David Ruiz

Sevilla FC 2 – 2 Basaksehir – Dosis de sufrimiento para volver a la Champions

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC ya es oficialmente de Champions League. El equipo de Berizzo remontó el tanto inicial de Elia, pero los turcos empataron en los minutos finales llevando el nerviosismo a una grada y un equipo que pidió la hora. El objetivo, cumplido.

SEVILLA FC: Rico; Mercado, Pareja, Lenglet, Escudero; N’Zonzi, Banega (Sarabia min 90), Pizarro; Navas (Montoya min 85), Ben Yedder, Correa (Nolito min. 71)

BASAKSEHIR: Babacan; Caiçara, Attamah, Eupureanu, Clichy; Tekdemir (Erdem min 83), Emre, Mossoro (Napoleoni min. 71); Elia (Frei min 82), Adebayor, Visca

GOLES: 0-1 Elia min. 16, 1-1 Escudero min. 51, 2-1 Nolito min. 74 Visca 2-2 min. 82

ÁRBITRO: . William Collum. Amonestó con amarilla a Epureanu 48 min, Mossoró min. 60, Nico Pareja min 65, Correa min. 69

INCIDENCIAS:  Estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 34243 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Nolito

El Sevilla salió imperante al terreno de juego. Como hay que salir en estas situaciones. Había mucho en juego y ya en el primer cuarto de hora había protagonizado hasta tres ocasiones para adelantarse en el marcador. Pero el fútbol es caprichoso e injusto. El Basaksehir no había llegado a puerta y estaba siendo totalmente dominado por los de nervión, pero el gol cayó a su favor.

De nuevo la defensa sevillista demostró su fragilidad en contundencia y permitió una jugada elaborada por banda derecha que finalizó Elia solo al segundo palo. Murmullos en Nervión, que veía como su equipo se complicaba una eliminatoria que tenía encarrilada. Tocaba sobreponerse, pero lo cierto es que el gol asentó a un Basaksehir que comenzó a dominar y generar peligro por bandas.

Los de Berizzo no consiguieron volver a avasallar a su rival como en los primeros 15 minutos y el partido entró en una fase desconcertante hasta el término de la primera mitad. Pocas ayudas defensivas, errores individuales y líneas demasiado separadas hacían del equipo sevillista un conjunto aparentemente vulnerable. Y eso no eran buenas noticias.

La segunda parte fue otra historia. Berizzo no introdujo cambio de jugadores, pero si las directrices oportunas para que el equipo no estuviera tan partido y fluyera mejor el juego. Fue así como consiguió empatar el encuentro. Escudero, que esta de dulce y a gran nivel goleador, aparecía en el segundo palo para rematar un centro medido de Jesús Navas. Volvía la tranquilidad a Nervión.

No les quedaba otra a los turcos que ir a por un nuevo tanto y adelantaron metros en su línea defensiva. El Sevilla los retrasó, pero eso le permitió espacios. Y ahí dominan Correa y Navas. Especialmente fino estuvo el argentino con varios desmarques que desordenaron a la defensa rival y que permitían a los nervionenses seguir generando peligro a pesar de tener menor control del juego con balón.

Nzonzi tuvo la sentencia en sus botas en uno de los contragolpes que dejaba producir el Basaksehir, pero no sería problema para un Sevilla que se encontraba muy cómodo cediendo algo de control y encontrando los espacios. Nolito, que había salido para decantar el partido de forma definitiva, sería protagonista en la jugada que adelantaba a los hombres de Berizzo

El sanluqueño conducía un contragolpe que le permitió encarar al último defensa. Lo quebró con un soberbio recorte, continuó la jugada, volvió a driblar a su siguiente oponente y cedió un suculento balón para que Ben Yedder, con amago previo, definiera por raso al palo largo. Nervión vibraba con los suyos. Al fin marcaba su delantero, pero la ovación se la llevaba, como no, el bueno de Nolito.

En Nervión comenzaban a festejar el pase cuando el Basaksehir, que parecía haber arrojado la toalla, iba a empatar el partido. Sería Visca con un potente disparo dentro del área quien volvía a llevar la intranquilidad. Aún restaban diez minutos de partido. Diez minutos de auténtico calvario. Los turcos echaron el resto en busca del gol del pase. Temblaba el Sánchez Pizjuán.

Emre dispuso de una falta que se cantó gol en el banquillo turco, pero encontró el palo. Los últimos minutos transcurrieron lentamente con un Sevilla nervioso que pedía la hora a gritos. Parecía mentira tras el tanto de Ben Yedder. Con sufrimiento y desesperación por un final que se antojaba interminable, el conjunto sevillista consiguió su objetivo: es de Champions League.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana