Diarios de Fútbol: “Swansea, donde el balón es redondo”

Escrito por Number 1 Sport. Creado en Los Blogs opinan

Tagged:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Captura de pantalla 2013-02-25 a las 13.04.31

DIARIOS DE FÚTBOL: “Swansea, donde el balón es redondo”. Por Borja Barba.

Dicen que cualquier niño galés sabe que el bote bueno de un balón de rugby es el tercero. El oval empieza a rodar, es un decir, en su clásica trayectoria confusa y aparentemente anárquica, como si tuviese vida propia y quisiera despistar a cualquiera que intentase echarle mano. Los rebotes desacompasados hacen bastante complicado agarrar un balón de rugby en libertad… para todo aquel que no sepa que el momento de atraparlo es justo cuando va a pegar su tercer bote, elevándose ligeramente del suelo en una trayectoria más lógica. En el País de Gales, los niños saben esas cosas porque el rugby es su deporte nacional. Pero en Swansea parece haberse alterado el rumbo de la tradición. En Swansea los niños ya no solo se inclinan más por el balón perfectamente redondo antes que por el ovalado. En Swansea, y desde hace algunos años, los niños se han olvidado de patear lo más fuerte y lejos posible el balón. Ahora prefieren jugarlo, rasarlo y controlar su fuerza cada vez que lo golpean. Es lo que ven cada fin de semana.

Cuentan que todo empezó con John Benjamin Toshack. La historia de su Swansea y la espectacular carrera de ascensos que protagonizara allá a principios de la década de los años ochenta (ascendiendo tres categorías en cuatro temporadas hasta alcanzar el máximo nivel del fútbol inglés en aquellos años previos a la actual Premier League) es ya historia del fútbol. JB no entregó el testigo directamente a Roberto Martínez, pero sí que posibilitó su llegada al club del cisne cuando, como máxima autoridad del fútbol local, fue cuestionado acerca de su manager ideal para el equipo tras una incomprensible trayectoria de veintitrés entrenadores en veinticuatro años. El club apostaba con la llegada del español por un estilo concreto y bien definido. Un estilo que lo llevó a ascender desde la League One hasta la Premier League y que hoy, seis temporadas más tarde, lo ha llevado a conquistar la Copa de la Liga, el primer título de su centenaria historia, de la mano de Michael Laudrup.

El Swansea City es ya el Spanish Swansea. Lo es por Pablo HernándezChico y Rangel, pero lo es también por el respetado legado del hoy técnico del Wigan Roberto Martínez. Y Michu, siempre Michu. El hombre que en verano había supuesto una fantástica operación de venta para el Rayo por dos millones y medio de euros y que hoy, apenas seis meses después, se ha convertido en una insultante ganga y en objeto de deseo de los clubes más poderosos de Inglaterra. El futbolista sobre el que losSwans de Laudrup han edificado una temporada que raya en el sobresaliente. El cisne más esbelto, vistoso y elegante de todo el Liberty Stadium, ese estanque donde el balón rueda rasando el césped y donde no hace falta esperar a que bote tres veces.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn