David Ruiz

Sevilla FC 3 – 1 Shakhtar Donestk – ¡Y les llevó a otra final!

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

DN132_0581 Gameiro Sevilla-Shakhtar QPV may16

El Sevilla estará en Basilea. El Ramón Sánchez Pizjuán vivió una noche mágica para el recuerdo. Y para la historia. Gameiro fue el héroe una vez más en un partido que redondeó Mariano con un soberbio gol. En la final le esperará uno de los equipos más grandes de Europa, el Liverpool de Klopp.

SEVILLA FC: David Soria; Mariano, Rami, Carriço, Trémoulinas (Escudero min. 73); N’Zonzi, Krychowiak; Coke, Banega (Escudero min. 88), Vitolo; Gameiro (Iborra min. 81)

SHAKHTAR: Pyatov; Srna, Kucher, Rakitskiy, Ismaily; Malyshev, Stepanenko (Nem min. 83); Marlos, Kovalenko, Taison (Bernard min. 75); Eduardo

GOLES: 1-0 Gameiro (min. 9), 1-1 (Eduardo min. 43), 2-1 (Gameiro min. 47), 3-1 Mariano (min. 58)

ÁRBITRO: Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestó a Marlos (min.11), Rakitskiy (min. 13), Kucher (min. 19), Banega (min. 29), Srna (min 48), Eduardo (min. 61), Vitolo (min. 86)

INCIDENCIAS: Ramón Sánchez Pizjuán 41.286 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Gameiro

Romper obstáculos, superar retos, repetir éxitos. El Sevilla parece obcecado en no desviarse de su camino. Un camino que comenzó hace diez años y que año tras año vuelve a andar. Vuelve a reescribir. La historia dorada del Sevilla FC parece interminable. Hoy escribió una más, consiguiendo su quinta final de Europa League, la tercera consecutiva.

La noche pintaba grandiosa. Con un Sánchez Pizjuán engalanado para la ocasión. 40.000 gargantas estaban dispuestas a dejarse la voz por un sueño que ya es realidad. No podía ser de otra forma, este equipo continúa su idilio con la competición y esta noche, ante un Shakhtar que volvió a sucumbir ante el Sevilla, llevó a su afición de nuevo a otra final.

El inicio de la primera mitad iba a desarrollarse bajo un guión muy parecido al de la ida. El Sevilla comenzó mandando gracias a una presión intensa que ahogó a los hombres de Lucescu. Era lo que demandaba el partido para los nervionenses, un control del ritmo a partir de su nivel de intensidad. Los de Emery controlaron la primera media hora de encuentro.

Cuando el trabajo está bien realizado es difícil no salir recompensado. Gameiro, que traduce sus oportunidades en goles, aprovechaba un error de Malyshev en salida para encarar puerta y abrir el marcador. El 1-0 hacía vibrar a todo el Sánchez Pizjuán. Su equipo se adelantaba en la eliminatoria y obligaba al Shakhtar a meter dos goles.

Pero los ucranianos no habían dicho su última palabra. El Sevilla fue bajando esa intensidad inicial y reculó varios metros. Con espacios apareció Marlos, el hombre más destacado del conjunto minero, y empezó a hacer añicos el buen entramado sevillista. Comenzó a avisar a falta de cinco minutos para el final de la primera mitad y acabaría asestando un duro golpe para los blanquirrojos.

Empataba el Shakhtar y lo hacía en una contra magníficamente ejecutada tras un córner sevillista. El encargado de finalizar fue Eduardo, que dejaba helado al Ramón Sánchez Pizjuán al filo del primer periodo. Con tablas en el marcador el Sevilla encaró el vestuario consciente de que aún era dueño de la final, pero no podía volver a cometer errores ante este Shakhtar.

Y no solo no los cometió, sino que asestó un nuevo golpe a su rival. Se relamió sus heridas y fue a buscar al equipo minero nada mas arrancar la segunda mitad. De nuevo aparecía Gameiro, único e irrepetible Gameiro, para adelantar a los sevillistas. Sería en una contra conducida por Krychowiak que filtraba un excelente balón al francés. El 2-1 volvia a llevar el optimismo a la grada

El Sevilla aprendió la lección y no volvió a ceder espacios ni a Tyson ni a Marlos, los hombres más activos de Lucescu. Sin su jugador de mayor peligro, el Shakhtar comenzó a mostrarse espeso y el Sevilla lo aprovechó para adueñarse de la situación. Ya había avisado Gameiro en alguna contra, pero quien tomaría protagonismo para finiquitar el encuentro tendría acento brasileño.

Mariano, con un excelente golpeo desde fuera del área, recordó al mejor Roberto Carlos y se sacó un disparo al que nada pudo hacer Pyatov. El chut lejano siguió una trayectoria muy similar a la que Puerta dibujó ante el Schalke en 2006. Un Antonio que desde el cielo, sin duda, también tuvo su parte de ayuda en el magnífico tanto que anotaba el lateral brasileño.

Los ucranianos lo siguieron intentando pero la fe se fue agotando con el paso de los minutos. El Sevilla se sentía finalista y así terminaría siendo. Era imposible no haberlo sido en un día como hoy, ante una afición como ésta. Años de trabajo, de buen trabajo, de ilusión y de gloria. Porque el Sevilla volvió a tocar la gloria, una vez más, en la noche de hoy.

Dos fechas están marcadas en rojo en el calendario sevillista. Un calendario que tiene en mayo su mes favorito. De nuevo estará en otra final, será el 22 de mayo, cuatro días después de la final de Copa ante el FC Barcelona. No nos damos cuenta, pero este Sevilla ha hecho historia. La sigue haciendo año tras año. Y no parece dispuesto a dejar de escribirla.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana