David Ruiz

Bayern de Munich -2- Sevilla FC -1- Normal que presuma orgullosa

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC cayó ante el Bayern de Munich en la Supercopa de Europa por dos tantos a uno. Los de Lopetegui jugaron de tu a tu a un Bayern caracterizado por aplastar a sus rivales y que, sin embargo, tuvo que sudar sangre para golpear a este Sevilla. Estas son las derrotas que hacen crecer un equipo. No se puede sentir otra cosa que orgullo.

SEVILLA FC: Bono ,Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero, Fernando, Jordán, Rakitic, Ocampos, Suso y De Jong.

BAYERN DE MUNICH: Neuer, Süle, Pavard, Kimmich, Gnabry, Lewandowski, Sané, Goretzka, Hernández, Müller y Alaba

GOLES: 0-1, 12′: Lucas Ocampos, 1-1, 33′: Leon Goretzka, 2-1, 103′: Javi Martínez

Árbitro: Anthony Taylor (británico). Mostró amarilla a Alaba, Jordán, Koundé, Fernando, Lucas y Escudero

Incidencias: Puskas Arena ante 12 000 espectadores

El Number 1 del partido: Jesús Navas

Será difícil no ver hoy un sevillista en pie aplaudiendo la labor de los suyos. El Sevilla no pudo ganar la Supercopa de Europa, pero la tuvo en su mano. Y eso, ante el todopoderoso Bayern, no es baladí. Los de Lopetegui volvieron a demostrar a Europa que a competitividad pocos equipos le igualan en el planeta. Es carácter, es pundonor, es tenacidad. Un señor equipo que hoy cayó ante el mejor del mundo.

Porque el trabajo de Julen Lopetegui parece ir cada día a mejor. Hoy su equipo demostró en los primeros 20 minutos del encuentro ser capaz de frenar a todo un Bayern, incluso se adelantó en el marcador. El gol lo firmaría Ocampos, que se desfondó en el encuentro, de penalti tras un derribo de Alaba sobre Rakitic claro. Un gol que hacía estallar a la afición sevillista. Un gol merecido.

Las cosas cambiarían en el ecuador de la primera mitad, donde el Bayern fue el rodillo que tiene acostumbrado a Europa. Entró por todos los costados, acumulaba muchos hombres por delante de la línea de balón y obligó al Sevilla a sobrevivir como pudo. Consiguieron el empate los alemanes con una excelente dejada de Lewandowski sobre Goretzka, pero el Sevilla no daba su brazo a torcer.

En la segunda mitad se igualaron las tornas, aunque el susto recorrió los corazones tras un gol de Lewandowski que sería anulado por fuera de juego. El Sevilla se dedicaba a buscar los espacios y replegarse bien atrás, mientras que el Bayern quería acumular hombres arriba y acometer una y otra vez. Poco a poco las piernas se fueron notando, pero los de Lopetegui seguían de pie.

Entró En-Nesyri en un contexto propicio para su juego y la iba a tener. El marroquí disfrutaría de un mano a mano que Neuer iba a desviar. Fue la más decisiva, la jugada que pudo cambiar el devenir hispalense. Un devenir que hoy no le sonrió, pues el error lo iba a acabar pagando. Con todo ello, el Sevilla se puso el mono de trabajo, se sostuvo y cansó al Bayern e incluso le incomodó a la contra.

Ya en la prórroga, el físico de inicio de temporada se notó. Lo hizo en ambos equipos, pero especialmente en un Sevilla que solo pudo hacer un cambio, el de Franco Vázquez, mientras que el Bayern pudo hacer un total de tres que supusieron ese extra definitivo. Uno de esos cambios, Javi Martínez, anotaría en un mal rechace de Bono el segundo tanto bávaro.

Le restaba aún 15 minutos de la segunda mitad de la prórroga, pero el Sevilla ya tiraba más de alma y voluntad que de piernas. Acalambrados y desgastados, los hispalenses siguieron de pie, mientras que el Bayern, también exhausto, decidió mover el balón en lugar de machacar. Algo que resulta impropio de los germanos, acostumbrados a no especular.

El regusto de la dignidad en caer así es positivo, pero este Sevilla se ha hecho grande en la ambición de querer la victoria, no en el orgullo de la derrota. Sentirlo hoy es inevitable, pero no el conformismo. Toca mirar hacia delante aprendiendo de una derrota que también construye. Así se hacen los equipos campeones y este Sevilla lo es. Puede que lo mejor no haya hecho más que comenzar.

Twitter: DAVID RUIZ @David_ruizm

Foto: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn