David Ruiz

Una temporada de sobresaliente

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , ,

DN132_1625 CelebracionUefa QPV may16

El Sevilla ha concluido la temporada de forma sobresaliente. Conseguir el quinto título de Europa League que da derecho a jugar Champions y llegar a una final de Copa del Rey son hitos más que suficientes para cerrar un año exitoso.

El Sevilla ha puesto un broche de oro a la temporada con su quinta Europa League. Una temporada de altibajos en Liga que sembró muchas dudas sobre su futuro, pero que se han disipado con la consecución de un nuevo título. En un club como el sevillista, llegar a dos finales y conseguir entrar en Champions es más que suficiente para celebrar una temporada exitosa.

Es cierto que su año liguero ha sido malo. El Sevilla sacrificó la Liga para centrarse en las otras dos competiciones y le salió bien. No ha conseguido aprobar en competición doméstica, donde ha sido irregular sin lograr vencer a domicilio en toda la temporada. Sin duda, números muy negativos que deberán analizar en el club hispalense de cara al próximo curso.

En Copa del Rey se encontró un camino asequible donde apenas encontró oposición. Arrasó a su máximo rival y superó con facilidad a Logroñés, Mirandés y Celta. Cayó con honor en la final ante un Barça que sigue demostrando por qué es el mejor equipo del mundo. El desgaste de la final de Europa League y las sanciones hicieron mella en un equipo que no pudo cumplir ese sueño.

En Europa League continuó su idilio, un año más. De nuevo demostró ser ese equipo que renace de sus cenizas, que no se rinde y que te mata si no lo haces tú antes. Supo sufrir cuando le tocó y supo dar la talla ante citas importantes. Tres títulos europeos consecutivos lo inscriben en la historia de este deporte. Una década gloriosa que tiene en esta competición su punto de origen.

En cuanto a fichajes, no fue el mejor año. Solo N´Zonzi, a pesar de sus malos inicios, y Rami han demostrado ser grandes incorporaciones. También Mariano y Escudero lo han hecho en tramos importantes de la temporada, especialmente el brasileño. Llorente, Fazio, y Konoplyanka, hombres con altas expectativas, han decepcionado.

Tampoco ha sido un año positivo en cuanto a lesiones. Andreolli, que transmitía buenas sensaciones, lo hizo a inicios de temporada, Pareja tardó en volver a los terrenos de juego, Carriço tuvo que trabajar para reencontrar su nivel, Tremoulinas no participó en el tramo más importante del año y Krohn-Dehli se lesionó de gravedad en el momento que su equipo más lo necesitaba.

El principal artífice de este año lleno de dificultades ha sido Unai Emery. El vasco fue de nuevo discutido en varios momentos de la temporada, pero gracias a su gestión de la plantilla (más corta que años anteriores) ha sido capaz de llevar al Sevilla a dos finales, vencer en una de ellas y jugar Champions la temporada que viene. Gran parte de su buen año se lo debe a su entrenador.

Y también a su delantero. Kevin Gameiro ha completado su mejor temporada como sevillista anotando 29 goles y dando 7 asistencias. Estará finalmente en la Eurocopa, donde se hacía inverosímil su ausencia. Junto a Banega, que completó su última temporada como sevillista, y Vitolo, han conformado el tridente fundamental para sostener a este Sevilla campeón.

El insuficiente en Liga y el fracaso de algunos jugadores de los que se esperaba más impiden la matricula de honor a un año inolvidable para el sevillismo. Un año que consolida al Sevilla en la élite y que le permitirá competir un año más con los más grandes de Europa. Un año, en definitiva, de sobresaliente. En Nervión siguen demostrando ser todo un ejemplo.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Fotos: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana