«Lo mejor sigue estando por llegar»: Michel no es entrenador para el Sevilla

Escrito por Number 1 Sport. Creado en Los Blogs opinan

Tagged: ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

MICHEL NO ES ENTRENADOR PARA EL SEVILLA. Por Manuel Miranda.

Dice el famoso refrán que sobre gustos no hay nada escrito.

A Popeye le encantaba las espinacas. Es una de las pocas verduras que detesto.

A mi mujer le gustan las lentejas y no quiere ver ni en pintura los garbanzos. A mí me ocurre igual, pero al contrario, me gustan los garbanzos (y más la pringá que le sigue) y las lentejas me dan fatiga.

Ejemplos como este hay muchos.

Pero debéis observar que en estos ejemplos, digo que no me gustan porque los he probado.

Hay quienes dicen ¡a mí no me gustan las pizzas!

¿Las has probado?

No.

Entonces, alma cándida, ¿cómo puedes afirmar eso?

Michel, Michel, Michel, maricón, maricón, maricoooooón. Ese era uno de los cánticos más habituales cuando el R. Madrid de la quinta del Buitre (Butragueño, Sanchís, Pardeza, Martín Vázquez y Michel) saltaba al césped del Sánchez-Pizjuán.

Como bien es conocido por todos nosotros (no por los trabajadores del diario AS, que vivirán en otro planeta), ser sevillista conlleva, normalmete, ser algo (si mucho, poco o regular ya es cosa de cada individuo) antimadridista.

Este es uno de los motivos que han llegado a mis oídos (u ojos, no recuerdo ahora) para llegar a afirmar que José Miguel González Martín del Campo, Michel, no es entrenador del Sevilla.

Otros afirman lo mismo aduciendo al currículum de Michel como entrenador (o al escaso currículum, para ser más exactos). ¿Con quién ha empatado Míchel?

Parece ser que el queridísimo por todo el sevillismo, Joaquín Caparrós, por allá donde fue salió victorioso y con los objetivos cumplidos, cuando no es así. Preguntad, por ejemplo, en Villarreal.

O que el entrenador más grande de la historia de nuestro Club, Juande Ramos, venía de conseguir una liga y dos Champions.

Y así podríamos poner más ejemplos.

¿Qué entrenador es el bueno para el Sevilla entonces?

¿Guardiola? ¿Mourinho? ¿Capello? ¿Rafa Benítez? ¿Wenger?

Cambio la pregunta: ¿Que entrenador, que el Sevilla pueda pagar, es el bueno?

Pues ahí está el tema. Y ahí es donde Del Nido y Monchi tienen la obligación de acertar.

Y nosotros sólo podremos opinar una vez que lo hayamos visto trabajar y veamos a nuestro Sevilla, el Sevilla de Michel, jugar.

Sólo entonces estaremos medianamente capacitados para discernir si es buen entrenador o no para el Sevilla.

Lo que no os discuto es que el fútbol que Michel intenta que practiquen sus equipos os guste más o menos.

Porque en el fútbol se puede lograr el mismo fin de muchas formas. Los ejemplos quizá más antagónicos sean el fútbol total de la Naranja Mecánica o el catennaccio italiano.

Y aquí sí es donde yo, una vez más, me permito opinar. Ojo, esta opinión es mía y de nadie más, no tiene por que gustarte, o sí.

Yo digo no a los entrenadores medrosos. Yo digo no a los entrenadores trincones. Yo digo no a los entrenadores que la portería que tienen entre ceja y ceja es la de su equipo y no la del rival.

Yo digo no a Mourinho. Yo digo no a Émery. Yo digo no Quique Sánchez Flores. Yo digo no a Capello. Yo digo no a Clemente…

Y por supuesto, yo digo no a Manolo Jiménez.

Y no a Marcelino.

Estos noes muchos me los han considerando como algo personal contra no se quién, no dándose cuenta que el no es al estilo, nunca a la persona.

Estos noes tienen alguna excepción, como pueden ser Caparrós o Preciado.

Y yo digo sí a Guardiola. Yo digo sí al Neobielsismo. Yo digo sí a Laudrup. Yo digo sí a Valverde. Yo digo sí a Wenger.

Yo digo sí a Juande Ramos.

Y por supuesto, yo digo sí a Michel.

Y estos síes también tienen excepciones, como Lillo.

Yo opino sobre el estilo que me gusta. Después, todos ellos (o casi todos) a su estilo, sea al que digo no o al que digo sí, han logrado éxitos y fracasos.

Y si Michel fracasara seguiré diciendo que sí a ese estilo pero, que en este caso, Míchel no estuvo capacitado para dirigir a nuestro Sevilla.

Pero para que eso pasara tendremos que dejar transcurrir el tiempo.

Porque hoy, 36 horas después de que Michel llegara a Sevilla, nadie puede decir que Michel no es entrenador para el Sevilla.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn