Salón Palangana: Kondogbia y el apalancamiento financiero

Escrito por Number 1 Sport. Creado en Los Blogs opinan

Tagged: ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Captura de pantalla 2013-07-30 a las 18.41.28

El título acojona, lo sé. Sin embargo, y desde la osadía de mis conocimientos nivel usuario (recuerdo, no soy economista) intentaré explicar con ejemplos de andar por casa aplicados al caso Kondogbia qué es el apalancamiento financiero y como es posible que, en ocasiones, endeudarse sea más rentable que pagar a tocateja.

Según wikipedia, el apalancamiento financiero es el término utilizado dentro de la rama financiera que hace referencia al grado en que una empresa depende de la deuda. Se deriva de utilizar endeudamiento para financiar una inversión. Esta deuda genera un coste financiero (intereses), pero si la inversión genera un ingreso mayor a los intereses a pagar, el excedente pasa a aumentar el beneficio de la empresa.

¿Ein?

No sé si recuerdan un artículo de inversiones en bolsa en el fútbol tomando como ejemplo al Ruch Chorzow.  Imagino que no, que para eso se publicó el Martes Santo y es uno de los menos vistos de la historia del Salmón. El artículo en sí va de las rentabilidades que puede ofrecer un equipo de fútbol. Y de lo que se puede perder, claro. Échenle un vistazo que me quedó muy bonito.

El apalancamiento financiero es pedir dinero para invertir en activos. Sin más. Una sociedad que depende mucho del apalancamiento es aquella que ha invertido mucho con unos préstamos pendientes de pago. Esto, en principio, puede parecer malo. Pero veremos como no siempre es así porque en el fondo depende de la rentabilidad de la inversión. Veamos un par de ejemplos con la película ésta del equipo polaco que, dependiendo el momento en que se invirtiese, generó apalancamiento financiero positivo o negativo.

El ejemplo que allí reza es el siguiente:

– Señor A: compró a principios de 2011 (acciones a 1,6) y vendió al señor B en julio de ese mismo año (acciones a 3).

Casi dobló su inversión. Con 10.000 euros, a 1,6, compró 6.250 acciones. Esas 6.250 acciones, vendidas a 3 euros le supusieron 18.750 euros. Es decir: en medio año ganó un 87,5% (8.750 euros). De fiesta gorda con Flavio Bibratore y Giulio Vera.

– El señor B compró en julio de 2011 esas 6.250 acciones a 3 euros, invirtiendo esos 18.750 euros. En el día del padre de 2012, vio que las acciones cotizaban a 1,7 pero aguantó el tirón y no vendió. En cambio, en el día del padre de 2013 se hartó del puñetero Ruch y vendió todo al señor C. Teniendo en cuenta que cotizaban a 0,34, ha conseguido 2.125 euros. Ha perdido cerca del 90% de su inversión. Al señor B se le ha puesto una cara de chipriota horrorosa.

El ejemplo está planteado como si los 10.000 euros de compra se hiciera con fondos propios, es decir, con el dinero ahorrado. El señor A tuvo una rentabilidad positiva de 87,5% como vimos y el B una negativa del 90%.

Pero demos un paso más. Imaginemos que ese señor sólo tenía en principio 2.000 euros, pidiendo los 8.000 restantes al banco. A los 6 meses vendió, como hemos visto por 18.750 euros. Cancela el préstamo de los 8.000 + 400 euros por intereses (por decir algo), por lo que le quedan 10.350 euros limpios. Es decir, sobre 2.000 euros que tenía, ahora tiene 10.350, lo que supone que su rentabilidad no fue del 87,5% sino del 517,5%. Apalancamiento financiero positivo de libro, al igual que el del señor B, en un caso similar, es un apalancamiento financiero negativo claro

Y ahora, vamos al caso Kondogbia, con advertencia previa. Una muestra más de que la línea independiente de este blog la tienen con este artículo. Le he arreado fuerte y flojo en varias ocasiones al uso de los Fondos de Inversión en el fútbol, como por ejemplo aquí. En cambio, en el post de hoy vemos a ver una vertiente positiva de los mismos. Tras este excusatio non petita, sigo.

Para fichar a Rusescu, el Sevilla no ha necesitado apalancamiento financiero ya que ha pagado del tirón usando el dinero de la caja. Pero para fichar a Kondogbia sí tuvo que utilizar esta figura, pidiendo prestado para invertir. El Sevilla ha usado a Doyen como apalancamiento financiero ¿Cómo ha sido el apalancamiento financiero proporcionado por Doyen? Porque se escucha a gente decir que hubiéramos ganado más comprando nosotros sólo al futbolista. ¿Eso es así realmente? ¿Hubiera sido más rentable hacer la operación tipo Rusescu?

Veamos como pudo ser la operación (sin apalancamiento) y como ha sido (con). El futbolista sale del Lens el pasado verano por 3 millones de euros. Parece ser que el pago lo financia Doyen Group, consensuándose entre el grupo inversor y el Sevilla que se comparte la propiedad (y la ganancia en una venta) al 50%, y que el 50% que debe pagar el Sevilla (1,5) lo hará posteriormente. A partir de una oferta de 6 millones, el Sevilla tiene, o una especie de derecho de tanteo por el que puede comprar la mitad del pase, o que aceptar la oferta y embolsarse el 50% del traspaso.

La historia se podía haber escrito de dos formas. Las llamaremos A) y B).

Opción A): El Sevilla hubiera pagado al Lens los 3 millones por Kondogbia. Con la venta por 15, hubiera ganado 12 kilos.

Opción B): La operación tal y como se hizo. El futbolista costó 3, pero el Sevilla ni tuvo que abonar nada en su día ni ha pagado todavía nada del principal (sí intereses, imagino, porque la tonta no será tonta). Si el futbolista se vende, tiene que pagar en estos momentos los 1,5 millones de principal que tiene pendiente y el 50% de la venta es para cada una de las partes.

Con la opción A) -compra del activo con dinero propio y posterior venta- el traspaso por 15 millones supone un 400% de rentabilidad de lo invertido. Sobre 3 que invertiste, ganas 12 limpios, es decir, un 400% de lo invertido. Una barbaridad

Y con la opción B), con el apalancamiento financiero proporcionado por Doyen, la rentabilidad es exactamente la misma. Si el Sevilla sólo ha invertido en el futbolista 1,5, al ser la venta por 15 millones y llevarse la mitad, una vez deducido el pago pendiente, tenemos que se lleva 6 kilos limpios. Por tanto, la rentabilidad sigue siendo del 400% (6 es el 400% de 1,5). En realidad no podía ser de otra forma al ser los porcentajes de compra y venta similares (del 50%).

Por tanto, hacer la operación vía financiera estimo que no ha estado mal ya que tenemos un apalancamiento financiero positivo “implícito” (el término me lo acabo de inventar) en el sentido de que ganamos lo mismo porcentualmente que si lo hubiésemos pagado al contado (un 400%), pero con un riesgo mucho menor al haber invertido mucho menos dinero en la operación inicial. La contrapartida, claro está, es que ganamos en líquido menos. Pero esto es como todo: cuantos más décimos de lotería compres, más posibilidades hay de ganar el gordo, al igual que pierdes más dinero si no te toca.

A estos efectos, no incluyo (aunque debería) los intereses a pagar a Doyen. Primero porque no sé cuál es el porcentaje pactado entre el prestamista y el Sevilla y segundo porque, digamos, lo compenso -junto con la ficha que se le paga al francés- con el hecho de que el futbolista haya jugado aquí una temporada. Equiparemos los intereses al “coste de cesión” por un año y aquí paz y después gloria. Sé que es una cuenta un poco bizarra, pero no encuentro otra forma de hacerlo.

¿Y si compramos la mitad del pase?, preguntan algunos Porque por ese derecho de tanteo, podemos hacerlo. Si es verdad la oferta de 15 kilos, le pagamos los 7,5 millones a Doyen + el 1,5 pendiente y el futbolista es 100% nuestro por 9 millones. Vendiéndolo por más de 15, además de dejar de pagar intereses, ya le ganaríamos dinero. Sin embargo, para obtener el mismo 400% de rentabilidad, tendríamos que vender por 36 millones.

Mi opinión es que, aunque el futbolista viene de cañón y su valor de mercado puede estar por encima de 15 millones, el Sevilla no va a ejercer el tanteo. Pero eso ya mejor lo hablamos en su caso vía comentarios, al entrar la cuestión de lleno en el plano de la opinión. Sólo decir que veremos cómo termina la operación, pero me da en la nariz que hay más ganas de vender el piso que Real interés por comprarlo.

salmonpalangana.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn