El Anderlecht de Goethals: cuatro títulos europeos en tres años

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por: EL FÚTBOL DE AYER @elfutboldeayer

El Anderlecht causó sensación en Europa a finales de los años 70. Bajo la dirección de Raymond Goethals, un genio de los banquillos, sumó cuatro títulos continentales en tres años. Dos Recopas y dos Supercopas de Europa entre 1976 y 1978.

El conjunto belga llegó a tres finales consecutivas de la extinta Recopa y ganó dos. Goleó 4-2 al West Ham en 1976, con dobletes de Rensenbrink y Van der Elst. Cayó 2-0 ante el Hamburgo en 1977, la única final que se le resistió. Dos tantos de Volkert y Magath en la recta final le dieron el triunfo a los rothosen. El Anderlecht no decayó en el ánimo y volvió a repitió final en 1978. Cerró la trilogía con un contundente 4-0 al Austria de Viena que ensalzó las virtudes tácticas y físicas de les mauves et blancs.

El Anderlecht fue muy superior y se fue al descanso con 3-0 y, en la recta final, puso el definitivo 4-0. Resenbrink y Van Binst marcaron dos goles cada uno. Este Anderlecht también fue capaz de noquear al Bayern y al Liverpool en la Supercopa de Europa. El Bayern de Beckenbauer, Torpedo Müller y Rummenigge y el Liverpool de Bob Paisley; dos de las mejores versiones históricas de los dos gigantes, nada más y nada menos.

El Anderlecht les superó a ambos con resultados holgados en el Émile Versé, su estadio, donde se sentía fuerte. Al Bayern le sonrojó con un 4-1 en la vuelta en Bruselas y remontó el 2-1 del Olímpico de Múnich. Dos años después, el Liverpool volvió a sufrir la solidez de los Goethals como local. El Anderlecht venció 3-1 y, tras caer 2-1 en Alfield, sumó su cuarto título en tres años.

Para superar a dos de las mejores versiones históricas del Bayern y el Liverpool hay que ser bueno. Buenísimo más bien. El Anderlecht lo era porque tenía grandes jugadores, potenciados por un grandísimo entrenador que imprimió su sello propio. Raymond Goethals, que merecería un artículo aparte. El técnico belga dominada el fútbol sin balón y dotó al Anderlecht de un estilo definido: presión intensa, defensa
adelantada y velocidad al contragolpe.

La alta presión, que requería de un esfuerzo físico brutal, era su principal arma. Así sometió y ahogó a sus rivales, incapaces de contener el ritmo. Goethals tenía a su disposición una generación de calidad que dio
lustre a su propuesta. Cabe destacar a Rensenbrick, Ludo Coeck, Van der Elst, Nielsen y Hugo Bross. Los campeones belgas que asombraron a Europa.

Por: EL FÚTBOL DE AYER @elfutboldeayer

Foto: Anderletch Twitter

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn