David Ruiz

Sevilla FC 2 – 0 Real Betis – La pegada sevillista marca las diferencias

Escrito por David Ruiz. Creado en Real Betis, Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

DN132_0426 Gameiro Sevilla-Betis QPV abr16

El Sevilla se llevó un nuevo derbi sevillano. Lo hizo por 2-0 con goles de Gameiro y Coke en la segunda mitad. El Betis compitió bien, incluso fue mejor que el Sevilla los primeros 20 minutos, pero su inoperancia en ataque y la pegada sevillista marcaron las diferencias del encuentro.

SEVILLA FC: Rico; Mariano, Carriço, Kolo, Escudero; N’Zonzi, Krychowiak; Reyes (Coke min. 75), Banega (Iborra min 80), Konoplyanka (Krohn-Dehli min. 67); Gameiro

REAL BETIS: Adán; Montoya, Pezzella, Bruno, Westermann; Petros (Fabián min. 81), N’Diaye; Joaquín (Van Wolfswinkel min. 69), Ceballos, Musonda (Cejudo min. 50); Rubén Castro

GOLES: 1-0 Gameiro (min. 66), 2-0 (Coke min.79)

ÁRBITRO: Velasco Carballo (Colegio madrileño). Amonestó con amarilla a Banega (min. 6), Musonda (min. 13), Bruno (min. 34), Gameiro (min. 48), Cejudo (min. 56), Reyes (min. 65), Westermann (min. 78), Escudero (min. 82), Mariano (min. 88)

INCIDENCIAS: 39.523 espectadores en el Sánchez Pizjuán

NUMBER 1 DEL SEVILLA: N´Zonzi

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: N´Diaye

Sevilla volvió a ser rojiblanca. El conjunto de Nervión superó a un Betis que esta vez sí dio la cara en el Sánchez Pizjuán. Los precedentes entre ambos y la superioridad sevillista no parecieron influir en el encuentro. No, al menos, en la primera parte, donde el Betis incapacitó bien a un Sevilla escaso de ideas. La igualdad del partido la desatascó una pegada sevillista, hoy por hoy, determinante.

El choque se inició de forma diferente a los últimos derbis en campo sevillista. Principalmente porque el Betis comenzó sintiéndose superior. Merino quería ahogar la salida de balón de su rival con un 4-3-3 que funcionó a la perfección durante los primeros 15 minutos. Los verdiblancos salieron más intensos y convencidos que un Sevilla poco preciso. Este inicio le sirvió a los de Heliópolis para asentarse en el verde sevillista y no pasar apuros.

El Sevilla se veía obligado a buscar el juego directo o la salida lateral para poder avanzar metros. Reyes estaba muy encimado cuando recibía el balón y el trabajo de N´Diaye y Petros funcionaba sobre Banega. Solo le quedaba a Emery la carta de Konoplyanka, que respondió. Poco a poco el Sevilla ganó metros y el Betis fue retrocediendo. Ganaron pausa los sevillistas y empezaron a dominar.

Los de Merino estaban consiguiendo llevar el partido a su terreno a pesar de que la posesión era blanquirroja. Mantuvieron el orden defensivo conteniendo a un Sevilla que generaba peligro especialmente cuando Konoplyanka, Gameiro y Escudero conseguían enlazar por la izquierda. Bruno, hoy lateral derecho, tuvo que trabajar de lo lindo. Poco a poco el Betis se encomendó más a defender que a otro asunto y el Sevilla lo aprovechó para generar las oportunidades más claras.

Las interrupciones enturbiaron un encuentro cada vez más igualado. El Betis se olvidó de atacar y al Sevilla le costaba finalizar sus jugadas ofensivas. Finalizó la primera parte con un Betis serio, que conseguía poner en apuros la salida de balón sevillista, pero que estaba viendo cómo su rival era el único que proponía argumentos ofensivos. Merino se conformaba con ello.

La segunda parte dejó de nuevo un Betis intenso, como en el inicio de la primera. La tuvo Cejudo, que entró por un Musonda desafortunado, con en un disparo lejano que se marchó a córner. También Dani Ceballos en la jugada posterior, desviando un tiro que rozó el palo largo de la meta de Sergio Rico. Eran las primeras ocasiones claras de un Betis que no se amedrentaba en el Pizjuán.

Pero el Sevilla comenzó a apretar. Ya había avisado en jugadas a balón parado y centros laterales y lo volvería a hacer en este segundo periodo. Carriço mandaba fuera un cabezazo que se paseaba ante Adán a la salida de un córner. Comenzaban a llegar oportunidades de ambos equipos. Querían los tres puntos y así lo demostraban en el terreno de juego.

Trascurrieron los minutos con un duelo muy determinado por lo táctico. El Sevilla decidió optar por la salida lateral ante la buena presión alta bética, que se encargaba de cerrar todos los espacios posibles. Parecía que el Betis no iba a conceder errores, pero un desajuste bético permitió la contra que supondría el primer tanto para los sevillistas. Contragolpe que finalizaría Kevin Gameiro.

N´Zonzi y Banega condujeron la transición ofensiva más clara de las que dispuso el Sevilla en el partido. El francés aprovechó bien los espacios para actuar de extremo zurdo y poner un centro que, tras tocar en un defensor bético, caía a la cabeza de Gameiro. Su compatriota no perdonaba y situaba el 1-0 en el marcador. Nervión estallaba de júbilo, su equipo se había adelantado en el minuto 66.

El gol serenó a los de Emery y precipitó a los verdiblancos. Al Betis no le quedaba mas remedio que irse con todo al ataque, pasó al 4-4-2 y dio entrada a Ricky por un gris Joaquín. Los espacios comenzaban a aparecer y, consciente de ello, el Sevilla decidió retroceder algunos metros para sorprender a la contra. Sabía que un gol más finiquitaba las opciones béticas.

Coke, que había entrado por un exhausto Reyes, sentenciaba el encuentro en el 79 con un sorprendente golazo desde fuera del área. Su disparo sorprendió a todos: fuerte, preciso e inalcanzable para Adán. Era el gol de la tranquilidad, el gol que premiaba a un Sevilla que sigue sin estar a su mejor nivel, pero que no pierde la pegada que le hace estar, hoy por hoy, muy por delante de este Betis.

Pero el Betis no se rindió. No bajó los brazos como lo hizo en Copa y buscó el gol del honor. El problema de este equipo es que depende en demasía de Rubén Castro y el canario estuvo bien frenado por la zaga sevillista. Los verdiblancos dispusieron de alguna ocasión clara para maquillar el marcador, pero su escasez goleadora volvió a hacer mella. Son ya cuatro derbis consecutivos sin anotar.

Los tres puntos se quedaron en Nervión con un Sevilla que cuenta los derbis por victorias. El Betis cayó con honor, formando un buen entramado defensivo que dificultó la tarea sevillista, pero la pegada de los de Nervión resultó más efectiva. Mucho más que un Betis que tiene un problema en su delantera. La victoria afianza a los sevillistas en Europa y obliga a los béticos a pensar en la siguiente temporada.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana