David Ruiz

Sevilla FC 2 – 0 Athletic Club – Nervión es su fortaleza

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

DN131_0414 Gameiro Sevilla-Athletic QPV ene16

El Sevilla despide la primera vuelta en el Sánchez Pizjúan con victoria. La octava consecutiva. Los de Emery muestran la cara positiva en casa, donde han caído serios rivales que no han podido superar la pegada sevillista. Hoy el Athletic mereció mayor premio, pero Gameiro y el doble pivote Krychowiak-Cristóforo amargaron la tarde a los leones.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Coke, Carriço, Kolo, Trèmoulinas; Krychowiak, Critóforo (Iborra, m. 87); Vitolo, Banega (Konoplyanka, m. 69), Krohn-Dehli; Gameiro (Llorente, m. 83)

ATHLETIC: Iraizoz; De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat, Raúl García (Eraso, m. 30): Williams (Merino, m. 84), Aduriz, Lekue (Muniain, m. 59)

GOLES: 1-0, m. 23: Gameiro. 2-0, m. 58: Gameiro, de penalti.

ÁRBITRO: Prieto Iglesias (Colegio navarro). Amonestó con amarilla a Aduriz (51′), Vitolo (54′), Laporte (57′), Balenziaga (76′), Krohn Dehli (88′).

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán ante 35.388 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Gameiro

No hay quien pare a este Sevilla en casa. Demuestra tener la intensidad, el coraje y la pegada necesaria para minimizar a cualquier rival. Hoy el Athletic lo dominó en gran parte del encuentro, pero se sintió cómodo contragolpeando y sosteniendo las acometidas vascas con su doble pivote. Cristóforo se postula como el mejor fichaje invernal posible para Unai.

La primera parte se desarrolló con un mal inicio de los locales. O mejor dicho, con un Athletic atrevido y ofensivo. Su presión alta hizo daño a un Sevilla que le costaba salir desde atrás y sufrió. Sufrió en gran medida por el trabajo de los centrocampistas y mediapuntas vascos a la hora de tapar huecos y pases a Banega. El Sevilla asumió su rol contragolpeador y le acabaría funcionando.

El 1-0 llegaría en la primera aproximación peligrosa sevillista. Gameiro no fallaría un mano a mano tras un buen robo y pase de Cristóforo hacia Vitolo que se encargaba de prolongar hacia el francés para adelantar a los sevillistas en el marcador. Volvía el gol de Gameiro y con él un Sevilla que respiró y se sintió aún más cómodo en el rol que estaba adoptando desde el inicio.

El Athletic tiró de casta y generó peligro sobre todo por la banda de De Marcos. Tremoulinas no está en su mejor nivel y la zaga lo nota. Un tiro al palo de Lekue y aproximaciones peligrosas vascas alertaban a un Sevilla que, sin tener del todo el balón, no se sentía incómodo a la hora de realizar transiciones ofensivas. En una de ellas pudo marcar el segundo Banega, pero acabó trastabillándose en el área.

El primer acto finalizaría con una oportunidad clara de Aduriz que no acierta a la hora de definir ante Rico y que pudo suponer el empate. El Sevilla se iría al descanso sintiéndose conforme con el trabajo bien realizado. Sobre todo de un Cristóforo cuya labor desahoga a Krychowiak en la contención y mejora a Banega en la elaboración. Fue clave en el encuentro de hoy.

En la segunda parte entraría en juego un protagonista desafortunado de la noche, Prieto Iglesias. Tras un inicio de encuentro que mantuvo la línea de los primeros 45 minutos, una internada en el área de Krychowiak con posterior caída al césped es interpretada por el árbitro como penalti. Dudoso cuanto menos y muy protestado por todo el Athletic.

Gameiro se encargaría de transformar su séptima pena máxima consecutiva y hacer un 2-0 que daría tranquilidad en el marcador. Emery movió el banquillo dando entrada a Konoplyanka, que de nuevo no dio su mejor nivel. Los de Valverde no bajarían los brazos y seguirían buscando puerta rival con varias llegadas de peligro. Merecieron el gol los visitantes, que dominaron más aún tras la salida de Banega.

De nuevo sería protagonista el doble pivote sevillista, acompañado por una zaga que, con Carriço, se la ve bien liderada. No pudo conseguir el gol que le metiera en el encuentro el Athletic y los tres puntos se volvieron a quedar en Nervión. La entrada de Iborra y el ex león, Llorente, fue meramente anecdótica, pues el resultado se mantendría hasta los 90 minutos finales.

Una victoria balsámica, de las que continúan la inercia positiva de un equipo. Funcionó la zaga, el centro del campo a nivel defensivo y volvió la pegada. Un Sevilla que se siente cómodo a la contra y que hoy fue sólido ante un rival directo. Acaba la primera vuelta con 24 puntos de 30 en su feudo, en el Ramón Sánchez Pizjuán, su fortaleza.

Twitter: DAVID RUIZ (@Davidrm19)

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA (@perezventana)