Iker Casillas, 20 años de una Leyenda

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Nuestros números 1, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Era un niño, con 18 años recién cumplidos, que comenzaba a formar parte del mundo de los mayores debido a la lesión del alemán Bodo Illgner. Desde aquella tarde de San Mamés han pasado ya 20 años y mucho recorrido: un palmarés envidiable y un aviso de ese corazón que tanto ha dado.

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Tratándose de un grande como Iker Casillas, su debut no podía ser en otro sitio que en San Mamés, La Catedral, cuando con apenas 18 años ocupó la portería del Real Madrid por decisión de su entrenador John Benjamín Toshack, al estar lesionado el alemán Bodo Illgner. Era un 12 de septiembre de 1999, desde entonces han pasado ya 20 años del nacimiento de una Leyenda.

Un fecha muy especial para el guardameta y una fecha importantísima para el fútbol español, la fecha del nacimiento en la élite del que ha sido gran referente de la portería española entrando en ese elenco de metas importantísimos como Ricardo Zamora, Iríbar, Arconada… Al hablar de esa fecha, Iker Casillas la recuerda «de muchos nervios y emociones. El día que tuve la suerte de debutar como profesional del fútbol en el equipo más grande que existe».

Una experiencia con el primer equipo que no era nueva para el guardameta, no en vano, con apenas 16 años ya había viajado con el primer equipo en un partido de la Champions League. Estaba en el colegio cuando recibió la llamada para que se desplazara al aeropuerto para viajar con el primer equipo. Porque Iker, pese a su juventud no era un desconocido para Toshack; el galés se lo había llevado a la pretemporada y sabía las virtudes del joven guardameta que era habitual en los escalafones inferiores de la selección española.

Nacía de esta forma una Leyenda, la de Iker Casillas, el hombre récord, la friolera de 725 partidos oficiales con el Real Madrid con el que ganó cinco Ligas, dos Copas del Rey, cuatro Supercopas de España, tres Champions League, dos Intercontinentales, un Mundial de Clubes y dos Supercopas de Europa. A lo que hay que sumar una Liga y una Supercopa con el Oporto, donde llegó tras su salida por la puerta de atrás del Real Madrid, club que no supo despedirle como alguien de su grandeza merecía.

Pero el meta no alzó la voz, se mantuvo en silencio porque entendía que no debía manchar la imagen del equipo blanco pese a pesar del poco estilo mostrado en su despedida por el presidente Florentino Pérez aquel mes de julio de 2015. Grande de España, de Europa y del Mundo, y ahí queda su brillante curriculum como portero y capitán de la selección española.

Dos Eurocopas y un Mundial levantadas para toda España, con esa imagen que quedará grabada para la posteridad en las retinas de todos los españoles que ese día nos disfrazamos de Iker Casillas para alzar al cielo esa Copa tan soñada como deseada que convertía a España, la Roja, en la mejor selección del mundo. En estos 20 años de trayectoria también fue elegido mejor portero del mundo en cinco ocasiones, seis nominaciones al Balón de Oro y cinco en el XI Mundial FIFA/FIFPRO. Y un Zamora en el año 2008 como portero menos goleado de la Liga española.

Todo esto en un niño que se hizo hombre con apenas 18 años y que nos enseñó que los pequeños también pueden ser grandes. Iker Casillas pasó de jugar en Tercera a hacerlo en Primera división. El inicio de una carrera envidiable, 20 años de una brillante trayectoria deportiva, de imágenes para enmarcar, Iker alzando la Copa del Mundo, la de la Eurocopa de Naciones, la de aquella parada a Robben en la final del Mundial, la de Perotti en un Sevilla-Madrid, la de Glasgow… y así podríamos seguir días y días recordando esos vuelos imposibles de un mito como Iker Casillas.

Así, parada tras parada, hasta que el 1 de mayo de 2019 se parara su corazón al sufrir un infarto durante un entrenamiento con su equipo, el Oporto. Ese día, en cierta forma se nos parte también un poco a cada uno de los que admiramos a Iker Casillas, una noticia que no podíamos creer. En su haber, 156 partidos como portero del Oporto en los que encajó 116 goles y dejó su portería a cero en 74 ocasiones.

Veinte años después de pasar de los campos de tierra a los de césped de la élite del fútbol, de convertirse en todo un símbolo del Real Madrid y la selección española, y en una de las grandes Leyendas de nuestro fútbol. Veinte años de sencillez, de humildad, de esas virtudes tan importantes en cualquier faceta de la vida y que han sido vitales en la trayectoria de Iker Casillas, el portero de España, el portero de todos. El gran Number 1.

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Fotos: La Verdad y CNN Español

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn