España -2- Marruecos -2-¿Qué viva España? ¡No, que resucite!

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Nuestros números 1

Tagged: , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

No está bien España en el Mundial de Rusia 2018. Ante Marruecos volvió a sufrir, empató in extremis cuando estaba eliminada y le sacaron los colores una Marruecos infinitamente inferior.

España : David De Egea, Dani Carvajal, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergio Busquets, Thiago Alcántara ( min. 73 Marco Asensio ), Andrés Iniesta, David Silva ( min. 87 Rodrigo), Isco Román y Diego Costa ( min. 73 Iago Aspas)

Marruecos : Munir Mohand, Nabil Dirar, Mehdi Benatia, Manuel Da Costa, Acharf Hakimi, Mbark Boussoufa, Karim El Ahmadi, Younes Behlanda ( min. 63 Faycal  Fajr), Hakim Ziyech ( min. 84 Boussoufa), Nordin Amrabat, Khalid Boutaib. ( min. 70 Youssef El Nesyri).

Goles:  0-1 min. 14  Khalid Boutaib 1-1 min. 19 Isco Ramón 1-2 min. 84 Youssef El Nesyri  2-2 min. 90 Iago Aspas

Árbitro: Ravshan Irmatov (UZB)) asistido en bandas por Abduxamidullo Rasulov(UZB) y Jakhongir Saidov(UZB). 4º árbitro Mohammed Abdulla Mohammed(UAE).

Tarjetas: min. 21 Karim El Ahmadi / Min. 29 Nordin Amrabat / min. 30 Mbark Boussoufa / Min. 30 Manuel Da Costa, / min. 88 Munir Mohand,

Incidencias: Practicamente lleno el Estadio de Kaliningrado, con mayor presencia de seguidores marroquíes. Presenció el encuentro Luís Rubiales presidente de la Federación Española de Futbol.

NUMBER 1 DE ESPAÑA: Iago Aspas.

De mal, en peor. España no está, no se encuentra y ya no es la misma. Se pone su maquillaje, se arregla para estar guapa y agradar pero ni por esas. Está claro que esta selección no es la que era, que hay jugadores que han cumplido ciclos y que si bien es cierto que la mayoría de las grandes no brillan, también lo es que el brillo de la España campeona de Europa y del Mundo se apagó en el Mundial de Brasil, claro mensaje de que los cambios eran obligatorios.

Los cambios llegaron en la portería, curiosamente el sitio donde menos falta hacía, ya que si algo funcionaba en esa España era Iker Casillas, que si importante fue Iniesta en el Mundial, tanto o más lo fue el cacerbero internacional, del que curiosamente todos se acuerdan ahora que De Gea hace aguas y provoca un nerviosismo tremendo en la defensa española.

España no está bien y eso lo saben el resto de selecciones y lo peor de todo: la propia España. Ante Marruecos se volvió a ver lo mismo que ante Portugal e Irán, que se sufre, que se tiene el balón pero para nada porque no sabe llegar con tanto toque, y que esto es como si te llevas toda la noche hablando con una chica y al final se va con otro. No hay ideas, excesivo nervio y miedo a lo que puede pasar si el balón se acerca al área, dudas y poco gol.

Marruecos parecía la Brasil de Pelé ante una España ‘espesita’, trabada e insistiendo en jugadores que no están para un Mundial. Toca cambiar, Hierro dice que lo sabe pero… no lo hace. Por tanto, culpable de dar continuidad a algo que no debe tenerla. Hay que hacer variaciones y dar entrada a esos jugadores que como por ejemplo Saúl Ñíguez han demostrado que pueden con esto y más. Hay que meter una marcha más porque ¿qué habría pasado si llega a tocar en el cruce Uruguay?

España está dentro de los octavos de final pero estuvo a un sólo paso del precipicio, a nada de caer en picado, de estrellarse contra sí mismo que es lo peor que le puede pasar a alguien. Que todo el mundo vea lo que falla y los errores menos el propio implicado. Ante Marruecos, la selección española era el débil, el que iba a remolque, el que sufría cada vez que llegaban con peligro sobre el marco de De Gea, nada que ver cuando era España la que atacaba ya que llegaba sin ni siquiera provocar curiosidad.

Y al final, Cristiano, al que tanto criticamos fue el encargado de dejarnos como primera de grupo tras fallar un penalti y ver como Irán sí transformaba el suyo. Qué paradoja, Cristiano nos hizo creer y ser primeros de casualidad en el grupo más ‘endeblito’ a priori del Mundial y en el que España termina primera in extremis y lo peor de todo, sin merecerlo. Sufrimos como nunca y ganamos como casi siempre, Este es el loco mundo del fútbol…

Ahora espera la anfitriona Rusia en los octavos de final el próximo domingo a las cuatro de la tarde, lo mejor de lo peor, ya que si hubiera quedado segunda nos esperaba la Uruguay de Luis Suárez y Cavani que hasta la fecha ha estado intratable goleando también en el día de ayer a Rusia. Sólo queda confiar que Fernando Hierro haga cambios de una vez por todas y de paso, no estaría mal, rezar todo lo que sepan para que esto ocurra.

Recordando al gran Manolo Escobar y su ¡Que viva España! Yo añado sí, que viva pero sobre todo… ¡Que resucite!. ¡Vamos España!

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Reuters

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn