Números

Escrito por Number 1 Sport. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , ,

NÚMEROS. Por Fermín Hevia.

¿Por qué no hay dinero para fichar? ¿Se ha renovado la plantilla? ¿Dónde ha ido el potencial económico de un equipo que hace unos años maravillaba a toda Europa con su juego, y que se ponía como modelo de gestión y buen hacer a nivel de scouting y organizacional?
Nunca me he escondido. Al igual que pienso que Ramón Rodríguez Verdejo fue fundamental para dar un giro copernicano a un equipo que venía de los avernos, creo sinceramente que el puesto le viene grande, que le lleva viniendo grande desde que el Sevilla Fútbol Club crece a un ritmo mucho mayor que la capacidad de sus gestores.

A mí me gustan los números, me encantan. Tienen la virtud de que, aunque las interpretaciones sobre un resultado pueden ser infinitas, el resultado en sí no cambia nunca. Salvo en matemática cuántica (es una expresión, que me perdonen los puristas) 2 + 2 son 4, siempre 4. Después se podrá decir que eran 2 + 2 porque no pudo llegarse al 3 + 2 por culpa de factores exógenos, o que 2+2 es un buen resultado o pésimo, pero, invariablemente, serán 4.
El proyecto que se inició con Alés y que continuó con Del Nido tuvo una importantísima base en dos puntales fundamentales: fichajes económicos y cantera. De la cantera han salido grandísimos futbolistas que han dejado bien llenas las arcas del Club o se han quedado participando al máximo nivel de los éxitos de la entidad; Reyes, Sergio Ramos, Jesús Navas, Diego Capel, Perotti o Javi Varas son ejemplos de jugadores bien trabajados y cuya rentabilidad, económica y/o deportiva, está ahí.
El otro pilar que cimentó la bonanza sevillista fue el de fichar muy barato a jugadores de gran potencial o que, habiéndolo demostrado, se habían defenestrado por uno u otro motivo: ahí tenemos a los Javi Navarro, Daniel Alves, Baptista, Adriano, Luis Fabiano, Maresca, David Castedo, Palop, Kanoute,… Podría apostar casi cualquier cantidad, a que el importe total de estos fichajes no superaría los 20 millones de € de inversión.

Así se fraguó el Sevilla de los éxitos, el que cambió el paradigma de equipo mediocre a equipo grande, el que estaba llamado a discutirle el status quo a los colosos (ésto, recuerden, lo decía Del Nido, tiren de hemeroteca) y que quería consolidarse en Champions League y ser alternativa real en la Liga Española.
Pero no. Algo se torció. Muchos fijan el comienzo de la cuesta abajo cuando sale Juande y entra Jiménez. Esos mismos se olvidan de que las distensiones habían comenzado antes, justo un año antes, con fichajes que no eran del gusto del entonces míster (Chevantón, por ejemplo). Juande, a pesar de irse como lo hizo, tuvo tal vez la visión de que algo comenzaba a no ir tan bien y, cobardemente (y por una morterada de pasta) dejó el Sevilla con unos pírricos 10 puntos en la jornada 9. A partir de ahí, entrenadores cómodos y planificaciones extrañas.

Decíamos que los éxitos se cocinaron con los ingredientes de la mesura y la cantera. ¿Queda algo de alguno de ellos hoy? Tengo serias dudas. Como escribía antes, los números dicen verdades, otra cosa es que queramos o no escucharlas. Esta ha sido la inversión de los últimas 6 temporadas en fichajes, con las respectivas entradas de dinero por ventas:

Fichajes 2006/2007: Chevantón, Kerzhakov, Poulsen, Hinkel, Duda, Cobeño–> 21,5 millones de €
VENTAS: 1,5 millones de €
Fichajes 2007/2008:
De Sanctis, Boulahrouz, De Mul, Koné, Mosquera, Keita –>  32 millones de €        VENTAS: 21 millones de
Fichajes 2008/2009:
Acosta, Navarro, Konko, Romaric, Duscher, Squillaci –>  39 millones de €         VENTAS: 60,5 millones de €
Fichajes 2009/2010:
Sergio Sánchez, Negredo, Zokora –> 28 millones de €            
VENTAS:
9,1 millones de €
Fichajes 2010/2011:
Cigarini, Guarente, Alexis, Cáceres, Dabo, Medel y Rakitic –> 16,8 millones de €  VENTAS: 29,6 millones de €
Fichajes 2011/2012: Del Moral, Trochowski, Coke, Spahic –> 11,3 millones de €                                VENTAS: 14,4 millones de €

La inversión total en fichajes desde Junio de 2006 ha sido de 148 Millones de €. La desinversión ha sido de 136 Millones de €. Es decir, se ha fichado a 32 futbolistas en 6 temporadas. Se han invertido 12 millones de € más de los que se han generado por la venta de jugadores.
Ahora viene la interpretación de los números, la mía, mi opinión:  Se ha fichado a 32 futbolistas, 28 si quitamos los fichados este año, de los cuales sólo permanecen en plantilla los 4 de este año más De Mul, Acosta, Navarro, Negredo, Cáceres, Medel y Alexis, es decir, 7 futbolistas sobre 28 fichajes. De estos 7 futbolistas, 3 (Alexis, Acosta y De Mul) están totalmente defenestrados por el Club. ¿Dónde está la renovación de la plantilla? ¿Qué se ha hecho con los 137 millones de € invertidos hasta el año pasado y que se reflejan en que hay 4 futbolistas utilizados de 28 fichajes?
Para los que se escudan en el último título del Sevilla Fútbol Club, la Copa del Rey de 2010: 5 titulares eran de la vieja guardia, de los de antes de 2006. Palop, Renato, Navas, Escudé y Kanoute. Si Luis Fabiano no hubiese estado con su selección, habrían sido 6 titulares de 11. Los otros 6 ¿quiénes eran?: Negredo, Luna, Konko, Capel, Zokora y Squillaci y hubo 2 cambios, Romaric y Perotti. De esos 8 futbolistas, sólo Negredo, Luna y Perotti permanecen en el equipo, uno de ellos saldrá pronto y no ha contado en 2 años para el Sevilla Fútbol Club. ¿Dónde está la renovación?

A mí, estos números me dicen que el modelo sobre el que el gran Sevilla se cimentó está muerto. Hoy no se confía en la cantera, salvo la excepción de Varas, se ha acertado en pocos fichajes caros y no se tiene el mismo ojo con los fichajes económicos. A mí, y vuelve a ser mi opinión, me parce que Ramón Rodríguez Verdejo se encontró con una confluencia de factores favorable y un gran toque de la diosa fortuna (tal vez el cambio de Antonio Fernández por Víctor Orta tuvo algo que ver en ese azar del destino), pero cuando de verdad tuvo que planificar, la dimensión del Club estaba muy por encima de sus capacidades, y la responsabilidad última de la pésima planificación del último lustro corresponde al que lo mantiene en el cargo.

Soy un sevillista protestón. Pero no protesto porque quiera títulos, sino porque, en mi opinión, las cosas no se están haciendo bien. No dudo del gran sevillismo de los que dirigen el Club pero, como me decía hace bien poco una persona con mucho criterio, yo a los Sevillistas los quiero animando en las gradas del  Ramón Sánchez Pizjuán, en la planta noble quiero grandes y capaces gestores.
Como decía al principio, ahí están los números. Ahora, míralos, confórmate tu propia opinión e interprétalos como tú quieras, sin dejar que ningún vocero con intereses o ningún palmero iluminado te critique o cuestione tu sevillismo por el hecho de que sea diferente a la suya.
El número, per se, permanecerá invariable. Es lo bueno de los números.

Fermín Hevia @Ninjalepero en Twitter