Los 10 errores de la sinceridad de Marco Asensio

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Marco Asensio se ha metido en un charco, la prensa le atiza por decir “no soy yo quien deba tirar del carro” en clara alusión a que deben hacerlos aquellos compañeros suyos que cobran más.

En la vida es vital, decir lo que se piensa y pensar lo que se dice, ambas en la misma proporción. Y si encima uno es un personaje público pues, apaga y vámonos. Y ese es el caso de Marco Asensio, cuyas declaraciones le están pasando factura en forma de críticas ya que la gente no entiende que diga sin dudar que “no soy yo quien debe tirar del carro, hay jugadores más experimentados para ello”. Lo que en teoría no debería provocar mucho revuelo lo hace por diversos aspectos que a Marco Asensio se le fueron de la mano.

Primero: Por hacer estas declaraciones en el peor momento, con un Madrid en crisis que debe destituir a Julen Lopetegui y apostar por Solari.

Segundo: Porque cuando uno es un personaje público como lo es el balear hay que saber lo que se dice, cuando se dice y cómo se dice.

Tercero: Porque pese a su sinceridad, algo que se agradece en estos tiempos, no dice mucho de él que le lance la ‘pedrada’ a un compañero, en clara alusión a Bale por aquello de que cobra mucho más que él y que si hay que pedirle cuentas a alguien debe ser a los futbolistas mejor pagados de la plantilla blanca.

Cuarto: Sí, es muy joven como bien recuerda el internacional español, 22 años, pero no lo es para cobrar, no tanto como las vacas sagradas del vestuario blanco pero muchísimos más de lo que el resto de jóvenes de su edad cobra por trabajos mucho más duros que el suyo.

Quinto: La actitud no es la más idónea en el caso de un profesional, de un futbolista joven pero con amplia experiencia en el mundo del fútbol, y que debe hacer grupo y equipo, y especialmente cuando más lo necesita su equipo.

Sexto: Porque Marco Asensio se queja ahora del revuelo que han provocado sus declaraciones, de lo ‘mala’ que es la prensa pero ¿llamó alguna vez a los periodistas que le elogiaron por su buen fútbol, por su calidad y por esa magia que tiene con el balón en los pies?

Séptimo: El futbolista debe cultivar el cerebro tanto como sus piernas, para que ambos vayan con la misma sincronización y en sintonía. A veces, se cuidan mucho las piernas y pocas veces el cerebro. Y si ambos no van de la mano… mal vamos.

Octavo: Sus declaraciones no son más que la muestra más clara de su falta de implicación en el grupo y el vestuario del Real Madrid, donde no han sentado nada bien esas palabras del futbolista y al que le han dado un toque de atención para futuras manifestaciones.

Noveno: La magia y calidad de Marco Asensio es intermitente, y un futbolista de su clase no puede quedarse en un par de flashes y echar la pelota en casa del vecino en lugar de hacer análisis de sus propios errores y decir esta boca es mía.

Décimo: Porque si hay un futbolista protegido y mimado en el Real Madrid, y bien mirado por el presidente Florentino Pérez, ese es Marco Asensio, por tanto el menos indicado para quejarse. Nada como hacer exámenes de conciencia, ser uno consciente de sus propios errores por encima de los de sus compañeros. Ya saben, a veces, menos es más.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Depor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn