Schuster, inteligente dentro del campo, torpe fuera de el

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Number1 opina

Tagged: , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Hablar del alemán Bernd Schuster es hacerlo de uno de los futbolistas de más clase del panorama internacional, muy listo dentro del campo y tremendamente torpe cuando está fuera del mismo.

¿Quién no recuerda aquel centrocampista alemán de melena lisa rubia y con unos cambios de orientación espectaculares? Sin duda uno de los futbolistas con más clase de la década de los 80, elegante, con un toque excepcional y siempre luchando contra el mundo. Con apenas 23 años y 21 partidos internacionales disputados, se niega a jugar con su selección por el nacimiento de su hijo, algo que en le Federación alemana no sentó nada bien.

Precisamente esa renuncia a estar con la selección germana hizo que tuviera menor repercusión su carrera aunque eso sí, su tremenda clase le permitió jugar en los tres grandes de la Liga española: FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid, dejando en todos esa mezcla de futbolista talentoso y a su vez acompañado siempre de la polémica por su particular carácter y la dureza en las negociaciones de su representante, su esposa.

Su cabeza le permitía hacer cosas espectaculares en el terreno de juego, especialmente con esos desplazamientos de más de 40 metros que regalaba al aficionado, su calidad en el lanzamiento de faltas, su potente pegada… y su escasa cabeza fuera del terreno de juego. Esa cabeza ‘loca’ le ha hecho, muchos años después de su retirada, nuevamente protagonista al mostrar su rechazo a que la final de la Copa del Rey de este año 2020 la jueguen Real Sociedad y Athletic de Bilbao.

Cuando en el programa de Onda Cero ‘El Transistor’ le preguntaban por la final de Copa señalaba: «“No lo entiendo. Primero no se debe jugar esa final por los dos que están ahí, es mi opinión personal. No se debería jugar esa final este año, pero bueno que lo jueguen por lo menos sin público, yo con público no lo entiendo. Por un lado estamos con mucho miedo…» Pero el alemán no se quedó ahí y añadió: «No tengo mucha simpatía a estos dos equipos (en referencia al Athletic y a la Real Sociedad), yo no lo veo. Es una de las finales que yo no vería por la televisión, simplemente por eso. No me gustan”.

Y cuando le preguntaban si tenía algo que ver aquella lesión que sufrió en su primer año en el Barça en un partido ante el Athletic de Bilbao precisamente dijo:  “No es por la lesión, es por otra cosa que siempre me ha chocado mucho. Yo de la Copa del Rey tengo otra sensación. Por los pitos, esto para mí es imperdonable, no lo comparto, para mí es muy difícil. Las finales de Copa eran las noches más bonitas que he vivido como futbolista, entonces no lo puedo entender”.

Sin duda resulta curioso que manifieste esto alguien que como Schuster jugó en el FC Barcelona, equipo que siempre ha mostrado su tendencia independentista y que incluso llegó a negarse a jugar la vuelta de unas semifinales de Copa ante el Atlético de Madrid, que en la ida le venció por 3-0 alegando falta de jugadores. Afición la azlgrana que se ha caracterizado por pitar le himno de España, y ahí están las dos finales ante el Sevilla como botón de muestra.

Igual Schuster no tiene admiración o respeto a la Real Sociedad o Atlético de Madrid porque en aquellos años suyos en España, los dos equipos vascos ganaron cuatro Ligas consecutivas, dos de la mano de Alberto Ormaechea para la Real Sociedad, y dos para el Athletic de Javier Clemente. El centrocampista germano demuestra una gran torpeza con sus declaraciones. Evidentemente está genial decir lo que se piensa, algo poco habitual en esta sociedad actual, pero claro, siempre y cuando esto vaya acompañado de parcialidad, y si dice que no le gusta que los dos equipos vascos jueguen como ha apuntado por ese motivo, que incluya también a su ex equipo, líder en pitadas del Himno español así como esteladas al viento señor Schuster.

Y puestos a hablar, recordar y tirar de hemeroteca, quien no debería jugar una final de Copa es quien tras perder, forma una tangana vergonzosa como aquella protagonizada curiosamente por el Athletic y aquel Barcelona de Schuster y Maradona que acabó con uno a cero para los bilbaínos. Futbolistas que protagonizan imágenes tan lamentables y que forman parte de la historia más fea de este Trofeo con historia como la Copa del Rey.

Así que cuando hable, hágalo como hizo siempre pero sin que ese odio acumulado en su cuerpo de genial futbolista le juegue una mala pasada. Y ya puestos a decir lo que uno piensa: ¿Quién coño es Schuster para decir quien debe jugar una final o no después de que dos equipos de gran historia como Real Sociedad y Athletic se hayan ganado un puesto en la misma? Le ha faltado usted el respeto a dos clubes centenarios y de prestigio como la Real Sociedad y el Athletic Club de Bilbao, a sus ejemplares aficiones y al fútbol español. Bernardo, un poquito de por favor.

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: El Periódico y Number 1 Sport 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn