores. Primero avisaba Olunga, que realizó una primera mitad sublime, y a falta de escasos minutos para el final tendría que aparecer el héroe de los sevillistas en el encuentro de hoy: Sergio Rico.

El defenestrado guardameta encontraba el perdón con su afición encadenando tres acciones que salvaron a los suyos. Primero con dos muestras de reflejos que evidenciaban que estaba dentro del partido y, segundo, atajando un penalti. El primero que consigue parar el canterano en toda la temporada. Eligió el momento oportuno, pues ir al descanso por debajo en el marcador habría sido preocupante.

 

La segunda parte traería otro aire. Un aire de alivio que Sarabia iba a transmitir a la grada con un gol tempranero. Pase en largo al espacio del Mudo que sorprendía a la zaga catalana y Correa, con extrema delicadeza, picaba el balón por encima del portero. El gol entró con dudas, pues la defensa del Girona consiguió evitar el tanto, pero Sarabia remató a gol para despejarlas.

El gol permitió a los de Montella sentirse más cómodos. No era necesario proponer con balón, de hecho no lo estaba consiguiendo dominar, por lo que pasó a esperar para buscar el contragolpe. Entraría Ben Yedder por un Muriel que marcharse lesionado. No son buenas  noticias, pero el italiano empieza a notar el abuso de minutos a algunos de sus jugadores.

Sarabia tendría en sus botas el segundo tras un pase de Mudo que no iba para él, pero aprovechó la indecisión de la zaga, que esperaba el fuera de juego, para encarar a Bono. No estaba acertado en esta ocasión el madrileño y desaprovechaba una oportunidad de oro para poner tierra de por medio en el partido.

El Girona estaba menos fino en ataque, pero el nerviosismo por un marcador tan abierto se palpaba en el ambiente. Los de Montella empezaron a notar la escasez de frescura y los minutos finales se hicieron eternos para los intereses sevillanos. De nuevo tenía que aparecer Rico con una buena mano abajo tras un cabezazo de Borja. Sufría el Sevilla.

Cambió el dibujo Montella a falta de 5 minutos introduciendo a Geis y quitando a Franco Vázquez. Nzonzi pasó a ser único pivote de un 4-1-4-1 que buscaba cerrar mejor los costados y la primera línea de pase de los catalanes. El Girona, por su parte, siguió apretando y de nuevo probó a un Sergio Rico que estaba siendo el héroe del encuentro. Y así terminaría siendo.

No fue el mejor partido de los sevillistas, pero consiguieron aguantar la victoria para volver a mirar los puestos altos de la tabla. La actuación de Rico fue clave hoy, pero deberá Montella refrescar a un equipo falto de fondo físico. Es la hora de caras nuevas en el once titular. Tendrá una semana de descanso por delante antes del duelo en Canarias. Recuperar la senda de la victoria es el camino correcto.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Fotos: QUICO PÉREZ-VENTANA @perezventana