Del Nido, no está ‘muerto’

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Nuestros números 1, Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Muchos han sido los que tras la Junta del Sevilla FC han aprovechado para atizar, veladamente o no, al que fuera presidente de la entidad de Nervión en muchos casos desfigurando la realidad.

Terminó la esperada Junta del Sevilla FC en la que muchos han mostrado sus viejas rencillas, aquellas que desgraciadamente en muchos casos no les dejan crecer. Unos por falta de valentía y esa testiculina tan importante en todo lo que se haga en la vida; otros, por atacar al que en su momento de máximo esplendor no pudieron derribar y que ahora, que no está en la poltrona, aprovechan el siempre factible poder de la prensa.

Pero o uno es más raro de lo que creía, o hay quien cree que la gente es tonta y se le puede manipular. Me refiero a todo lo que he visto, leído y oído de la Junta, de ese cara a cara Castro-Del Nido, y a lo que se vio y lo que no se dejó ver. Porque pese a que muchos den por muerto, futbolísticamente hablando a Del Nido, se equivocan.

Primero porque quien elimine a José María del Nido Benavente de esta carrera de fondo o no tiene ni idea o no conoce al que fue, es y será, mejor presidente de la historia del Sevilla Fútbol Club; y eso, disculpen no es manipulable. Porque cuando hablamos de Del Nido, lo hacemos del Míster Propper del conjunto de Nervión, el presidente que transformó un club de fútbol en un club moderno y preparado no sólo para el presente que dibujó a su imagen y semejanza sino también para el futuro, para ese futuro en el que con su presencia o sin ella, como hasta ahora, todo fuera sobre ruedas.

Porque el éxito del Sevilla FC actual es de ese presidente loco y soñador, que dibujó un Sevilla grande, un Sevilla potente, un Sevilla ganador, un Sevilla campeón. Lo demás no importa, podrán contar a las nuevas generaciones lo que quieran que los números y los títulos no engañan. Y para los mayores detractores les formulo una pregunta clara: ¿Cuántos títulos había sumado el Sevilla FC antes de la llegada de Del Nido y su equipo de trabajo a la presidencia?

Habrá quien siga hablando de Eurodisney y de dimes y diretes, pero a un servidor le gusta hablar con datos y con esos números que demuestran que en el fútbol como en la mayoría de facetas de la vida dos más dos son cuatro. Ese presidente tachado de prepotente, algo que en momentos pudo pasar por sacar pecho excesivamente, no por descarado sino por lo seguro que estaba del triunfo de ese proyecto que formó en su cabeza mucho antes de ponerlo en marcha para que el resto lo visionaria y disfrutara.

El mismo que tuvo claro tras ver como Roberto Alés, otro de los grandes de este club, aportaba cordura a una entidad demasiado alterada desde sus entrañas. Pero a esa cordura le hacía falta curiosamente un poco de locura, de esa locura controlada ¡qué paradoja! ¿verdad? La misma que le dio al equipo sevillista su primer título, que muchos definieron de casualidad, y que luego con los que posteriormente vinieron se demostró que más que casualidad fue una causalidad, la buscada por el propio Del Nido: rebelde, con causa.

Lo demás, son palabras. Palabras mejor o peor dirigidas pero sin apenas fundamento porque si a estos éxitos deportivos y títulos que llenaron unas vitrinas prácticamente huérfanas hasta la fecha, hay que unir la magnífica gestión económica del club de Nervión, con un Mago de las finanzas llamado José María Cruz. Ya saben, de casta le viene al galgo. EL JFK de Nervión, siempre correcto, y sabiendo estar en un segundo plano para que las medallas y los méritos se los llevaran los que debían dar la cara.

Y es que junto a los títulos, vivimos como aquel Sevilla que no tenía ni para balones los vendía como rosquillas. Como aquella deuda millonaria era revertida, convirtiendo el club en una entidad saneada y ejemplo para todo el fútbol europeo, no sólo por la gestión deportiva sino también por la económica, algo que difícilmente van de la mano.

Y dentro de ese engranaje no me olvido evidentemente de Monchi, con el que el propio Alés primero y Del Nido después, lograron que una simple mirada sirviera para que la máquina se conectara para convertir a ese portero del montón en un genio de la dirección deportiva, el mejor de la clase con diferencia prueba de esa inteligencia que ya como jugador en activo mostró, empapándose de lleno desde su llegada de la isla, San Fernando, este cañaílla que sin olvidar sus raíces, se hizo sevillano.

Por todo ello, resulta hasta gracioso que haya quien no llame a día de hoy a las cosas por su nombre. Que haya quien intente derribar todo lo hecho por Del Nido a su imagen y semejanza. Sí, el abogado se equivocó y lo ha pagado con creces, incluso devolviendo lo pactado, algo que no hicieron otros que también pasaron por el trullo. Pero su labor al frente del Sevilla FC es intachable, y quien intente mezclar lo personal con lo profesional demuestra sobre todo que es mala persona. Al fin y al cabo, el que esté libre de pecado… que tire la primera piedra.

Pero los faltos de testiculina prefieren atizar al que es aún después de su marcha mejor presidente de la historia. Aquel que se fue dejando el club en buenas manos, con su hijo dentro del consejo, y con Pepe Castro siguiendo el guión marcado. Es evidente que a Pepe Castro, para algunos ahora José, le incomoda la presencia de Del Nido como le molestaba la de José María del Nido Carrasco. Es algo que no hace falta que nos lo cuenten porque se palpa en el ambiente.

Las interrupciones durante la alocución de Del Nido en la pasada Junta dejó a Castro marcado en ese sentido, porque haciendo un buen trabajo en el Sevilla FC, con cosas siempre mejorables, tiene un grave problema que es el de no aceptar la crítica porque en toda ella ve la alargada sombra de Del Nido, al que muchos dejan fuera de la partida de forma equivocada.

No cometan tan grave error, porque les puedo asegurar que Del Nido, no está muerto. Avisados están.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn