David Ruiz

Real Madrid 2 – 1 Sevilla FC – La historia de siempre

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El Sevilla FC perdió con dignidad en el Santiago Bernabéu y vio de nuevo cómo el VAR le anulaba un gol a Luuk De Jong por falta dudosa de Gudelj a Militiao. La acción fue decisiva y determinó el resultado de un encuentro que el Real Madrid iba a manejar mejor en la segunda mitad.

REAL MADRID: Courtois, Carvajal, Militão, Varane, Kroos, Modric, Marcelo (Mendy, m. 70), Casemiro, Lucas Vázquez, Jovic (Benzema, m. 61) y Rodrygo (Vinicius).

SEVILLA FC: Vaclik, Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón, Gudelj, Fernando, Banega (Rony Lopes, m. 80), Vázquez (Óliver Torres, m. 74), Munir (En-Nesyri, m. 65) y De Jong.

GOLES: 1-0, m. 57: Casemiro. 1-1, m. 63: De Jong. 2-1, m. 69: Casemiro.

ÁRBITRO: González Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Modric, Casemiro y Banega

INCIDENCIAS: Estadio Santiago Bernabeu ante 75.000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Luuk De Jong

Jugó mejor que otros años, plantó cara, pero volvió a perder. Y esta vez por una acción determinante que lo cambió todo: gol anulado a Luuk de Jong por falta previa que el VAR y el colegiado Martínez Munuera determinaron. Hubo dos encuentros, desde esa jugada y hasta esa jugada, y en ambos el Sevilla se mantuvo de pie en el partido ante un Real Madrid más apático de lo habitual.

Lopetegui cambió de dibujo para salir a mandar en el Bernabéu y lo cierto es que su equipo respondió bien a ese 4-2-3-1 con Fernando y Gudel en el doble pivote y Banega más adelantado. El Sevilla estuvo cómodo e incluso tuvo tramos donde dominó, a pesar de que el potencial ofensivo del Real Madrid, hoy menos efectista por los nombres de los titulares, siempre estaba presente.

A los 15 minutos iba a tener lugar la jugada que iba a acabar haciendo que la historia se repitiera. Córner botado por Banega que remataba a gol desde el segundo palo Luuk de Jong. El sevillismo celebró ingenuo el tanto, inconsciente de que en el Santiago Bernabéu el VAR mira cada gol en contra con lupa. Y así sería. Martínez Munuera revisaba la acción y entendía falta previa por pantalla de Gudelj a Militao.

La acción, que es intepretativa pero que no suele aplicarse en contra del infractor, perjudicaba a un Sevilla que, asombrado, no creía lo que acababa de pasar. Gol anulado por un bloqueo más que usado por los equipos en las acciones a balón parado. Respiraba el Bernabéu, que veía como se libraba de un buen comienzo del equipo rival que podía haber acabado en mayor castigo.

Con todo, el Sevilla aguantó bien la primera mitad, con dignidad, solidario y atacando bien cuando le tocaba. Lo iba a volver a hacer en los primeros minutos de la segunda, aunque ahí el Madrid ya había empezado a carburar más en ataque, a juntar a más hombres y tener posesiones ofensivas de mayor calidad. En una genialidad de Jovic y Casemiro se abriría el marcador.

Un taconazo del serbio dejaba en el área a Casemiro para que el brasileño definiera a la perfección. Algo en la mente del sevillista decía «estaba claro que esto iba a pasar» y es que cuando la historia se repite tantos años, uno tiende a adivinar el devenir. Pero, sorprendentemente y de forma diferente a otras temporadas, el Sevilla no iba a tirar la toalla.

Luuk de Jong, que completó uno de sus mejores partidos como sevillista, aprovecharía un rechace en el área a un balón dividido entre Munir y Varane para irse de su marca y disparar al palo largo. Soberbio golazo que enmudecía el templo merengue. El sevillismo, experimentado ya en estos lares, esperó a la decisión del VAR, que volvió a revisar lo irrevisable para, finalmente, dar gol.

Pero poco le iba a durar la alegría al Sevilla, una alegría merecida, todo hay que decirlo. Porque los de Lopetegui estaban interpretando bien lo que pedía el partido, pero se iban a encontrar con un buen centro de Carvajal y un despiste en la marca para que Casemiro, bigoleador en la tarde de hoy, anotara el segundo tanto. Otra vez a remar cuesta arriba.

El tanto no fue tan bien digerido por el Sevilla y Zidane corrigió bien a los suyos para que los blancos no pasaran muchos apuros. Debutó En-Nesyri y dispuso de una ocasión inmejorable con un disparo desde fuera del área que se marchó por poco. No hubo mucho más destacado en clave sevillista en esos minutos, que ya fue dominado por la red madridista hasta el término final.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: SEVILLA FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn