David Ruiz

Sevilla FC 1 – 0 Real Betis – El Sevilla vence en una batalla de las de antaño

Escrito por David Ruiz. Creado en Real Betis, Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

dn133_0745-mercado-sevilla-betis-qpv-sep16-copia

El Sevilla FC se llevó un nuevo derbi en el Ramón Sánchez Pizjuán. Mercado hizo de héroe en la batalla entre sevillistas y béticos. El partido estuvo lejos de la desigualdad de encuentros anteriores, con un Betis que reaccionó bien al tanto sevillista y que incluso mereció más de estar más acertado el colegiado. Nervión volvió a reinar.

SEVILLA FC: Sergio Rico, Mariano, Mercado, Pareja, Escudero, Iborra (Sarabia min. 69), N’Zonzi, Nasri, Vitolo, Vázquez (Kranevitter min. 76), Vietto (Carlos Fernández min. 87)

REAL BETIS: Adán; Piccini, Bruno, Pezzella, Durmisi (Musonda min 69); Petros, Brasanac (Ceballos min. 60), Felipe Gutiérrez; Joaquín (Donk min. 80), Álex Alegría y Rubén Castro

GOLES: 1-0 Mercado (min. 50)

ÁRBITRO:  Estrada Fernández (Colegio catalán). Amonestó con amarilla a Petros (min. 1), Pezzela (min. 10), Vázquez (min. 15), Nasri (min. 31), Piccini (min. 39), Sarabia (min. 77), Mercado (min. 84), Pareja (min. 84), Bruno (min. 84).

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán ante 39.849 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: N´Zonzi

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Piccini

El Sevilla volvió a llevarse un nuevo derbi sevillano. Esta vez le tocó sufrir y defender un resultado que costó sacar mucho más que en partidos anteriores. Los locales fueron mejores hasta el gol, pero la reacción bética fue positiva, incluso con falta de premio en acciones determinantes. Las interrupciones constantes recordaron a las batallas entre sevillistas y béticos de antaño.

La primera parte contó con poca continuidad. El Betis salió con la idea clara de esperar al Sevilla e intentar forzar la pérdida en las zonas centrales. Con un trivote formado por Felipe, Brazanac y Petros, los de Poyet buscaban más el orden que la velocidad en la zona de ataque. Lo cierto es que el Sevilla estuvo incómodo y Nasri tenía que acudir a la base para ayudar a N´Zonzi en la elaboración.

Las interrupciones y las tarjetas eran constantes, lo que conllevó un ritmo de partido trabado. Tampoco favoreció el arbitraje de Estrada Fernández, sin un criterio claro en sus decisiones y perjudicando a ambos en determinadas jugadas. Lo poco vistoso que se vio en los primeros 45 minutos lo puso Vitolo con sus arrancadas y Joaquín, el único que conseguía agitar a la defensa blanquirroja.

Apenas hubo ocasiones pero sí acercamientos peligrosos. El Betis llegaba con cuentagotas y se fue apagando con el paso de los minutos mientras aumentaba el dominio sevillista. Los de Sampaoli comenzaron a apretar a los 25 minutos y buscaron con mayor ahínco la meta rival. Escudero estuvo muy participativo, completando un buen partido tanto en ataque como en defensa.

El Sevilla llegaba con muchos hombres, pero se ahogaba en la finalización. La mejor ayuda la tuvo en Bruno. El central del Betis regaló en dos jugadas oportunidades muy claras para los sevillistas. Vietto en primera instancia y Nasri en el posterior rechace no aprovecharon dos mano a mano que erraron ante la portería de Adán. El Sevilla ganaba peso en el partido.

Los minutos finales fueron claramente sevillistas. Se activó Vitolo y también Mariano. Con ello la banda derecha comenzaba a funcionar. El Betis intentaba incomodar a base de interrupciones y pérdidas de tiempo, pero no conseguía frenar a un Sevilla que, a pesar de llegar con claridad, le estaba faltando mayor continuidad y finalización en los metros finales.

Pero la segunda mitad iba a resarcir la frustración de los sevillistas. El balón parado, que tanto rédito le está dando al Sevilla esta temporada, adelantaba a los de Nervión. Mercado de remate de cabeza tras falta botada por Nasri hacía el 1-0. El Sánchez Pizjúan estallaba de júbilo. Quería más. Necesitaba el Betis una reacción y Poyet adelantó líneas para ganar presencia ofensiva.

No digirió mal el conjunto verdiblanco el gol. De hecho, disfrutó de los mejores minutos del partido. Lo hizo a raíz de una polémica jugada contraria a sus intereses. Estrada Fernández, que continuó con un recital de malas decisiones, anuló un gol legal a Alex Alegría por un fuera de juego previo inexistente. Mejoró el Betis y entró Ceballos para asentar mayores posesiones en campo rival.

El Sevilla comenzó a dudar y errar pases, lo que contribuyó a la confianza de un Betis que empezó a ver que podía dañar a su rival. Poyet dio entrada a Musonda consciente de que necesitaba esa velocidad y desborde del jugador belga. También movió Sampaoli el banquillo dando entrada a Sarabia para recuperar el control perdido tras el gol de Mercado.

La intensidad del Betis creció y lo cierto es que el Sevilla comenzó a sufrir. Paraba cada jugada para cortar el ritmo de partido. Necesitaban refresco y músculo los de Nervión y entró Kranevitter para tareas más defensivas. En su lugar salió Franco Vázquez, muy cansado en la noche de hoy. También entró Donk por parte bética por un exhausto Joaquín. El desgaste había sido mayúsculo.

Las tanganas aparecieron en los minutos finales símbolo de la tensión acumulada en todo el choque. Estrada lo solucionó con tarjetas amarillas que tampoco apaciguó los ánimos. Carlos Fernández fue el último movimiento de banquillo sevillista, que agotaba sus últimas balas consciente de que el final del partido estaba cerca. Por su parte, el Betis lo intentaba hasta el final.

Llegó a asentarse en campo sevillista el equipo de Poyet demostrando una fe que no se había visto en derbis anteriores. Sin embargo, no sería suficiente para igualar el encuentro. Estrada Fernández pitó el final del partido y dejó los tres puntos en el Sánchez Pizjuán. Terminaba el gran derbi sevillano, pero comenzaba una fiesta que inició la grada del conjunto blanquirrojo.

De nuevo sonríó Nervión. El Sevilla volvió a llevarse un derbi que, por momentos, fue una auténtica batalla como las de antaño. No hubo una diferencia tan abismal como en encuentros recientes. Hoy el Betis plantó cara, especialmente a raíz de encajar el tanto sevillista. No será consuelo para los aficionados verdiblancos, pero sí una lectura positiva de cara al devenir de su equipo.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana