La ‘golfada’ del Madrid y Lopetegui le cuesta el Mundial al seleccionador

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Decía mi santa madre que las cosas hay dos formas de hacerlas: bien o mal. Y así ha sido toda la vida. El Madrid y Julen Lopetegui eligieron el camino del mal y la RFEF ha actuado correctamente.

Felicidades Luis Miguel Rubiales, con autoridad y cortando de raíz un cáncer que había entrado en la selección a escasos días del debut en el Mundial de Rusia 2018. Porque como les decía, hay dos formas de hacer las cosas y ambas cuestan lo mismo. Entonces ¿porqué escoger el camino incorrecto si el correcto nos llevaría al mismo sitio? Porque es hasta entendible si me apuran que Julen Lopetegui quiera irse al Real Madrid, pero como todo hay formas y formas…

Y las empleadas por el ya ex seleccionador español y por el Real Madrid no son las más apropiadas por diversos puntos. Vayamos por partes. Comenzando por el equipo blanco, está claro que necesitaba entrenador y había tocado casi todos los frentes para suplir la inesperada marcha de Zinedine Zidane, y tras la negativa del número 1, el 2, el 3, el 4 y así sucesivamente se ha acordado a puertas del Mundial de Rusia del seleccionador español, sí del técnico de España. Vaya gesto de desestabilizar a la selección de su país señor Florentino Pérez.

Porque puede, si me apura hasta ficharlo, a pesar de que el seleccionador acababa de renovar con la Real Federación Española de Fútbol, pero anunciar al presidente de la Federación apenas cinco minutos antes de hacerlo oficial de que se va su seleccionador es un gesto feo y poco acorde con esa clase que vende una institución como el Real Madrid. Es más, ya que lo ha fichado, apure usted y Lopetegui hasta que termine el Mundial de Rusia o en su defecto hasta que caiga eliminada España. ¿Tan complicado era?

Y vayamos con el gran culpable de esta historia, Julen Lopetegui. Es lícito y hasta comprensible que quiera entrenar al Real Madrid, porque además le pagarán más que en la selección española, y ya sabemos aquello de poderoso amigo don dinero, pero anunciarlo a tres días del debut de España en el Mundial no tiene nombre, y personalmente me parece que pierde todo el crédito de cara al futuro para cualquier equipo que lo firma, que tendrá que estar muy pendiente por que si se lo hizo a España se lo puede hacer a cualquiera.

A ello hay que añadir que aunque ahora venderán que firman al mejor entrenador, ha quedado claro que no era la primera opción y tras la negativa de Pochettino y todos los que salieron después, la única opción para mantener el tipo era el seleccionador español, es decir, Julen eres un apaño y nunca has sido el elegido por el que desde ya es tu presidente. Un presidente que con esta acción queda retratado, al jugar con las ilusiones de muchos españoles en este Mundial de Rusia, porque incidimos en que se podría haber anunciado el fichaje tras el Mundial.

Florentino se equivoca, Julen tres cuartos de lo mismo, y a ver si en diciembre sigue estando al frente del Real Madrid. El tiempo dirá, pero ahí queda su paso por el Oporto, que siendo un grande, nada tiene que ver con el Real Madrid, y su escasa experiencia en clubes. Y más sabiendo lo que es la presión del Real Madrid. Nada como echar la vista atrás y ver como se cargó el ‘todopoderoso’ Flo a Rafa Benítez, técnico serio y con un curriculum y trayectoria envidiable.

No es normal llegar a una cita reina como es un Mundial de fútbol con una convocatoria hecha a su imagen y semejanza para ahora irse por la puerta de atrás. Sí, le echan, pero lo hacen por su espantada al Madrid, algo que debería tener sus consecuencias, y el presidente de la RFEF ha tomado sin duda la que es la más aplaudida y esperada por todos los aficionados del fútbol español.

Pero como siempre, todo lo negativo tiene una lectura, una parte positiva y en este caso se llama Luis Miguel Rubiales, o lo que es lo mismo, el recientemente estrenado Presidente de la Real Federación Española de Fútbol que ha demostrado tener capacidad de reacción. Primero al tener una postura serena al enterarse de la deslealtad y traición de Julen Lopetegui, al que poco antes de partir hacia Rusia estrechó su mano en esa renovación de su contrato como seleccionador español. Decía mi padre que cuando alguien da la mano, da su palabra amigo Julen…

El presidente de la RFEF sale reforzado con su forma de actuar en este peliagudo tema de la marcha de Lopetegui al Madrid, Primero por esa postura señorial de la que hablamos, dejando a la Federación en el lugar que merece y le corresponde en estos nuevos tiempos, y de otro por la rápida acción, quitando el caramelo del Mundial a Lopetegui que encima pensaría que seguiría con los nuestros tras dejar a España tirada por irse al Real Madrid.

Chapeau a Rubiales por la transparencia y sinceridad en sus declaraciones, dejando claro cuál fue, es y será la situación y acciones que se harán para que España no quede mermada. Porque el Real Madrid y Lopetegui han actuado a espaldas de la Federación como reconoce el propio Rubiales. “Ha ocurrido sin ninguna información a la RFEF apenas a cinco minutos de una nota de prensa. No se pueden hacer así las cosas y menos a cinco minutos antes del anuncio. No puede ser que Lopetegui se haya mantenido al margen de esta manera hasta cinco minutos antes”.

Su reacción fue rápida. “Me enteré cinco minutos antes del anuncio. Estaba en Moscú y tuve que reaccionar. Sé que habrá críticas, pero los valores de la Federación están por encima. En ningún caso hemos estado informados hasta cinco minutos antes del comunicado. Hierro no sabía nada y no tiene responsabilidad alguna. Pedí que no se hiciera público, pero ya fue imposible.

Y ahí queda el mensaje para el ya ex seleccionador. “Las formas y cómo se hacen las cosas es importante. Y la Federación no puede enterarse de algo hasta cinco minutos antes de que pase. Haga lo que haga va a haber crítica. LA RFEF no puede permanecer al margen de la negociación de uno de sus trabajadores y enterarse cinco minutos antes del comunicado. Nos hemos visto obligados a actuar”.

Conclusión. El Real Madrid traiciona a su selección a puertas de un Mundial. Julen Lopetegui, es su cómplice y ejecutor. Y Luis Miguel Rubiales actúa con rapidez y nos enseña que en la Real Federación Española de Fútbol se hacen las cosas con criterio y se defienden los intereses de la Federación no permitiendo que siga un trabajador que prefiere ir a un club, por mucho Real Madrid que sea, antes que apostar por un Mundial y una España que sí apostó por él.

Fernando Hierro, horas después de la destitución de Julen Lopetegui tras hacerse público su fichaje por el Real Madrid, se convierte en seleccionador de España para este Mundial de Rusia 2018. Está claro que con Rubiales, España… va bien.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn