Mil Azul se adjudicó el Gran Premio de Andalucía

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Deportes

Tagged: , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Mil Azul que destacaba por su clase en un lote de bastante nivel, se hizo con el Gran Premio de Andalucía, la prueba mejor valorada de la época invernal en el Gran Hipódromo de Andalucía.

Llegar y besar el santo. Eso ha hecho el preparador José Luis de Salas, que se ha prodigado muy poco este invierno por Dos Hermanas pero que, por el contrario, se ha adjudicado con Mil Azul, posiblemente el mejor de sus pensionistas, el Gran Premio de Andalucía, la prueba estelar de la temporada que el próximo domingo concluirá en el Javier Piñar Hafner.

Nunca antes había corrido en la pista,  llevaba dos meses sin competir y se abrió más de lo recomendable a la salida de la única curva del recorrido, pero ninguno de estos handicaps fueron impedimento para que el cuatro años de la Yeguada Ordiñ-Oriyá, uno de los milleros de referencia del turf español, impusiera su calidad en los metros finales con un remate portentoso por el exterior para llevarse los jugosos 16.00o euros que había reservados para el vencedor.

Durante la primera parte del trayecto, mientras el interesante Tashqueel marcaba el paso escoltado por Brave Prospector, ganador de la preparatoria y favorito en las apuestas, Mil Azul galopó en el centro del lote, vigilando muy de cerca a Rubens. Lo ocurrido después, frente a las tribunas, fue, simplemente, una cuestión de calidad. Ni siquiera fue preciso que José Luis Borrego hiciera uso de la fusta; le bastó con bracear con intensidad para que el purasangre despegara y se fuera a ganar con la clase que distingue a los que realmente tienen clase.

Rubens, que atraviesa una segunda juventud para alegría de los buenos aficionados, que tanto han lamentado esas lesiones que le impidieron destacar en el pasado, volvió a dar la cara y completó la gemela, a poco más de un cuerpo, mientras que Tashqueel culminó su sobresaliente actuación completando el trío y avisando de sus posibilidades para lo que está por llegar en el resto de los hipódromos nacionales. Peores fueron, en cambio, las sensaciones que dejó Brave Prospector, que en la hora de la verdad se vio superado por unos y por otros y que acabó siendo último.

La jornada arrancó con los 1.800 metros del Premio Revista A Galopar, reservado a potrancas de tres años. No hubo lugar a la sorpresa, ya que las dos participantes que destacaban sobradamente sobre el resto de las contendientes, Pompon CoeurVeleza, se batieron en un bonito y exclusivo duelo en la recta de meta que se saldó con el triunfo de Pompon Coeur, que apunta alto: dos victorias y dos

colocaciones en cuatro actuaciones. Santillana, que lució atractiva en el paddock, fue tercera, mientras que la sevillana Sindarita, de la que esperan cosas bonitas sus responsables, logró un buen cuarto puesto.

La segunda carrera, el Premio Cruzcampo, un sprint sobre 1.000 metros, sí rompió sin embargo el guión previsto, ya que el gran favorito,Sergei, que tardó mucho en ver despejado el camino para presentar su ataque, sólo pudo ser segundo a la altura de la herradura de meta, si bien es cierto que se quedó a menos de una cabeza de Bombadil, que, conducido por el joven Álvaro Gómez, que cada vez hace mejor su oficio, sorprendió por fuera.

Dunadain, recién llegado al patio del enrachado José Carlos Fernández, no acusó correr por debajo de su mejor distancia, siendo finalmente tercero pese a haber dominado la situación a mitad de recta. La reunión se completó con dos hándicaps. En el primero, Premio Grupo Asfi, sobre 2.100 metros, se medía un buen y equilibrado lote de once unidades, por lo que el pronóstico previo sólo podía ser abierto.

La historia de esta prueba acabó con el jockey de Persicus, Carlos Fernández, alzando el puño justo después de rebasar la meta en primera posición, poniendo el colofón a una buena actuación que empezó a gestar la gloria final en los últimos metros de la curva, cuando avanzó decididamente por el tercer carril para desembocar en el derecho en la primera posición.Eco Jar fue el único que realmente le inquietó, mientras que Zarievich Núñez volvió a sumar una colocación al entrar tercero.

Por último, en el Premio Movand, un hándicap sobre 1.800 metros para corredores de segunda fila, el triunfo correspondió a Yes We Could, que por fin halló la recompensa a un buen invierno tras superar en los últimos trancos a Green Night, que se quedó muy cerca de doblar victoria en la temporada. North East Corner, que salió disparado y llegó a tener diez cuerpos de ventaja sobre el resto en la recta de contrameta, acabó desfondado y perdido, mientras que Gamberro, el preferido por algunos, finalizó tercero.

Twitter: @tara11ara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn