Real Madrid -0- Real Betis -0- Punto de oro para el Betis para reforzar su identidad ante el derbi

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Punto de oro para el Real Betis, de los importantes ante un Madrid que dejaba escapar el liderato y que sirve para reforzar la moral de los verdiblancos y Rubí a puertas del gran derbi sevillano.

REAL MADRID: Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Mendy, Casemiro, Kroos, Modric, Rodrygo (Vinicius Júnior, minuto 64), Hazard y Benzema (Jovic, minuto 83).

REAL BETIS: Joel Robles, Emerson, Mandi, Feddal, Sidnei, Álex Moreno (Barragán, minuto 93), Bartra, Guardado, Canales, Fekir (Ismael, minuto 95) y Loren (Borja Iglesias, minuto 73).

ÁRBITRO: Sánchez Martínez, murciano. Amarillas para Bartra, Casemiro, Joel Robles, Feddal, Mendy y Guardado.

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Joel Robles.

El liderato para el Real Madrid deberá esperar, toda vez que el equipo madridista fue incapaz de vencer a un Real Betis muy serio en defensa y capaz de aguantar la presión y el empuje blanco como hacía tiempo que no se veía en un irregular equipo verdiblanco que esta vez sí estuvo a la altura para sacar renta de un campo tabú y complicadísimo como el Santiago Bernabéu.

Se vio la mejor versión defensiva del Real Betis, algo que llama poderosamente la atención ya que hasta la fecha fue su punto más débil, y ante un Madrid que aspiraba a colocarse líder tras el sorprendente pinchazo del FC Barcelona en Levante. Los de Zidane lo intentaron hasta el último suspiro del partido pero sin esa calidad de equipo grande que le hace marcar diferencias. Faltó consistencia y el Madrid lo pagó dejando escapar dos puntos del Bernabéu y demostrando una vez más que no atraviesa su mejor momento.

Los de Zidane llegaban tras lograr dos victorias consecutivas y con todo a su favor ya que el Real Betis no estaba en su mejor momento pese a esa victoria in extremis ante el Celta que le había dado un poco de respiro a Rubí. El Madrid comenzó bien y todo apuntaba a que se llevaría la victoria pero se fue perdiendo a medida que fueron avanzando los minutos.

Es cierto que el Madrid fue de más a menos, tanto como que esa pérdida de fuelle fuera por culpa de un Betis serio, disciplinado, compacto y con una imagen distintas a las anteriores. Al Madrid le pudo la presión de saber que tras el empate del Atlético y la derrota del Barça podía ser el nuevo líder, pero ni por esas, principalmente porque este Madrid no es aquel del famoso miedo escénico y que encerraba a sus rivales en el Bernabéu.

 La ocasión más clara fue con el tanto de Hazard que partió en posición anti reglamentaria, de ahí que se pidiera la ayuda del VAR que deshizo la duda invalidando un gol que nunca subió al marcador.  El Betis respiraba y el Madrid, consciente de los minutos que restaban por delante sabía que no tendría problemas, pero nada que ver con lo que fue ocurriendo con el transcurrir de los minutos.

Y cuando estaba cerca de cambiar el empate inicial surgía la figura del meta verdiblanco Joel Robles que se reivindicó en la mejor plaza posible, el Bernabéu. El portero tuvo intervenciones dignas de mención, cerrando ese partido soñado por todo guardameta y dejando su puerta a cero, desviando un remate de Benzema, otro de Modric…

Rubí veía como su equipo hacía lo que pidió antes de salir de la caseta, mantener la máxima tensión en todo momento. La presión blanca fue bajando porque los de Zidane veían que no era tan fácil como habían imaginado. Rubí sabía lo que se jugaba, de ahí el entramado defensivo de principio a fin, algo que podrá gustar más o menos pero que en este caso era más que necesario especialmente por el transcurrir de los verdiblancos en este inicio de competición.

Canales, en su regreso al Bernabéu tomaba el mando y avisaba de que el Betis no estaba allí de invitado, equilibrando el choque y metiendo cada vez más al Betis en el encuentro. Comenzaban la alternancia de ocasiones, primero Sergio Ramos, respondió Loren con la escuadra como principal enemigo, y aparecían otra vez los grandes protagonistas de un empate a cero, Courtuois y Joel Robles, éste último junto a Rubí, el hombre del partido.

Un mundo separaba a Madrid y Betis antes de este partido y un mundo les unió este sábado, a dos equipos que no atraviesan su mejor momento, algo que por otra parte también apareció. Antes del final, el tesón blanco invitó a su afición a otro de los milagros del Bernabéu pero esta vez no apareció el salvador Ramos o el certero Benzema para cambiar la historia de un partido que ya tenía su guión cerrado. Al final, reparto de puntos, que en el caso de los madridistas le impide acceder al liderato y en el de los verdiblancos le da aire puro a Rubí antes de la llegada del gran derbi sevillano de esta próxima semana.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Diario Madridista

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn