David Ruiz

Una temporada de sobresaliente

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

El Sevilla FC acaba la temporada cumpliendo el objetivo y logrando la mejor puntuación de su historia. También consiguió llegar a octavos de final  de Champions League y a semifinales de Copa del Rey, por lo que la temporada no se puede catalogar de otra forma que no sea de sobresaliente. Es hora de salidas y llegadas que refuercen aún más a un club que quiere permanecer en la élite.

El Sevilla FC ha llegado para quedarse. Esa es la sensación que transmite un club que en dos años parece haberse asentado en lo más alto, incluso con opciones de alcanzar títulos, hasta ahora, inalcanzables. Un Sevilla renovado e ilusionante de la mano de Monchi y Lopetegui, que forman un tándem prodigioso. Segunda temporada consecutiva siendo cuartos y alcanzando la Champions. Solo le faltó levantar plata para llegar a la matrícula de honor.

El Sevilla consiguió llegar a semifinales de Copa del Rey para caer cruelmente en la última jugada frente al Barça, que le privó de jugar una nueva final. También cayó frente al Dortmund en octavos de Champions. Dos eliminatorias diferentes pero en las que se vio al mismo Sevilla: un Sevilla exhausto que mostró dos caras fruto de la irregularidad. Se quedó en la orilla por no responderle las piernas ni la mente en los momentos claves.

Pero lejos de hundirle en lo que le restó de temporada, le motivó. Venció el derbi sevillano y empezó a acumular victoria tras victoria ya con el descanso de poder jugar menos partidos a la semana. Creció tanto que incluso se metió en la pelea por la liga. Apenas se habló de que consiguió sacarle 20 puntos al quinto, pues los de Nervión mostraban ambición por lo máximo. Murió de pie, pese a caer de forma inesperada en casa frente al Athletic.

Pero es necesario poner en perspectiva la temporada sevillista para valorar más si cabe un gran año. Fue el equipo que más tarde terminó la temporada en su duelo de Supercopa de Europa frente al Bayern y el que más tarde ha terminado esta temporada actual. También ha sido el equipo que menos ha descansado y que más partidos ha tenido que jugar a lo largo del año. Todo ello superando la situación de Covid19 que asola el mundo.

Y no solo consiguió sobreponerse a toda adversidad, sino que ha podido mantenerse a buen nivel físico y de juego en la mayor parte de la temporada. Solo flaqueó en los meses de octubre y noviembre, y se notó desgastado en el mes clave de febrero, pero voló como un avión en el tramo final de la temporada. Conseguir la cuarta plaza a falta de cinco jornadas lo demuestra.

Deportivamente se ha visto a un Sevilla que ha intentado renovarse. Acuña y Jesús Navas se han asentado como las dos herramientas más importantes de un juego que ya sin Banega ha pasado por Jordán, Papu y Rakitic en la medular y Suso y Ocampos en las bandas. El triángulo Fernando-Diego Carlos-Koundé se ha seguido manteniendo al más elevado nivel y las áreas las ha dominado con Bono y un En Nesyri inesperadamente goleador.

El pero ha estado en el banquillo, donde jugadores como Gudelj, De Jong, Escudero, Óliver Torres, Sergi Gómez u Óscar no han estado a la altura, entre muchos otros. Será lo primero que deba corregir Monchi este verano, más allá de retener todo lo que pueda a sus principales estrellas. Con el de San Fernando a los mandos, no debe existir preocupación. La marca Sevilla ha crecido, lo que siempre será un atractivo para grandes jugadores.

En definitiva, un Sevilla en pleno crecimiento y que genera mucha ilusión. Tiene fuerza para retener a sus figuras, y si no, tiene al mejor solucionador de estos problemas en la dirección deportiva. El proyecto Sevilla FC sigue creciendo y su objetivo es mantenerse durante muchos años más a este nivel. El tiempo dirá si solo fue un ciclo o si se ha comenzado a poner realmente la piedra para construir un Sevilla de élite española y europea.

Por: DAVID RUIZ 

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA