Sergio Rico: Un gigante en construcción

Escrito por Chema Salas. Creado en Entrevistas, Sevilla FC

Tagged: , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Se llama Sergio Rico González (Sevilla, 01-09-93) Desde pequeño tiene dos casas… Una en Montequinto donde vive y otra, muy cerquita, donde trabaja duro: la Ciudad deportiva Cisneros Palacios. Campeón de campeones en categoría juvenil, comienza su andadura en el filial nervionense y con el de la semana pasada, son ya varios los entrenamientos en los que ha hecho portería con un ídolo de su infancia: Andrés Palop Cervera.


Sergio Rico es sevillista desde la cuna. Es el menor de cuatro hermanos (dos chicas y dos chicos). Empezó en el futbol por amor a este deporte y por su hermano, que hizo sus “pinitos” como futbolista.
Considera de vital importancia continuar con sus estudios ya que sabe que esta carrera deportiva es corta y que no debe aferrarse solo a ella.
Por sus cualidades, juventud, extraordinaria proyección e impresionante físico (1,93m) es un portero a tener muy en cuenta: Una “perla” de la prolífica cantera blanca.
Tiene claro que solo con trabajo y formación, se llega al éxito.

Sergio Rico. “Un gigante en construcción”.

Sergio, siendo sevillista, que infancia futbolera más bonita has vivido viendo a tu equipo, ¿no?
– Si, es verdad que el crecimiento del club en estos últimos años ha sido increíble. Tantos títulos…

Y el portero de esos títulos, un ídolo para ti…
– Claro, quien mejor que él, Es un referente. Es de tu mismo club, donde tú juegas…  Me fijo mucho en Palop y me llevo bastante bien con él.

Esta semana ha sido protagonista, 39 años y rindiendo al máximo nivel en la élite. Por edad, ¡podría ser tu padre! Rebosará experiencia, ¿Verdad?
– Andrés me ayuda muchísimo, tengo afinidad con él, me arropa dentro del vestuario y me da muchos consejos gracias a su experiencia: Él ha vivido en el fútbol cosas que me encantaría llegar a vivir. Le agradezco lo que hace por mí, de corazón.

Llegar a compartir vestuario con un ídolo de la infancia, pocos futbolistas lo consiguen.
Repasemos como has llegado a ello: Háblame de tus inicios en esto del balón…
– Yo empecé a los 4 años en una escuela de futbol en Montequinto, no estábamos federados. Con 7 años “Baby” Acosta y Ernesto Chao, me dijeron que si quería hacer las pruebas para el Sevilla. Y así fue, estuve un año entero entrenando lunes y viernes, por que cuando yo llegue no existía todavía la categoría “pre-benjamín”. Tuve que esperar, así, ese año y nada más cumplir la edad, me hicieron la ficha, a los 8 años, en categoría “benjamín”.

Ósea: 12 años en el Sevilla, mas de media vida, ¿con que te quedarías de todo este tiempo…?
– Vivencias hay muchísimas, pero yo resaltaría el día a día con tus compañeros: los entrenamientos, pasar tantas horas juntos… A mi me gustaba muchísimo viajar a los torneos o campeonatos que teníamos. Las concentraciones… Era una forma de empezar a vivir como si fueras, ya, un profesional. Cuando acababa la liga, siempre íbamos a algún torneo: Alemania, Francia, Portugal… Estar con tus amigos cuatro o cinco días, veinticuatro horas juntos, es muy bonito.

¿Y alguna anécdota?… No sé, de alguno de los cientos de partidos que habrás jugado….
– Uf, son tantas, (pensativo)… Recuerdo un partido en Córdoba contra el Seneca. En un “uno contra uno” que le saqué al delantero del Seneca, me pisó la mano. Era la primera parte. No le di mucha importancia, me dolía un poco, pero me encontraba bien… Acabé el partido y ganamos y… Me tuve que pegar casi dos meses sin jugar. Me hicieron la radiografía y me había roto un hueso de la mano con el pisotón. La verdad es que, en caliente, mientras jugaba, no note nada raro…

Hablabas antes de esas convivencias con amigos, tan gratificantes, pero no todo será de color de rosa… Compaginar tu vida personal, familiar, siendo un niño, con la vida en cantera, no tiene que ser fácil…
– Como bien has dicho, es bastante complicado relacionar futbol a este nivel, con tu vida normal: El día a día de colegio, familia, muchos entrenamientos… Toda la vida se lo agradeceré a mi familia: Mis padres, mis hermanos y a mi novia. Siempre han estado cuando les necesitaba y siempre me han apoyado y ayudado en todo.

Por lo que cuentas, intuyo que sigues estudiando entonces, ¿no?
– En la actualidad, entrenamos por la mañana y por las tardes estoy haciendo 2º de bachillerato, quiero terminarlo y mi idea en un futuro es hacer un grado superior. Creo que es muy importante. Como todos sabemos, la trayectoria de un futbolista es bastante corta y siempre debes tener algo para el futuro.

¿Como eras de niño, que hacías aparte del futbol?
– De chico era bastante travieso pero aplicado en los estudios. Siempre ha estado el futbol en mi vida, la verdad. Con los amigos me gustaba bajar a jugar al tenis o a otros juegos, pero lo que me llenaba cien por cien era y es el fútbol.

Y en la actualidad, ¿que te gusta?
– Ahora, debido a los entrenamientos, nosotros no podemos, pero en vacaciones, cada vez que puedo, me gusta jugar al padel. Y el cine también es una afición, me gusta bastante estar en el sofá de casa, con la familia y ver alguna película.

Recomiéndame alguna. De las últimas que hayas visto.
– La ultima ha sido “Venganza: Conexión Estambul”, ya había visto la primera parte y esta segunda también me ha gustado.

¡Ah si! Algunos compañeros tuyos de Sevilla Atlético la han recomendado en Twitter…
– Si, si, es verdad… (Risas)

Cambiamos de película. Quiero que nos cuentes, cuando comienzas a notar que tu nombre empieza a sonar con fuerza entre el sevillismo, como portero de gran proyección.


– Antes que nada, me gustaría decir, que me mantengo un poco al margen, respeto todas las opiniones, pero intento mantenerme al margen, creo que es positivo, pero bueno, parece ser que desde Cadete Andaluza ha ido sonando un poco más mi nombre y la verdad es que es un honor escucharlo en cualquier canal de televisivo o radiofónico…

Donde si que te diste a conocer y bien que lo disfrutamos todos, fue levantando, junto a tus compañeros, en Lepe, la Liga de Campeones juvenil.
– Este año atrás, en División de Honor, ha sido uno de los más bonitos de mi carrera. Hicimos un grandísimo papel en liga siendo primeros y la Liga de Campeones de Lepe creo que ha sido un campeonato para “enmarcar”. Siempre se me quedará en la memoria y la verdad es que fue una experiencia muy bonita…

Cuéntanos aquella tanda de penaltis. ¿Que se te pasa por la cabeza en esos momentos?
– Cuando van pasando los minutos y ves que ninguno de los dos equipos marca, vas sintiendo que te va a tocar a ti, esa presión: El árbitro va a pitar el final y entras tú en juego. Pero bueno, la verdad es que para los penaltis nunca he tenido muchos nervios, siempre se me han dado bien, lo hice lo mejor que pude y gracias a Dios salió como pensaba, como yo quería.

Otro de los protagonistas a parte de los jugadores, fue vuestro mister: Diego Martínez, ahora en el equipo técnico de Michel.
– Diego es un grandísimo profesional, no solo lo digo yo, lo dice todo el grupo. Era constantemente trabajo. Un trabajador nato, 24 horas al día a disposición del club y eso lo notábamos los futbolistas en los entrenamientos. Nos apretaba en todos ellos, por que nos decía que se juega como se entrena. Tanto a mí, como a mis compañeros nos ha ayudado mucho para seguir aprendiendo. Ahora sigue interesándose por nosotros…

¿Y tú, tienes contacto, con aquellos compañeros?
– Claro, hicimos un grupo bastante unido, una piña. Aquello fue clave del éxito de ese equipo. Me llevo bien con todos, los que están conmigo en el filial y los que todavía no. Aunque estemos en equipos diferentes, en la ciudad deportiva nos vemos todas las mañanas.

Dime un amigo.
– Nacho Morillo.

Esta haciendo un brillante papel en el Sevilla Atlético, con equipo nuevo y más joven, año tras año. ¿Como valoras a tu entrenador actual, Ramón Tejada?
– Ramón es un profesional de los pies a la cabeza. Te pongo un ejemplo de su dedicación: Aún teniendo colaboradores que van a esos partidos, cada vez que puede, va a ver a nuestros futuros rivales él personalmente.  Nos prepara videos, nos corrige… Nos trata como profesionales y es de agradecer, para que si algún día tenemos la oportunidad de ir con el primer equipo, no sea un salto tan grande.

Salto que, aunque no en partido oficial, si lo has dado en entrenamientos, ¿no?
– El entrenamiento del otro día con el primer equipo, gracias a Dios, no es algo nuevo para mí, ya años anteriores había estado. Por ejemplo: el año pasado y con asiduidad. Creo que es por la metodología del club, confían en la cantera y tanto los porteros como los jugadores de campo, nos vamos rotando en esos entrenamientos. Nos van probando y la verdad es que eso se agradece. Entrenar con el Sevilla y más siendo tus colores desde niño es un orgullo… Poder defender la camiseta de tu equipo…

Y anda que estar al lado de Palop y Diego López…
– Me tratan muy bien. Son una maravilla, dos porterazos, han estado ambos con la selección y es un privilegio poder trabajar con porteros de la calidad de ellos.

¿Y Michel?
– Solo tendré palabras de agradecimiento para él, por el trato y por haber contado conmigo.

¿Algo curioso que se pueda contar?
(Se lo piensa) – Bueno si, recuerdo el año pasado, en una charla que daba Michel al equipo que me pidió que yo diera una palabras… ¡Imagínate! (Risas)… Yo estaba cortadísimo, al final me echó un capote preguntándome él por mi visión del equipo.

Michel va calando, poco a poco, en el sevillismo… Se va notando lo que él quiere para su Sevilla, ¿no te parece?
– Al Sevilla se le ve que sabe a lo que juega, que tiene las ideas claras. Va a por los partidos, presiona arriba… me gusta.

¿Que sientes ante la ilusión que despierta tu proyección, tan joven como eres?
– Es una satisfacción y una responsabilidad, saber que se habla de ti. Sabes que tu trabajo esta dando sus frutos y que tienes que seguir así para poder tener la opción, algún día, de llegar al primer equipo.

Sergio, quiero agradecerte el tiempo y la atención que me has dedicado. Desearte toda la suerte del mundo en el fútbol y en la vida.
– Muchas Gracias a ti. Ha sido un placer.

Para acabar, Aquí tienes, para mandarles un mensaje a los sevillistas.
– Quiero a los aficionados pedirles que nos sigan, que esto es durante mucho tiempo, mucho trabajo de todos los que estamos en cantera.  Que nos animen, por que si lo hacen nos da fuerzas para seguir trabajando.

¿Y un deseo?
– Poder llegar a debutar en el Sánchez-Pizjuán.

Sergio Rico contesta a Chema Salas con la Torre Pelli de fondo.

El guardameta del Sevilla Atlético con Jesús Rodriguez de Moya Rey.

Sergio Rico con José Ignacio Rodríguez de Moya Conde.

Twitter: @ChemaSalas76
AGRADECIMIENTOS: A Professional Football Managers

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn