Juventus -1- Real Madrid -4- Cristiano Ronaldo muestra al mundo quién es el Rey de Europa

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Nuestros números 1

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Aplastante victoria del Real Madrid ante la Juventus (4-1) que deja en las arcas del club la décimo segunda Champions League para un Madrid que sigue agrandando su historia. Año para enmarcar.

JUVENTUS: Buffon; Barzagli (Cuadrado, min.65), Bonucci, Chiellini; Alves, Pjani (Marchisio, min.71), Khedira, Sandro; Dybala (Lemina, min77), Higuaín y Mandzukic.

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos (Morata, min.89), Isco (Asensio, min.82); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, min.77).

GOLES: 0-1, minuto 20. Cristiano Ronaldo. 1-1, minuto 27. Mandzukic. 1-2, minuto 61. Casemiro. 1-3, minuto 64. Cristiano Ronaldo. 1-4, minuto 90. Asensio.

ÁRBITRO: Felix Brych (ALE). Amonestó a Dybala (min.12), Sandro (min.70), por la Juventus, y a Ramos (min.31) , Carvajal (min.42), Kroos (min.53), por el Real Madrid. Expulsó a Cuadrado por doble amonestación en el minuto 84.

ESTADIO: Millennium de Cardiff.

NUMBER 1 DEL PARTIDO: Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid volvió a hacer historia, a agrandar el curriculum de un club que guste o no, siempre está ahí. De un equipo de leyenda, que sumó con la victoria ante la Juventus su décimo segunda Champions League, Copa de Europa, máxima distinción a nivel de clubes o como les quieran ustedes llamar. Lo cierto es que el Madrid volvió a ser el equipo poderoso, especialmente en una segunda mitad arrolladora y ante una Juve, que pese a la derrota encajado no debemos dejar pasar el buen año completado y la grandeza con la que llegó a la gran final.

Pero vayamos por partes. El encuentro tuvo dos tiempos bien distintos divididos curiosamente con las dos mitades. De uno, el primer tiempo donde se vio dos equipos muy compactos y en igualdad de condiciones, con un Madrid que daba primero por medio de Cristiano Ronaldo, el héroe del partido, y que parecía noquearía a los italianos, pero no fue así. Porque los transalpinos se hicieron así mismos, fieles a su carácter, y apenas siete minutos más tarde empataba por medio de Mandzukic, en un tanto en el que Keylor Navas pudo hacer algo más.

Volvía a estar todo como al principio, con un empate, y dos equipos parejos, con llegada pero sin inquietar en exceso la meta rival. Demasiado respeto tras mostrar cada uno sus credenciales con dos de sus futbolistas más representativos. Con el empate a uno se llegaba al descanso pensando que las fuerzas seguirían igualadas pero con un partido muy distinto en esta segunda mitad. Porque el Madrid no sólo salió, sino que arrolló desde que regresaba al terreno de juego.

Con un fútbol directo, y con una mentalidad clara de que había que salir a arrollar y eso es lo que hizo. La Juve no se creía lo que veía, el Madrid llegaba liderado por Kross, el empuje de Casemiro, y un Cristiano Ronaldo que esta vez sí estuvo a la altura de la gran cita, no sólo por los dos goles, sino por el gran trabajo que hizo para el equipo desde el minuto 1 hasta el 94 en el que sonó el deseado pitido final.

El Madrid podrá gustar más o menos, eso es cuestión de gustos, pero lo que nadie podrá negar es que es el digno vencedor de esta Champions League, la décimo segunda para un equipo que sigue agrandando su historia y rompiendo récords, ya que es la primera vez que, desde la denominación de Champions League, que un equipo la gana dos veces de forma consecutiva.

Ahora habrá que hacer análisis de lo ocurrido, de porqué el Madrid fue tan superior a la Juve, si Buffon merecía la triple corona para poder optar a un balón de oro para el que en esta final, sin duda el mejor escaparate posible, el luso Cristiano Ronaldo ha presentado su mejor candidatura, añadiendo a su tarjeta de presentación el ser el máximo realizador tras los dos goles de la final, que incluso pudo ser uno más… Y mención especial para Marcelo, vaya futbolista completo.

En la Juve se echó de menos a Higuaín, inédito en el partido, bien porque no estuvo, o porque el Madrid también jugó sus armas en defensa. Se esperaba más de los italianos, que no fueron ese equipo serio atrás y capaz de matarte a la contra gracias al potencial ofensivo, pero cuando enfrente tienes una máquina de jugar al fútbol como la que ha sido el Madrid poco más se puede hacer que sentarse y… disfrutar.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Fotos: Goal y Televisa 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn