Montse Alcoverro, una actriz sin límites

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Entrevistas, Nuestros números 1

Tagged: , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Una entrevista de: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Producción: ENRIQUE DEL POZO @enriquedelpozoartista

Fotos: FRANK DÍAZ y Album personal MONTSE ALCOVERRO

Hablar de Montse Alcoverro (Barcelona, 22 de agosto de 1959) es hacerlo de una de las actrices más de moda por su brillante interpretación con su papel de Úrsula Dicenta en  la serie de televisión Acacias 38. Pero pese a que este papel de Úrsula le tiene como una de las grandes actrices, tanto en España como en Italia, Montse Alcoverro es una todoterreno de la interpretación como ha demostrado en su amplia y polifacética trayectoria tanto en el mundo del teatro, como del cine y la televisión.

Katmandú un espejo en el Cielo, La venganza de Don Mendo, El malentendido de Albert Camus, Los Serrano, Hospital Central, Doctor Mateo, Se quien eres, No se puede tener todo, Sobreviviré, Buñuel y la mesa del Rey Salomón, Lola vende ca,Ilegal, Cachorro, MedeaMaterialMedea de Heiner Müller, La sal de Eva Hibernia, Pigmalión con Dagoll Dagom… no son más que algunos de los muchos papeles en televisión, cine y teatro, donde Montse Alcoverro ha dejado su sello particular y ese ADN de artista grande.

Hoy, esta actriz de Champions League, atiende en exclusiva a Number 1 Sport para hablar de su brillante trayectoria, de ese papel de Doña Úrsula que le ha convertido en icono tanto en España como en Italia, donde es Número 1, y que le ha valido para ser galardonada en diversas ocasiones en el país transalpino.

Montse, después de una trayectoria tan exitosa y variada ¿siguen quedando sueños por cumplir?

– ¡Muchos, no se acaban! Sueño con volver al escenario, con pisar de nuevo un plató, con rodajes en el fin del mundo, con más personajes, con nuevos y viejos compañeros con lo que encontrarme y sigo todavía soñando que voy en el AVE a 300Km por hora y, cuando despierto, a veces no sé si estoy en mi casa de Barcelona o en Madrid…

Echando la vista atrás, en sus comienzos como actriz ¿imaginó alguna vez firmar semejante curriculum?

-Tengo que decir que soy una persona que juega a ganar, apuesta fuerte, trabaja duro y se arriesga. Cierto es que cuando echo la vista atrás y veo el recorrido de más de 35 años de trabajo me sorprendo.

Hablemos de Acacias 38, serie que ha sido un auténtico boom por la gran repercusión de su papel de Doña Úrsula que, según tengo entendido, era sólo para tres meses ¿no?

-Sí, hice la audición en Barcelona a principios de mayo del 2015 y me escogieron. El personaje era un reparto con una previsión de tres meses. Empecé a rodar a finales de ese mes y al cabo de dos o tres semanas, Luigi Santamaría, el director de la serie, me llamó al despacho para hablar sobre el personaje, les gustaba y querían darle más vida y protagonismo y necesitaban saber si yo tenía interés y disponibilidad para comprometerme con ellos; recuerdo que me emocioné mucho. Desde un primer momento sentí que Doña Úrsula era un personaje muy potente, con muchas capas y que se le podía dar mucho juego. Por supuesto dije que sí y a partir de septiembre, ya era un personaje secundario fijo. Un año más tarde, protagonista y ha tenido una vida de más de cuatro años…

Han sido cuatro años de rotundo éxito hasta el adiós de la malvada Doña Úrsula. ¿Cómo fue el momento de la despedida?

-Como todas despedidas, dulce y amarga; dulce porque el director en ese momento, Humberto Miró, me lo comunicó con mucho cariño tres meses antes del final y me anunció que estaban preparando una muerte “a la altura” de Úrsula. Y así fue, prepararon una muerte épica, con un despliegue generoso en el rodaje, con efectos, con tiempo para realizar las tomas necesarias para que el personaje se fuera por la puerta grande. Le estoy muy agradecida. Por supuesto, también hubo su lado amargo, porque significaba despedirte de un personaje con el que llevaba mucho tiempo respirando, de un equipo maravilloso tanto artístico como técnico que han sido como una segunda familia y porque vuelves, nuevamente, a la incertidumbre de una profesión compleja e inestable como pocas.

¿Cansa más o menos hacer de mala?

-He de decir que hacer de mala es agotador pero muy gratificante. Esta mala en concreto, Doña Úrsula, te exigía mucho puesto que era psicológicamente muy compleja y tenía que ir adaptándola a cada una de las circunstancias y vicisitudes que la vida le proporcionaba; cambios sociales: ser pobre, luego señora, volver a ser criada y más tarde inmensamente rica para regresar otra vez a la paupérrima miseria… Los guionistas, encabezados por Aurora Guerra, encontraron también una línea emocional muy intensa, removieron su pasado, hicimos flashbacks de su infancia y juventud, hicieron aparecer a sus hijas y a su padre e incluso una traición la llevo al manicomio…

Su última jornada de rodaje fue el de la muerte de Doña Úrsula donde imagino se apagó también un poquito de Montse Alcoverro después de cuatro años de la mano…

-Algo se muere en el alma cuando un amigo se va, dice la canción, pues se podría aplicar a cada uno de los personajes de los que te despides después de tanto tiempo conviviendo con ellos. Que coincidiera mi último día de rodaje con la muerte de Úrsula fue una casualidad. De hecho, se hubiera tenido que rodar ese exterior una semana antes y que mi último día fuera en plató, pero hubo que cambiar el plan de rodaje por lluvia y eso hizo que coincidiera.

¿Es usted de las actrices que le gusta llevarse algo de su personaje a casa?

-Sí, me encanta tener algún recuerdo de mis personajes: un abanico, un sombrero, un broche, un bastón, algo personal de él. En este caso tuve varios regalos de mis compañeros que guardo con mucho cariño.

¿Es cierto que llegó a ir a un psiquiátrico para meterse de lleno en el papel cuando llegaba ese momento?

-Si, es cierto. Por traición me internan en un manicomio y para prepararme el personaje, aparte de leer e informarme sobre cómo eran los manicomios y la psiquiatría en 1903 (imperaban los alienistas franceses) tuve la suerte de poder estar en uno de Barcelona viviendo en primera línea las realidades de diferentes tipos de patologías y recibir el asesoramiento de profesionales. Me ayudó mucho para preparar el estado físico y emocional en que se encontraba el personaje a la salida del manicomio. Les estoy muy agradecida.

Como buena Leo ¿es usted de las que le gusta mandar y llevar el peso?

-Por supuesto, ja, ja, ja… recuerdo que Úrsula tuvo una muerte falsa en el 2016 y cuando Luigi Santamaría, el director, me llamó para consensuar el regreso y crecimiento del personaje, le dije: si sigo teniendo silla en este casino sigo jugando y sabes que apuesto fuerte, si me das la banca no solo gano yo ¡ganamos todos! Era una metáfora, por supuesto, pero esa es mi actitud, jugar fuerte en beneficio de todos.

Su papel en Acacias 38, Una Vita en Italia, le ha dado más de lo que le ha quitado? Se lo digo por aquello de haber tenido que aparcar su compañía de Teatro así como rechazar varias propuestas de cine o series de televisión.

-Siempre hemos de dejar cosas en el camino, yo no he podido combinar el trabajo en la serie con otros proyectos puesto que era muy intenso, entre cuatro y cinco días de rodaje cada semana, unas 35-40 secuencias a estudiar el fin de semana en casa y casi 1200 Km en el AVE puesto que yo vivo en Barcelona y el rodaje era en Madrid. Pero trabajar en una serie como Acacias38, con un personaje de continuidad y cada vez más presencia como Doña Úrsula ha sido una maravilla, estoy muy contenta y agradecida tanto a dirección y producción de BoomerangTV como a RTVE.

Tras terminar en Acacias 38, toca la vuelta a la normalidad ¿Preparada para ello?

-Pues no mucho, la verdad, esa normalidad a la que yo pretendía retornar se ha visto truncada por la pandemia que estamos sufriendo y los proyectos previstos se han cancelado.

¿Es un reto hacer de la mala como actriz siendo tan buena persona?

-Todos tenemos nuestro lado oscuro, aunque esté profundamente oculto. Los actores trabajamos con emociones y sentimientos que abocamos en los personajes, los buenos y los malos, tienes que querer a tu personaje y defenderlo, aunque este sea el de una asesina psicópata.

Acacias 38, serie de TVE, llegó a Italia, donde es Una Vita, y lo hizo para lograr un éxito tan grande que le han valido varios títulos: Premio Napoli Cultural Classic (2018), Gran Prix Corallo Citta di Alghero en Cerdeña (2018) y Madrina de Honor nuevamente en Cerdeña un año más tarde (2019).

-La experiencia en Italia ha sido y sigue siendo maravillosa, son espectadores muy entregados, fieles, generosos… estamos hablando de más de 3 millones cada día, una locura. Me recibieron con mucha calidez y entusiasmo tanto en Nápoles como en Alguero, me emociona recordarlo. ¡Adoro Italia!

Hablemos de su parcela más personal, hace poco entrevistaba a su amigo/hermano Enrique del Pozo que se deshacía en elogios hacia su persona. Este es sin duda otro de los grandes premios de la vida, los amigos que se convierten en familia.

-La familia nos viene dada pero las amigas y amigos los elegimos nosotros. Enrique, a quien admiraba profesionalmente pero no conocía personalmente, fue quien me entrego el premio en Nápoles (él lo había recibido el año anterior por su carrera artística) y he de decir que fue un encuentro mágico, hubo una sensación de hermandad y complicidad inmediata. Durante mi estancia en Nápoles pudimos vernos y nos hizo a mi marido y a mí de anfitrión en una ciudad que no conocíamos. No podríamos haber ido de la mano de nadie mejor. A partir de ahí no hemos perdido el contacto. Para mí, la amistad es uno de los valores más importantes y me siento afortunada por tener muy buenas amigas y amigos.

¿Qué sociedad considera más hipócrita, aquella en la que se ambienta Acacias 38 a finales del siglo XIX o esta actual donde hay quien hace de la mentira un arte?

-Creo que la hipocresía de la época quizá era distinta en forma, pero lamentablemente sigue habiéndola hoy también. En todo caso, a la mentira, yo no lo llamaría arte, quizá habilidad, pero arte no.

¿Con qué director le gustaría trabajar?

-¡Uf, con tantos! Si hablamos de cine español me gustaría, por ejemplo, volver a trabajar con Icíar Bollaín y cómo no con Isabel Coixet o Gracia Querejeta, directoras con un gran recorrido, pero también con directoras más jóvenes como, Paula Ortiz, Leticia Dolera o Roser Aguilar o noveles, me encanta trabajar con gente joven Pero no sólo quisiera trabajar con directoras, no se interprete así, con directores como Amenábar, Trueba, León de Aranoa, Agustí Villaronga o el mismísimo Almodóvar me tiraría de cabeza… A nivel internacional, directoras como Alice Rohrwacher o Céline Sciamma y por supuesto mi admirado y venerado Ken Loach. En teatro espero poder trabajar con Carmen Portacelli, Andrés Lima o Mario Gas.

Ha trabajado en proyectos internacionales ¿Podría hablarnos de ellos?

-He tenido la gran suerte de poder trabajar en producciones internacionales tanto de cine como TV Movies, series de televisión y también en giras de teatro. Por ejemplo, en cine con la película “Transatlantis” de Ch.Wagner, estuvimos rodando en Alemania, Francia, Italia, Austria, Suiza, Nepal y Tíbet, con “Mossane” de Safy Faye rodamos en Senegal; TV Movies como “Comisario Magret” la rodamos en Praga y la serie de “Secretos de Shanghái” de 23 capítulos, fue un 80% fue rodada en Shanghái capital y alrededores y el resto en Barcelona. También rodé en Atlanta, EEUU, para la Universal Pictures el vídeo de “Odyssey See” y en teatro he hecho giras por España, Andorra, Budapest y Estambul.

Es usted una de las actrices que más ha peleado por los derechos de las mujeres en el cine y la cultura. ¿Se paga un precio por ello?

-Al iniciar la profesión de actriz me afilié al sindicato de actores y directores de Cataluña participando de forma activa en la consolidación de los derechos que en tanto trabajadores de la cultura teníamos. Formé incluso durante años parte de la junta ejecutiva del sindicato, asumiendo el departamento de Acción Sindical en donde se negociaban los diferentes convenios colectivos, teatro, audiovisual, doblaje, etc. Siempre he estado en la lucha feminista y lo he aplicado a mi sector, el de las artes escénicas y audiovisuales. En 2007 levanté el Ciclo de Directoras de Cine de Cataluña y estuvimos tres años girando por diferentes Festivales Internacionales en Francia, Alemania, México e Italia.

¿Ve a España algún día con una mujer como Presidenta del Gobierno?

-Por supuesto, y espero que a no mucho tardar.

Sigamos hablando de la mujer pero en otra faceta como el mundo del deporte. ¿Qué opinión le merece el crecimiento que han tenido deportes femeninos como el fútbol?

-La igualdad del deporte realizado por mujeres aún está a mucha distancia del de los hombres en reconocimiento, igualdad de salarios o número de personas que lo practican, pero estamos viendo en las últimas décadas avances muy importantes, se están rompiendo moldes y las mujeres deportistas destacan y ganan a nivel nacional e internacional en muchas áreas deportivas habitualmente ocupadas por hombres, por ejemplo, halterofilia, con una impresionante Lidia Valentín, o Ruth Beitia, en atletismo, salto de altura, o Núria Picas, un ejemplo de superación con medallas en “ultra trails” que ya forma parte de la élite mundial de las carreras de montaña. En deportes como el fútbol o el baloncesto o el voleibol, la natación o el waterpolo, nuestras deportistas nada tienen ya que demostrar. Lo que haría falta de dejar de clasificar los deportes por género, que los estereotipos no nos sigan influyendo. Las generaciones más jóvenes ya lo están haciendo y lo que necesitan es más visibilidad, que haya muchos más deportes femeninos en los medios de comunicación, tanto prensa como radio y, sobre todo, televisión.

¿Práctica algún deporte o le gusta ver alguno en especial?

-No practico ningún deporte aunque tengo mi rutina de gimnasia en casa. De más joven jugué al baloncesto (amateur) e hice taekwondo (llegué a cinturón verde) pero ahí acabo mi carrera deportiva. Me gusta ver algún partido de baloncesto o tenis, las carreras de motos y algunas competiciones de billar o snooker, pero muy ocasionalmente.

Su marido es aficionado del FC Barcelona ¿Son también sus colores?

-Mi marido es del Barça pero sobre todo es de Messi!!! Yo no tengo colores. En mi casa, mi padre era del Barça y, de mis dos hermanos, uno también del Barça y otro del Espanyol. Mi madre y yo de ninguno. Convivíamos todos muy felices.

¿Sin trabajo y esfuerzo es complicado que suene la flauta en el mundo del cine, el teatro y la televisión?

-Las flautas las dejamos mejor para las orquestas o en todo caso para las fábulas. En mi profesión como en la vida hay que trabajar duro y honestamente.

¿Porqué cree que se hacen tan pocos papeles en cine, televisión… para mujeres mayores de 45 ó 50 años?

-La industria está todavía aposentada en una estructura de funcionamiento patriarcal, como nuestra sociedad, y aunque se han realizado muchos avances en tema de igualdad de oportunidades, todavía los equipos que deciden qué, cómo y con cuánto dinero se hacen los proyectos están lejos de ser igualitarios. Y el resultado de las decisiones no son equitativas. Las estadísticas lo demuestran, sólo un 8% de los profesionales de la interpretación vivimos de nuestro trabajo… Y de ese 8%, más o menos del 6% es para actores y 2% para actrices y de ese 2% de actrices, calculemos cuántas con más de 50 años están/estamos en activo. Lamentable.

Tiene una dilatada trayectoria profesional en teatro, cine y televisión ¿Cuál de ellos cree que vive una situación más delicada?

-Evidentemente, en estos momentos el teatro. La televisión y el cine están pudiendo retomar los rodajes, lentamente y con muchas medidas de precaución, pero lo están haciendo. El teatro, que necesita del público en directo, va a tener un proceso de normalización más lento.

¿A qué se debe que haya tan pocas mujeres directoras o guionistas en la industria? 

-No deja de ser un reflejo del sistema patriarcal en el que todavía seguimos instalados. Por eso, desde hace años CIMA, la Asociación de Mujeres Cineastas trabajamos para invertir esa realidad y favorecer el acceso de las mujeres a la industria audiovisual.

¿Qué actor y actriz tanto nacional como internacional admira especialmente?

-Hay muchísimos actores y actrices a los que admiro. A voz de pronto, me viene a la cabeza, o mejor dicho al corazón, Juan Diego, Pilar Bardem, Vicky Peña, Emilio Gutiérrez Caba y otros más jóvenes como Juan Diego Botto, Javier Bardem o Natalia Poza… A nivel internacional Meryl Streep, Vanesa Redgrave, Isabelle Huppert, Robert de Niro…

¿Algún proyecto a la vista que pueda comentar a sus innumerables fans?

-Estoy levantando de nuevo un montaje de teatro, pero eso significa sembrar, ir regando y abonando el proyecto con conciencia de que son tiempos muy duros para las artes escénicas. Si normalmente he necesitados dos años para levantar una producción de teatro en estos momentos y circunstancias no sabría decir cuándo podrá concretarse esta. De proyectos externos he tenido dos propuestas desde que acabé en Acacias38 que, lamentablemente, se han cancelado por la pandemia. Quiere decir que estoy libre para nuevos proyectos de cine, teatro o televisión.

Gracias Montse por regalarnos durante tantos años el arte de la interpretación en cine, teatro y televisión, en tiempos donde tan desamparados están los artistas, y gracias igualmente por esa grandeza humana que hacen de Montse Alcoverro una persona única. Un placer.

RESUMEN TRAYECTORIA MONTSE ALCOVERRO

-En cine: Katmandú un espejo en el Cielo, Directora: Icíar Bollaín, 11.11.11 Director: Darren Lynn Bousman, Sobreviviré, Director: Alfonso Albacete; Antonio cumple 50, Director: Alejandro Mira, Figli, Director: Marco Bechis, Transatlantis, Director: Christian Wagner…

-TV Movie: Concepción Arenal, directora:  Laura Mañá, Atrapats, director: Miguel Puertas, Comisario Magret, director Renato di Maria, Le mellilleur commerce du
monde, Director: Bruno Gantillon, Stirb für mich, director: Michael Gutmann…

-Series TV: Secretos de Shanghái, director: Yi Zhu, El cor de la ciutat, director: Esteve Rovira, Doctor Mateo, director: Enric Foch, Cuenta atrás, directora: Sandra Gallego, Hospital Central, director J. Picazzo, Maki Navaja, Director: Carlos Suárez…

-En teatro: Medea Material Medea de Heiner Müller, La Esclusa; de Michel Azama, de Eva Hibernia, Ferdinando; de Annibal Ruccello, El Malentendido de Albert Camus, La venganza de Don Mendo de Pedro Muñoz Seca, Pigmalión de B. Shaw con Dagoll Dagom… no son más que algunos de los muchos papeles en televisión, cine y teatro, donde Montse Alcoverro ha dejado su sello particular y ese ADN de artista grande.

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Producción: ENRIQUE DEL POZO @enriquedelpozoartista

Fotos: FRANK DÍAZ y Album personal MONTSE ALCOVERRO

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn