Monchi, y la unión del sevillismo

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Nuestros números 1, Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Que el Sevilla FC no está en su mejor momento es algo evidente, tanto que dado el mal momento mostrado en este último mes la grada se ha contagiado del nerviosismo de los jugadores.

Que no estamos ante el mejor Sevilla FC es algo evidente, que el nivel de juego ha bajado también, y que los resultados han provocado cierto nerviosismo en la grada y todo lo que rodea al sevillismo también. Menos mal que el resto de rivales han sufrido también ciertos lapsus puntuales y eso hace que a día de hoy el Sevilla conserve plaza Champions, concretamente la tercera gracias al golpe en la mesa que, pese a su mal momento, dio en el Coliseum Alfonso Pérez Muñoz al vencer 0-3 al Getafe.

Esta crisis de juego y resultados, ya que cuando ha ganado lo ha hecho in extremis, como en el último partido al marcar en el minuto 94, han provocado que la grada haya apretado de lo lindo; es lo que tiene crecer y crecer, que las exigencias son siempre mayores y que no hay paso atrás para una afición acostumbrada en la última década y algo más, a ganar, ganar y ganar, grito de guerra que puso de moda José María del Nido en su etapa como el presidente más laureado de la historia del club de Nervión.

El juego del equipo ha bajado muchísimos enteros, Julen Lopetegui no termina de cuajar, y la grada aprieta y de qué forma. Las pitadas de los dos últimos partidos, ante el Cluj en la UEFA Europa League, y en LaLiga ante Osasuna, no han sido más el primer aviso para un palco que sabe como exige pero también cómo reconoce los errores esta grada sabia como pocas. Se ha acostumbrado a lo bueno y tras ver pasar a los más grandes: Palop, Dani Alves, Kanouté, Martí, Javi Navarro, Luis Fabiano, Poulsen, Jesús Navas… no se conforma con lamentaciones o medias tintas.

Por eso, ahora que las aguas vienen movidas, el mayor referente del sevillismo deportivo de las dos últimas décadas, ha salido a escena para pedir calma, unión, y esa paz institucional tan necesaria para que todo vaya bien. Monchi ha escrito un mensaje a los suyos, a esa grada, esa afición que tanto le venera y ama. El mismo dice: «La exigencia va en nuestro ADN, pero también la unión. ¿O alguien duda que el gol de Palop o el de Mbia o el de Antonio no lo metió la afición? Pues eso ¡La unión hace la fuerza!Nos queda lo más difícil, pero también lo más bonito. Equipo & Afición».

Mensaje del director deportivo y actualmente la voz más autorizada del sevillismo. No me olvido de Pepe Castro, actualmente máximo mandatario, pero convendrán conmigo que donde se ponga Monchi en el sevillismo… sí, sobran las palabras. Por eso, consciente de su fuerza para mover masas, el León de San Fernando haya tomado el mando, aprovechando la fuerza y poder de las redes sociales para unir a un sevillismo dubitativo y con cierta inestabilidad por esos últimos resultados.

Ahora, como bien dice Monchi toca unirse, remar fuerte, marcar pautas, sin prisas pero sin pausa y demostrando de lo que es capaz este equipo como ya hizo en anteriores ocasiones. Porque entre tanto nerviosismo, y en una campaña que no termina de ser brillante, la grandeza del Sevilla FC hace que pese a todo, críticas y exigencias incluidas… el Sevilla FC es de Champion. Así que ladren señores, que es señal de que seguimos cabalgando…

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn