David Ruiz

Standard de Lieja 1 – 0 Sevilla FC – Europa paga jugar con fuego

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC cayó de forma estrepitosa en Lieja y se complica la clasificación para pasar de ronda en Europa League. Los de Machín, que tuvieron la posesión en la primera mitad, no supieron transformarla en ocasiones y mostraron una debilidad defensiva que aprovechó el Standard. Sarabia fue expulsado por doble amarilla.

.

STANDARD: Ochoa; Fai, Luyindama, Vanheusden, Laifis; Bastien, Cimirot, M’Poku (Razvan Marin, m. 42); Djenepo, Emond (Orlando Sá, m. 64) y Carcela (Lestienne, m. 84).

SEVILLA FC: Vaclik; Mercado, Kjaer, Carriço; Aleix Vidal (Sarabia, m. 51), Roque Mesa, Banega, Franco Vázquez (André Silva, m. 76), Arana (Muriel, m. 85); Promes y Ben Yedder.

GOLES: 1-0, m. 62, Djenepo.

ÁRBITRO: Daniel Siebert (Alemania). Sacó amarilla a Banega, Roque Mesa, Luyindama, Franco Vázquez, Djenepo, Orlando Sá y Ochoa. Expulsó a Sarabia por doble amonestación.

INCIDENCIAS: Estadio Maurice Dufrasne. 18.000 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Vaclik

El Sevilla volvió a dar una pésima imagen en su visita europea. Tras perder en Rusia y rozar el ridículo en Turquía, hoy cayó ante un Standard que se dedicó a ordenarse defensivamente y aprovechar la fragilidad en defensa que mostraron los hispalenses. SIn profundidad y con una desgana general alarmante, los de Machín no reaccionaron hasta que se vieron por detrás en el marcador. Y no fue suficiente.

El soriano dio la oportunidad a varios menos habituales y éstos volvieron a dejar latente que su nivel es bastante bajo. Ni Arana, ni Aleix Vidal (que se marchó lesionado), ni Promes, ni Roque Mesa, ni Muriel están, hoy por hoy, al nivel que exige un equipo como el Sevilla. Y lo notó durante todo un encuentro en el que el equipo distó mucho del buen equipo que muestra ser.

En la primera mitad contó con altas cuotas de posesión, pero era una posesión anodina. Banega, que jugó de nuevo más adelantado como lo hizo ante el Valladolid, bajaba mucho a recibir el balón y ninguno de sus compañeros supo rellenar el espacio entre líneas que dejaba el argentino para estar escalonados y ganar en profundidad. El resultado fue un Sevilla plano y previsible.

Tan solo una de Franco Vázquez al travesaño sería la más clara de un Sevilla espeso, al que le valía el empate y que no esperaba sufrir en demasía en un encuentro que, por calidad, debía decidir. Pero en el fútbol las confianzas nunca son buenas compañías, y en Europa, menos aún. El Standard dio el susto en varias llegadas y terminaría rematándolo en la segunda mitad.

Djenepo iba a adelantar al conjunto belga tras la continuación de una jugada dudosa previa por manos de Mercado en el área que no pitaba el colegiado. El propio central argentino rompía el fuera de juego para que el jugador del equipo belga batiera a Vaclik por bajo. Llegaba el jarro de agua fría, pero aún había tiempo y capacidad de reacción. Eso se pensaba al menos en la nave sevillista.

Sarabia tuvo que entrar para actuar de lateral derecho ante la lesión de Aleix y su internada en el partido no pudo ser más desafortunada. El madrileño vio dos amarillas que le costaron la expulsión y pusieron más cuesta arriba un encuentro que se tornaba en tintes dramáticos. Fue entonces cuando el Sevilla reaccionó. Machín dio entrada a André Silva e incluso a Muriel en la posición de Arana. Sin éxito.

Y a punto estuvieron los locales de hacer el segundo en varias jugadas al contragolpe. Especialmente en una acción rocambolesca entre Kjaer y Vaclik que el checo conseguiría evitar bajo palos en primera estancia y que en la segunda erraría el equipo belga de forma inverosímil. Era el todo o nada. Había que jugársela en busca del empate, pero no estuvo siquiera cerca de ello.

La derrota deja tocada la moral de un equipo que en Europa no consigue ser regular. Quizá volver a dar esta imagen sirva a la directiva sevillista para entender que la plantilla es corta, que hay jugadores muy lejos de su nivel y que no le va a dar para competir bien en tres competiciones. Aún le queda una última bala: ganar en casa al Krasnodar. Está en sus manos en diciembre, y de Caparrós en enero.

Twitter: DAVID RUIZ (@DavidRM19)

Fotos: Sevilla FC