Un Sevilla sin pegada no pasa del empate ante el Eibar

Escrito por Number 1 Sport. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

seveibar91

El equipo de Unai Emery, sin chispa y sin fútbol, es incapaz de ganarle en Nervión al Eibar, el equipo con menor presupuesto de Primera División, aunque en esta ocasión el técnico del Sevilla FC no ha cogido «esta vara de medir».

Sevilla Fútbol Club: Beto; Aleix Vidal, Nico Pareja, Arribas, Diogo Figueiras; Krychowiak, Mbia; Reyes, Éver Banega (Bacca, m.57), Vitolo (Deulofeu, m.78); y Gameiro (Denis Suárez, m.70).
Sociedad Deportiva Eibar: Iruretagoiena; Bóveda, Albentosa, Raúl Navas, Lillo; Dani García, Abraham (Javi Lara, m.78); Capa, Boateng (Errasti, m.63), Arruabarrena (Lekic, m.82); y Piovaccari.
Árbitro: Xavier Estrada Fernández (Comité Catalán). Mal. Amonestó a los visitantes Lillo (m.16), Abraham (m.22), Albentosa (m.52), Dani García (m.80), Javi Lara (m.89) y Piovaccari (m.93) y a los locales Arribas (m.52), Krychowiak (m.85) y Denis Suárez (m.88).
Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante menos de veinte mil espectadores, la peor entrada de la temporada en Nervión. Terreno de juego en buenas condiciones a pesar de la lluvia caída estos días.
El Number 1 del partido: Denis Suarez.

En el Ramón Sánchez Pizjuán, el Eibar, el equipo con el presupuesto más bajo de Primera División, demostró que se puede competir ante un rival con más cartera. Es decir, echó por tierra la teoría de Unai Emery de no competir ante los grandes.

El Sevilla FC comenzó el partido con ganas de llevar el mando y mover rápido el balón para desbordar el buen dispositivo defensivo del conjunto que entrena Gaizka Garitano, un equipo que ha debutado sin complejos en la máxima categoría y que, además, lleva mejores números como visitante que como local.

Además, el Eibar no se lo pensó nunca a la hora de montar contragolpes y demostrar que no solo vino al estadio hispalense a encerrarse, por lo que el Sevilla F también tuvo que tuvo que preocuparse de las incursiones de jugadores como Mikel Arruabarrena o el italiano Federico Piovaccari.

Pero lo cierto es que fue el guardameta Xabi Iruretagoiena el que tuvo que intervenir en alguna ocasión en intentos sevillistas por abrir el marcador, aunque no muchos, porque el Sevilla FC no evidenció la pegada que atesoran sus hombres de ataques.

Poco a poco Eibar llegó a aburrir al equipo de Emery al final de la primera parte y a crecerse para empezar a poner en apuros a Beto, como en un remate fuerte del centrocampista ghanés Derek Boateng al que respondió bien el portugués.

Tras el descanso, volvió el Sevilla FC a ponerle intensidad al partido en busca del gol y el polaco Gregory Krychowiak y el francés Kevin Gameiro tuvieron pronto buenas oportunidades para conseguirlo, pero el conjunto eibarrés nunca se descentró ante un rival que, con la entrada del colombiano Carlos Bacca, dispuso por momentos de dos delanteros centros para encontrar otras soluciones en ataque.

El cronómetro corría y el Sevilla FC aumentaba su presión, e incluso le anularon un gol a Stéphane Mbia al indicar un asistente al árbitro que Bacca estaba en fuera de juego en esa jugada.

Pero el 0-0 del marcador no se movió, porque Emery una vez más tardó en mover el banquillo, y porque aunque los sevillistas llegaron en numerosas ocasiones al área del Eibar, los de Nervión apenas dispararon a puerta, cosa esta indispensable en el fútbol para que el balón llegue a las redes del contrario.
Lo normal, no todos los días se puede ganar con la ley del mínimo esfuerzo y poniendo muy poco fútbol en la cancha

Twitter: @Number1Sport